Tendencias

Home

País

Artículo

- Foto: Getty Images

aeropuertos

Piloto de reapertura de vuelos será entre Bucaramanga y Cúcuta

El aeropuerto Camilo Daza en Cúcuta y el aeropuerto Palonegro ubicado al occidente de Bucaramanga, en el municipio de Lebrija, fueron autorizados por el Ministerio del Interior para reabrir vuelos en el plan piloto.

El alcalde de Cúcuta, Jairo Yáñez, también solicitó la implementación del plan piloto de apertura de transporte aéreo de pasajeros con rutas a los terminales aéreos de Arauca y Rionegro.

El viceministro del Interior, Daniel Palacios, manifestó por medio de una carta que, una vez se cumpla con el mecanismo de coordinación con las Alcaldías de Arauca y Rionegro y los alcaldes de los municipios acepten, la entidad, en coordinación con el Ministerio de Salud, Ministerio de Transporte, y la Aeronáutica Civil, entre otros, apoyará y autorizará la implementación de los planes piloto.

Para la seguridad y tranquilidad de los usuarios, antes y después de cada vuelo, las aeronaves serán limpiadas y desinfectadas.

Lea también: Asocolclubes solicita al Gobierno reapertura de clubes sociales y deportivos

La Aeronáutica Civil de Colombia anunció que verificará en territorio la implementación de los protocolos de bioseguridad destinados a la prevención del contagio de la covid-19, para la reactivación de los vuelos nacionales e internacionales en la que avanza el país.

Desde este lunes, el director Juan Carlos Salazar comenzó las visitas en compañía de expertos y representantes de los concesionarios y operadores de aeropuertos. Los siguientes aeropuertos en ser verificados serán los de Montería, Pereira, Manizales y San Andrés y Providencia.

Los aeropuertos deberán emitir cada 20 minutos advertencias sobre el distanciamiento físico de dos metros entre las personas y el constante lavado de manos. Por medio de programas audiovisuales, tendrán que difundir las recomendaciones para la prevención de la covid-19 y el uso del tapabocas será obligatorio.

Lea también: Así es el protocolo de bioseguridad para la reapertura de iglesias

Si la infraestructura del aeropuerto lo permite, deberá contar con ventilación natural. Al aeropuerto solo podrán ingresar las personas que laboren allí y los pasajeros, y, en las salas de embarque, todas las sillas contarán con el espacio suficiente para garantizar el distanciamiento físico.

Cuando los pasajeros lleguen al aeropuerto y al destino, se les tomará la temperatura.