nación

Covid-19: ¿Cuáles son los riesgos de abrir la economía?

Analistas explicaron en Vicky en Semana las repercusiones que tendrá para el país la reapertura progresiva de la economía en medio de la pandemia. Aunque señalan que es una buena noticia, se manifiestan preocupados por algunos vacíos en la decisión.


En diálogo con Vicky en Semana, analistas y políticos explicaron su percepción en torno a la reapertura progresiva de la economía que, justo este lunes, arrancó en una segunda etapa tal y como lo anunció el presidente Iván Duque. Alberto Bernal, economista colombiano, celebró la determinación y afirmó que “abrir el país es una gran noticia, estaba rogando que llegara lo antes posible”.

Con la medida que tomó el Gobierno nacional, Bernal considera que se evitaron más de 5 millones de pobres en Colombia que se tendrían en menos de tres meses, según estadísticas entregadas por los gremios económicos. De acuerdo con el economista, si se continuaba a este ritmo, el país entraría en un retroceso socioeconómico de 20 años.  “La pobreza mata mucho más que la covid-19”, señaló.

En contraposición, el senador Juan Luis Castro, de la Alianza Verde, se mostró en desacuerdo con la determinación al afirmar que el país aún no está listo para afrontar la pandemia al tiempo que se reabren distintos sectores. Entre otras cosas, dijo, porque no se está garantizando la protección del personal médico, que está en la primera línea de atención de los contagiados y, por ende, pueden resultar contagiados fácilmente.

“En este momento, los tapabocas no están siendo entregados  a la población. Menos del 10% del personal médico tiene elementos de protección para atender esta pandemia. Esto quiere decir que en los países que peor han afrontado la pandemia, los médicos no tuvieron cómo protegerse, entonces se convertían en un factor de infección”, señaló.

Para el legislador de los verdes, la cuarentena se ha desaprovechado para adoptar esas medidas pues si bien, según sus palabras, “la pobreza genera más pobreza” reconociendo la crisis económica derivada de la covid-19, se cuestionó si de verdad el Gobierno tomó las medidas necesarias para tomar la decisión de reabrir más sectores de la economía. “Perdimos 50 días, la verdad, porque no sé si el Gobierno tenía la capacidad de afrontar esta situación”, enfatizó Castro.

Cifra que repaldó Javier Cabrera, presidente de la Sociedad de Geriatría, pues explicó que, desde el punto de vista médico, "tenemos un mayor riesgo de contagio, persisten los momentos donde los contratantes no cumplen con el suministro de Elementos de Protección Personal (EPP). Los cálculos de Fasecolda advierten que los EPP con los con los cálculos que se han hecho desde el Gobierno Nacional, no alcanzan a suplir las necesidades de EPP para el personal de salud viendo al pero vemos que hay otro tanto personal de salud en residencias para personas mayores".

Cabrera hizo énfasis en las recomendaciones que ha hecho la Organización Mundial de la Salud (OMS), pues racalca que aquellos países que consideren levantar las restricciones, "lo primero que se debe tener es que la transmisión del virus esté controlada y estas condiciones no se han dado en nuestro país. Lo segundo es que los sistemas de salud estén en la capacidad para detectar, probar, aislar y tratar cada caso y rastrear cada contacto, esto ha presentado dificultades debido a la desarticulación que hemos tenido entre las diferentes entidades gubernamentales". Por último, la OMS destaca que se deben minimizar los riesgos en las residencias de ancianos y centros de salud. "Estas condiciones aún no se cumplen y es complejo pensar en las condiciones que esto va a traer para nuestro país", anotó el médico. 

Para Bernal, no obstante, hay una “paranoia”, que sería innecesaria en la población colombiana, al pensar que si se sale a la calle van a morir. Esa postura la argumentó al señalar que la tasa de mortalidad es menos de lo que se estima, ya que muchos de los casos no son diagnosticados oficialmente, y si se tuvieran las cifras reales el porcentaje de mortalidad sería menor. "Una persona en Bogotá tiene el doble de posibilidad ser asesinada que de morir de covid", agregó.

Argumento que desvirtuó Cabrera, pues advirtió que "hay que tener cuidado con la letalidad", basado en un estudio que hicieron en conjunto la Secretaría de Salud de la Gobernación de Cundinamarca y la Asociación Colombiana de Gerontología y Geriatría. "En este estudio se evidencia que en el grupo de población de 60 a 70 años, uno de cada siete contagiados está falleciendo. En el grupo entre los 70 y 80 años, uno de cada cuatro está falleciendo; en las personas entre los 80 y 90 años, uno de cada tres personas fallece, mientras que en el grupo de las personas mayores a los 90 años, una de cada dos personas fallece, con una tasa de letalidad del 50%". 

