Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/25/2002 12:00:00 AM

El defensor

Como ministro y negociador internacional, Juan Mayr convirtió a Colombia en un eje mundial de acuerdos en defensa del medio ambiente.

El defensor, Sección Perfil, edición 1038, Mar 25 2002 El defensor
No es común que dirigentes de ONG como Greenpeace elogien la labor de un funcionario público. Eso hizo en Cartagena Remy Parmentier, director político de esta asociación al señalar que Juan Mayr era el arquitecto del trascendental protocolo sobre bioseguridad.

Mayr, que en mayo cumple 50 años, está casado con Marcela, es el padre de Andrés, Nicolás, María de la Sierra y Juan Cristóbal —quería bautizarlo Juan del Monte pero no lo dejaron—, y es un gran aficionado al tenis y al ajedrez. “El tenis me sirve para hacer ejercicio y pensar rápido, el ajedrez me permite pensar con calma pero de manera contundente”.

De profesión autodidacta, Mayr descubrió el tema ambiental a través de la fotografía y los libros y guías de viajes que editó con el sello Mayr & Cabal. Luego se vinculó a proyectos arqueológicos en la Sierra Nevada de Santa Marta y esto lo llevó a fundar, en 1984, la Fundación Pro Sierra, de la que fue director hasta 1990 cuando entró como vicepresidente del consejo directivo de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, una de las ONG ambientales más respetadas del mundo. En 1998 lo nombraron Ministro del Medio Ambiente y cambió la relativa calma de su cargo internacional por uno mucho más azaroso. “No es fácil porque uno deja de lado absolutamente todo lo personal pero es algo muy gratificante porque permite actuar ante una realidad concreta y compleja”. Se define como una persona políticamente independiente y considera que el suyo es un ejemplo de que se puede trabajar por el país desde un cargo público sin deberle favores a nadie.

Cuando está a punto de terminar su mandato considera que ha dejado un sistema nacional ambiental, un sistema de parques y un grupo de institutos de investigación fortalecidos, y una política nacional ambiental con visión de largo plazo. Entre los temas pendientes destaca la necesidad de formular una Ley de Aguas que le permita al país un manejo coherente del recurso hídrico y un debate acerca del medio ambiente y la paz.

En el plano internacional Mayr presidió la negociación del protocolo de bioseguridad en Montreal 2000, un año después la Comisión de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas y más recientemente el foro forestal de Naciones Unidas. “Colombia hoy goza de uno de los más altos prestigios ambientales en el contexto mundial y es un eje de negociaciones internacionales”. Sin embargo considera que este es un momento muy difícil, matizado por el 11 de septiembre, la creciente tendencia a la globalización y el gran contraste entre ricos y pobres. “Estoy promoviendo a nivel global la construcción de una ética para el desarrollo sostenible. Hoy pensamos que con soluciones financieras, económicas, tecnológicas o políticas vamos a resolver los problemas que enfrenta la humanidad para mantener las crecientes demandas que nos impone el modelo del desarrollo. Pero si no tenemos una base de comportamiento ético con relación al desarrollo ninguna fórmula va a servir”.

En cuanto a su futuro inmediato sólo tiene una cosa bien clara: “Yo soy de los que se quedan en el país”.

EDICIÓN 1874

PORTADA

La orquesta del Titanic

Para tomar decisiones en el Consejo Nacional Electoral son necesarios 6 de los 9 votos. Cinco de esos votos ya están listos contra la posibilidad de que exista una candidatura viable de centro. La determinación del Consejo Nacional Electoral no será jurídica, sino exclusivamente política.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com