gobierno

Así se repartieron $57 billones de la bonanza petrolera

Transporte fue el sector que se quedó con la mayor tajada de los recursos frescos para inversión en contraste con salud y educación que recibieron mucho menos. Aquí están las cifras.


Tras el desplome de los precios internacionales del crudo la pregunta de muchos colombianos es: ¿esa platica se perdió?

Colombia recibió una enorme cantidad de recursos nuevos cuando el petróleo superaba los US$100 por barril. El Ministerio de Hacienda calcula que el gobierno central recibió 2,1% del PIB en renta petrolera entre 2011 y 2015, de ese total destinó 0,7% del PIB a pagar deudas, 0,3% del PIB a aumentar gastos de funcionamiento y 1,1% a nueva inversión.

Eso quiere decir que la torta de la bonanza petrolera para la inversión llegó a medir unos $57 billones. Vale la pena aclarar que estos son los recursos adicionales que trajo el petróleo a las arcas públicas y que se sumaron a la inversión que ya venía haciendo el gobierno en los años previos a la bonanza.

Lea también: La bonanza petrolera se gastó en inversión y pago de deudas según Cárdenas

¿A dónde fue a parar ese dinero?

El principal receptor de la bonanza petrolera fue el de transporte, de acuerdo con el Marco Fiscal de Mediano Plazo. Se quedó con una tajada de $17,4 billones en inversión. Casi $13 billones se fueron en tres proyectos: Ruta del Sol, Transversal de las Américas y Autopista Bogotá-Villavicencio. El gobierno asegura que en esos cuatro años construyó unos 700 kilómetros nuevos de dobles calzadas y cerca de 15 kilómetros de túneles.

La segunda tajada fue para el sector de la inclusión social con 12,8 billones.  Allí se contabilizan las indemnizaciones a las víctimas del conflicto y el incremento en los programas de subsidios de Familias en Acción y otros programas parecidos. También se incluye en esa cuenta la inversión en la primera infancia.

El tercer lugar se lo llevó vivienda con $7,4 billones. Aquí están las viviendas gratis y diferentes programas de subsidio a la compra de vivienda a través de menores tasas de interés. También las inversiones en acueductos y alcantarillado.

Datos: Marco Fiscal de Mediano Plazo, cálculos Dinero. 

Adicionalmente se invirtieron $7,3 billones en la atención de la Ola Invernal de 2009 y 2010.  Esto incluye la atención humanitaria para las familias afectadas por el desastre y el despliegue de obras de reparación de vías, colegios y casas afectadas.

La agricultura recibió $5,7 billones adicionales en la bonanza. De este pedazo, $1 billón corresponde a proyectos acordados en el marco del Pacto Agrario.  

Por su parte educación recibió $2,9 billones en los años de la bonanza y salud tuvo un incremento de $1,9 billones. Sumados estos dos sectores representan menos del 10% del total de los recursos.