educación

Plan del Gobierno en reapertura de colegios genera desigualdad, según experta

La directora de posgrados de Economía de la Universidad Javeriana, Luz Karime Abadía, afirmó que la estrategia del Gobierno en cuanto a reapertura de colegios promueve las brechas educativas y aumenta la desigualdad.


La académica de la Universidad Javeriana explicó que la estrategia del Gobierno de dejar en manos de cada entidad territorial la decisión de comenzar la reapertura es, de alguna forma, equivocada.

Esto, explicó, ya que aumenta las desigualdades sociales, pues aquellas regiones más desarrolladas, con más capacidad técnica, más recursos para la educación y mejor infraestructura educativa, "estarán mejor preparadas para un retorno a las aulas".

Abadía manifestó que los establecimientos educativos con más recursos y mayor liderazgo de sus directivos y docentes para hacer frente a esta crisis serán los que abrirán.

Lea también: OLX presenta en Colombia su plataforma para vender o comprar autos usados

"Sin duda, la reapertura de colegios es una necesidad que no da espera, considerando que, para muchos estudiantes de educación básica y media, principalmente de colegios oficiales, este año ha sido prácticamente perdido en términos de aprendizaje", manifestó la experta.

Lo anterior, debido a la falta de acceso a herramientas tecnológicas para recibir clases remotas, dado que alrededor del 63% de los estudiantes de colegios oficiales no cuentan con computador ni acceso a internet, en contraste con un 33% de colegios privados, aclaró la investigadora del Laboratorio de Economía de la Educación.

En términos de aprendizaje, según el Laboratorio, en promedio, los estudiantes de último grado de bachillerato de colegios oficiales obtienen 25,5 puntos menos que sus pares de colegios privados, en el examen Saber 11. "Una brecha que con seguridad se ampliará, fruto de los efectos de la pandemia", indicaron.

Lea también: Avianca confirmó que reanudará vuelos internacionales el lunes

El Gobierno giró cerca de $92.000 millones desde el Fondo de Mitigación de Emergencias (FOME) a las Secretarías de Educación para preparar los protocolos de bioseguridad y habilitar las condiciones sanitarias de las instituciones educativas; sin embargo, la mayoría de las regiones no ha establecido sus protocolos ni ha iniciado la adecuación de los establecimientos.

La académica hizo el ejercicio de dividir esos recursos entre las 44.006 sedes educativas oficiales que existen en Colombia, con lo cual le tocaría a cada una cerca de $2 millones para hacer las adecuaciones requeridas.

En contraste, las inversiones que han realizado algunos colegios privados alcanzan en algunos casos los $400 millones.