Home

Política

Artículo

JOSE JAIME USCATEGUI
José Jaime Uscátegui, representante a la Cámara por el Centro Democrático. Foto: Bani Gabriel Ortega - Revista Semana - Foto: BANI GABRIEL ORTEGA

seguridad

“En Colombia no hay Ministro de Defensa”: José Jaime Uscátegui, hijo del general Uscátegui, habló con SEMANA sobre la seguridad en el país

El congresista uribista criticó duramente los anuncios del Gobierno en el trato hacia “los criminales”; reiteró que la Fuerza Pública tiene la moral baja y que parece estar en una posición de “brazos caídos”, y afirmó que no se sabe si la creación del Ministerio de la Igualdad sea para pagar favores políticos.

SEMANA: ¿Cómo recibe la masacre de soldados en el Cauca sucedida esta semana?

JOSÉ JAIME USCÁTEGUI (J.J.U.): Yo esperaba que los temas de orden público en el país se tranquilizaran tras esos anuncios de impunidad por parte del Gobierno. Es decir anuncios de beneficios, no extradición, no erradicación forzada, no glifosato, recoger a la Fuerza Pública y minimizarla. Pensé que los criminales iban a recibir con entusiasmo esos anuncios del Gobierno y que este diciembre iba a ser mucho más tranquilo, pero, efectivamente, con los criminales no se puede negociar, ni se les pueden hacer concesiones.

S.: Para usted, ¿qué consecuencia pueden tener estos anuncios hacia los grupos criminales?

J.J.U.: Los criminales toman esto como una debilidad del Estado y ahora están es arreciando en los territorios. Esto está sucediendo en el Cauca, Putumayo y Arauca, que, como lo dijo el Presidente de la República, son los tres departamentos más afectados. Pero esto es resultado del mismo mensaje contradictorio del Gobierno y es que está dispuesto a negociar con criminales, pero no los persigue, sino que los exalta ofreciendo impunidad, como lo está planteando con el grupo criminal de la primera línea. Ahora sentimos es que los criminales quieren elevar la escalada militar y de atentados para tener una posición negociadora más fuerte frente al Gobierno nacional.

S.: ¿Por qué dice que la Fuerza Pública se ha minimizado con los anuncios del Gobierno nacional?

J.J.U.: Porque lo que ha sucedido es que ha sido un anuncio tras otro. Primero, el despido masivo de varios generales; después le recortaron el presupuesto al sector defensa, y luego, con estos anuncios sobre la primera línea, entre otros, pues desmoralizan a la tropa, porque ven que el resultado de su acción -que los expone a perder la vida y la tranquilidad- es que, a cambio, el Gobierno termina premiando a los delincuentes. Yo sí siento, sin haber hablado con la cúpula militar, pero con las noticias que recibimos todos los días, que hay una actitud de brazos caídos.

S.: ¿Qué balance hace de la gestión del Ministro de Defensa?

J.J.U.: Hay que decirlo con claridad: en Colombia no hay Ministro de Defensa, no vemos un funcionario con la camiseta puesta, defendiendo los intereses de la Fuerza Pública y la misión constitucional que ellos tienen. Yo sí creo que los anuncios del Gobierno han hecho mucho daño, especialmente en momentos en que se está replanteando el servicio militar obligatorio y se nos dice que el Ejército va a tener que recoger, a partir del próximo año, al menos 30 batallones, porque no hay personal para tenerlos en funcionamiento. Todo esos son mensajes que tienen una repercusión en el orden público, como lo estamos viendo en el Cauca, mientras que los cultivos de coca están creciendo exponencialmente y el Gobierno ni siquiera se atreve a dar una cifra porque sabe que el crecimiento es escandaloso.

S.: ¿Se hubiera sentido más tranquilo con un Ministro de Defensa con mayor historial y ascendencia dentro de las Fuerzas Militares?

J.J.U.: Por supuesto que sí. Aquí en algún momento se hacía la caricatura de que si para ser Ministro de Defensa se tenía que haber nacido en el Hospital Militar. y por supuesto que no, pero sí al menos alguien que valore la acción de la Fuerza Pública, que esté dispuesto a ponerse la camiseta y defender los intereses de esta.

S.: ¿Qué tanta mella le hace a la seguridad del país la reducción del presupuesto en defensa?

J.J.U.: Se cedieron más de 800.000 millones de pesos del presupuesto para la seguridad y el orden público del país que se necesitan. Esa cifra es prácticamente el presupuesto de la Secretaría de Seguridad de Bogotá y un ministro indolente e indiferente con la Fuerza Pública terminó cediendo estos recursos como si la tropa no los requiriera. Esa plata que se le restó al Ministerio de Defensa era el presupuesto de la agencia logística, del Fondo Rotatorio de la Policía que, precisamente, tiene que ver con el transporte, la dotación, la alimentación de los integrantes de la Fuerza Pública, y el Ministro no dice ni mu.