Señaló, además, que "hay que cuidar del contagio a las personas mayores porque son las que menos se contagian pero son las que más fallecen", dijo Cabrera.

Buenas cifras, según Rafael Nieto

Así mismo, Rafael Nieto, exviceministro de Justicia, apoyó la puesta en marcha de la reactivación económica por parte del presidente Iván Duque, en medio de la crisis por la que atraviesa el país por el coronavirus.

Nieto afirmó que medidas adoptadas como el aislamiento obligatorio que promulgó el Gobierno han sido positivas para el país, para que se prepare en su sistema público de salud y para atender la emergencia por la pandemia.

Además, indicó que un factor que demuestra que Colombia se ha preparado bien gracias al aislamiento obligatorio es el índice de personas que están en cuidados intensivos, cifra que es positiva ante la atención de la enfermedad del coronavirus.

“La cuarentena tenía un doble propósito y era evitar que se registrara un colapso en el sistema de salud pública y preparar al país ante el coronavirus: 128 personas en unidades de cuidados intensivos, los pacientes con covid-19 solo ocupan en 2% de las UCI, puede que haya más, pero el porcentaje es menor”, recalcó. Pero admitió que la liberación de sectores podría traer consigo el registro de más casos de coronavirus.

Medidas cautas: Javier Cabrera

Frente a este punto, Javier Cabrera, presidente de la Sociedad de Geriatría, explicó que "si bien lo que comentan es que el propósito de la cuarentena se ha cumplido, se sabe que estas medidas de distanciamiento físico lo que hacen es retardar la aparición del pico de la curva, y se han disminuido la pendiente de la curva y el riesgo del contagio y la mortalidad. Sin embargo, cuando vamos flexibilizando las medidas, se sabe que las consecuencias de esa flexibilización no aparecen al siguiente día sino 15 días después".

El profesional de la salud señaló que cree que el Gobierno nacional "ha sido cauto en la toma de estas medidas, no ha liberado todos los sectores, han sido unos sectores específicos y están esperando ver las consecuencias de estas medidas en unos 15 días".

“Yo no tengo duda de que, por supuesto, la liberación va a aumentar la tasa de contagio, y los contagios seguirán creciendo, pero en algunas regiones del país como en el Amazonas se deben tener medidas especiales; ojalá se pueda aumentar el testeo, pero ahí estamos viendo que la cuarentena tuvo efecto”, aseguró.

Y agregó el exviceministro de Justicia que “no ir a la apertura tiene unos costos enormes, nosotros como país habíamos conseguido unos avances sociales, pasamos de tener una pobreza del 50% al 23%. A esta altura, lo que vamos a tener es una recesión económica como nunca antes en Colombia”.

Las alertas de Alberto Bernal

Por su parte Bernal insistió en los estudios económicos sobre la pandemia y su impacto. Citó la estimación económica que realizó Fedesarrollo en la cual se habla de $57 billones de pesos en pérdidas cada mes, lo que llevaría a que mensualmente 2 millones de colombianos se quedaran sin empleo.

Ejemplarizó la crisis económica asegurando que, si se continúa con en un aislamiento obligatorio, sin activación de comercio y otros sectores de producción, la fortuna del hombre más rico de Colombia solo alcanzaría para cubrir las necesidades del país por 9 días.

“Los héroes son los médicos, pero necesitamos que la economía funcione, porque si la economía no funciona, nos quedamos sin impuestos y no hay cómo cubrir las necesidades del país”, dijo el economista. 

Bernal se mostró en desacuerdo con la alcaldesa de Bogotá Claudia López.  “Si los colombianos le hacen caso a lo que dice la alcaldesa de Bogotá, que la cuarentena se mantiene hasta que se encuentre la vacuna, llevaríamos a 5 millones de personas a la pobreza y, si esto pasa, las muertes infantiles por desnutrición aumentarían” enfatizó.

Indicó que, si no se reactiva la economía, 100 mil niños nuevos por hambre morirían y es ahí donde, según él, hay que tomar decisiones por difíciles que parezcan.  “Tenemos 100 mil niños por hambre o nos arriesgarnos a tener muertos por covid”.