Tendencias

Home

Política

Artículo

reforma política
Cámara de Representantes aprueba en primer debate la eliminación de la libreta militar como requisito para trabajar. - Foto: GUILLERMO TORRES REINA

política

Aprueban en primer debate el proyecto que busca que la libreta militar no sea un requisito para ser vinculado laboralmente

La iniciativa legislativa, de autoría del representante conservador Juan Carlos Wills, fue avalada por unanimidad.

Este miércoles, en Comisión Segunda de la Cámara de Representantes, el proyecto de ley que elimina la libreta militar como requisito fundamental para vincularse laboralmente fue aprobado en primer debate. La iniciativa acabaría con el requisito de definición de situación militar para jóvenes de estratos 1, 2, 3 y 4 que consigan un primer empleo.

De acuerdo con Juan Carlos Wills, representante a la Cámara por el Partido Conservador y autor del proyecto, se trata de una “barrera de acceso que tiene la ley para los jóvenes que vienen buscando el primer empleo”.

En concreto, el proyecto busca que la situación militar sea acreditada para ejercer cargos públicos, trabajar en el sector privado y celebrar contratos de prestación de servicios como persona natural en cualquier entidad de derecho público.

Sin embargo, según la propuesta, esta obligación no sería exigible para jóvenes del estrato 1 al 4 que acrediten que pertenecen a dicho nivel socioeconómico.

En el debate, se plantearon proposiciones de modificación para que ningún trabajador deba acreditar su situación militar al ingresar a un empleo. Sin embargo, este estatus deberá definirse en un plazo de 36 meses después del ingreso a laborar.

Descubren más de 11.000 libretas militares fraudulentas

Precisamente sobre el tema de la libreta militar, en un trabajo coordinado entre la Fiscalía y la Dijín de la Policía, tras una denuncia del Ejército, se logró desarticular una organización criminal integrada por funcionarios del Ejército que, según la investigación, logró, de manera fraudulenta, expedir más de 11.000 documentos de esta naturaleza a personas que -conscientes- pagaban por él.

En el marco de la investigación fueron capturadas cinco personas: dos militares activos, dos en retiro y el hijo de un suboficial que se encargaba de conseguir a los clientes, personas interesadas en comprar la libreta militar.

“De acuerdo con la investigación, los cinco procesados se dedicaban, al parecer, a expedir libretas militares de manera fraudulenta, modificando la base de datos original del Sistema Fénix, plataforma tecnológica contratada para la definición de la situación militar y la expedición de libretas militares en ciudades como: Bogotá, Cali, Florencia, Pasto, Tunja y Fusagasugá”, señaló la Fiscalía.

De acuerdo con el director seccional de Fiscalía Bogotá, José Manuel Martínez, las personas pagaban entre dos y 36 millones de pesos por obtener de manera ilegal la libreta militar. La tarifa la establecían de acuerdo con la declaración de renta, es decir, que de todos los estratos pagaron por el documento falso.

Fueron cinco las personas judicializadas por integrar esta red dedicada a obtener de manera fraudulenta el documento, pero son más de 82 las personas que están en una lista en poder de la Fiscalía y que pagaron por la libreta militar. El ente acusador advirtió que no solo recibir el dinero para obtener el documento se convierte en un delito, sino pagar por el mismo también.

“Un fiscal de la Dirección Seccional Bogotá les imputó a David Camilo Zuluaga, Maritza Cuervo Pedraza, Jhon Jairo Sáenz Pastrana, Duván Salazar Zuluaga y Leonardo Rodríguez Chaparro los delitos de concierto para delinquir, falsedad ideológica en documento público, fraude procesal y acceso abusivo a los sistemas de información”, explicó el ente acusador.

Los investigadores aseguraron que la red criminal llegaba a los colegios en diferentes zonas de Bogotá y se acercaban a los estudiantes para ofrecer los servicios ilegales y obtener así el documento, que -les aseguraban- era completamente original, aunque el trámite no lo fuera. Luego organizaban reuniones con los padres de familia y los uniformados activos daban la garantía de estar en un trámite, aunque ilegal, con la posibilidad de conseguir la libreta.

“Además, la Fiscalía ha interrogado a 82 ciudadanos quienes sacaron la libreta fraudulentamente y están vinculados a las investigaciones como determinadores por la obtención de documento público falso ya que, presuntamente, todos sabían que estaban cometiendo un delito”, explicó la Fiscalía y la Dijín de la Policía.