Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/7/2001 12:00:00 AM

Maestro de campeones

El entrenador chino Fu Kiang está formando una generación de clavadistas antioqueños que ya ha empezado a triunfar.

Maestro de campeones Maestro de campeones
Hace 10 años Fu Kiang tomó un vuelo que lo llevaría a un pequeño país al otro lado del globo. Vivía en Pekín, donde se desempeñaba como instructor del equipo nacional de clavados de China. Su embajada en Colombia le había autorizado venir a este país para preparar al equipo de clavados de Antioquia, que buscaba a los mejores instructores del mundo para mejorar el desempeño internacional de sus nadadores.

Cuando llegó a Medellín encontró un equipo con más entusiasmo que disciplina. “Fu nos enseñó qué significaba ser profesional en este deporte”, señala Jaime Dangond, presidente de la Liga de Natación de Antioquia. Comenzó por abrir una escuela de formación de talentos a temprana edad. Le pareció que con los deportistas que había ya era difícil lograr excelencia de talla internacional. Entrenó instructores, acondicionó el gimnasio y los patios de entrenamiento con toda suerte de equipos de preparación física y pidió abrir las puertas de las piscinas olímpicas para que las familias llevaran sus niños a clases de natación.

De ese semillero salieron los cuatro clavadistas que hace unas semanas sorprendieron a las delegaciones que acudieron al Suramericano de Natación Juvenil en Medellín pues Colombia nunca se había destacado en esa disciplina. Este grupo élite, conformado por Diana Poveda, Julián Acevedo, Johnny Vera, Juliana Ochoa y Juan Guillermo Urán, todos entre 13 y 18 años, barrió con 10 de las 12 medallas de oro en disputa en sus categorías.

Para Kiang, de 52 años, la clave del éxito no está en la técnica. “Eso es lo fácil, dice. Lo difícil es cambiar la cultura y la actitud del niño”. Ha contagiado a los jóvenes con su dedicación. Los chicos siguen atentos la jerigonza de instrucciones de Kiang, una particular mezcla de inglés, español y mandarín que intercala con palmoteos y sonidos de aprobación o crítica.

En intensas jornadas diarias y bajo rigurosos entrenamientos que duran todo el año, sus pupilos aprendieron a entregar lo mejor de sí. “El es duro y disciplinado al extremo pero tierno y paternal”, dice Carolina Mejía, una de sus primeras alumnas y ahora entrenadora en la Escuela de Alto Rendimiento. “Está siempre pendiente del bienestar de uno y al final se aprende a respetarlo y a quererlo”.

Al entrenador Kiang le encanta el clima de Medellín y resolvió volverse residente en Colombia y desde hace dos años se trajo a su familia de China. Le preocupa, sin embargo, la inseguridad, sobre todo porque dice que tiene un corazón enfermo y asustadizo. Por sus dolencias cardíacas ha tenido que regresar a su país en dos ocasiones.

Fu Kiang sabe que su trabajo es a largo plazo y que detrás de los campeones de hoy vienen 600 pequeños clavadistas escogidos entre más de 10.000 aspirantes. Con su paciencia y sabiduría seguramente logrará que muchos de ellos triunfen inclusive en la Olimpíadas. En el campeonato suramericano ya demostró de lo que es capaz. Y sus pupilos confían en que no le faltará el apoyo para seguir adelante con su propósito de formar campeones.

EDICIÓN 1874

PORTADA

La orquesta del Titanic

Para tomar decisiones en el Consejo Nacional Electoral son necesarios 6 de los 9 votos. Cinco de esos votos ya están listos contra la posibilidad de que exista una candidatura viable de centro. La determinación del Consejo Nacional Electoral no será jurídica, sino exclusivamente política.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com