S.: ¿Qué impacto puede tener esta reducción en el presupuesto?

J.J.U.: Esto lo vamos a terminar pagando muy caro. Cuando Petro se dé cuenta de que con lo criminales no se negocia y que el terrorismo no se puede domesticar, va a querer retomar una ofensiva militar y policial, pero resulta que no va a haber gente ni presupuesto ni moral para hacerlo.

S.: En su opinión, ¿dentro de la primera línea hay personas que solamente salieron a manifestarse, como lo sostiene el Gobierno?

J.J.U.: Dentro de esto hay personas que están detenidas por delitos muy graves, incluso homicidio y tortura, entre otros, y a todos los han querido meter dentro de la misma bolsa, disfrazándolos de angelitos, de manifestantes pacíficos, cuando se debe dejar que la justicia actúe. Lo que le estamos pidiendo al Presidente es que no interfiera con las demás ramas del poder público. Si estos jóvenes fueron detenidos de forma ilegal o arbitraria, pues van a quedar en libertad, porque lo van a poder demostrar. Sin embargo, el Presidente desde el día de su posesión, desde el mismo día de su victoria en las urnas, está exigiendo la libertad de estas personas y el mensaje es que el crimen en Colombia paga y que hay que protestar violentamente, quemar policías e incinerar CAI.

Ministro de la Defensa, Iván Velásquez, ordenó suspender los bombardeos en el país.
Bogota agosto 25 del 2022
Foto Guillermo Torres Reina / Semana
Ministro de la Defensa Iván Velásquez, - Foto: Guillermo Torres /Semana

S.: ¿Cómo cree que queda la Fuerza Pública frente a estos integrantes de la primera línea?

J.J.U.: Pues es quitarles todo el respaldo a los integrantes de la Fuerza Pública, que son los que han puesto el pecho, los que han garantizado que este país no se descuaderne por cuenta de las malas decisiones de los políticos. Yo a todos los políticos les digo: es que aquí cuando las cosas salen bien, es gracias a la cabeza civil, pero cuando salen mal, es culpa del uniformado y ahí es donde ponen a esta gente a responder.

S.: ¿El Presidente sí podría ampararse en la ampliación y modificación de la Ley 418 o de orden público para hacer estas liberaciones y designarlos gestores de paz?

J.J.U.: En ningún artículo de ese proyecto se habla de gestores de paz, porque eso fue rechazado en las comisiones primeras de Senado y Cámara y en las plenarias. No sabemos ahora por qué el Gobierno está hablando de esos ofrecimientos y se atreve a decir con tanta claridad que estos jóvenes, muchos de ellos delincuentes ya condenados, como alias 19, deberían estar en la calle bajo esa modalidad de gestores de paz cuando esto no viene al caso ni la ley se lo permite.

S.: Hablando de otro tema, ¿por qué se ha opuesto de manera tan enérgica a la creación del Ministerio de la Igualdad?

J.J.U.: Se está viendo mucha improvisación por parte del Gobierno. Cada actor, en este caso la Vicepresidente, exige la creación de un ministerio hecho a su medida, pero está generando una crisis institucional muy grande, porque no se hizo, como en oportunidades anteriores, la transformación de departamentos administrativos ya existentes, que se les elevaba de categoría bajo unas reglas muy claras. Aquí sacan del sombrero una nueva figura, pero entrando a competir con el Departamento de Prosperidad Social (DPS), que es el que tiene la política social a su cargo.

S.: ¿Cree que haya intereses políticos en esta clase de decisiones?

J.J.U.: Pues no sabemos cuánto nos va a costar ese nuevo ministerio ni si es para pagar favores políticos de la Vicepresidenta o de algunos actores del Gobierno y eso nos genera muchísima incertidumbre. Hay unas entidades adscritas al DPS que son el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, la Unidad de Víctimas, el Centro de Memoria Histórica y al no tener claro si este Ministerio de la Igualdad va a absorver al DPS, genera mucha incertidumbre sobre qué va a pasar con los programas de estas entidades.

S.: Como congresista por Bogotá, ¿cómo está viendo la campaña por la alcaldía de la capital en el Centro Democrático?

J.J.U.: La existencia de una segunda vuelta, que fue el proyecto de acto legislativo que en su momento suscribimos todos los representantes a la Cámara por Bogotá el periodo pasado, cambió el ajedrez político de la capital, ya que esa segunda votación casi que obliga a todos los partidos a tener un candidato propio para la primera. En el caso nuestro se barajan nombres muy importantes como el exministro Diego Molano, entre otros. Creo que cuando la preocupación ciudadana más grande en Bogotá es precisamente el tema de la seguridad, el Centro Democrático, que ha tenido en su ADN este asunto, llevará para las elecciones la mejor propuesta para recuperar la seguridad y vamos a tener un chance de ganar la alcaldía.