Home

Política

Artículo

María Fernanda Cabal
La intensa jornada, que comenzó sobre la 10:00 a. m., se llevó a cabo en medio de una amplia discusión respecto a puntos neurálgicos del proyecto. - Foto: juan carlos sierra-semana

nación

Fuerte sablazo de María Fernanda Cabal a Clara López por la reforma tributaria

La actual administración nacional espera que el proyecto se empiece a aplicar desde enero del próximo año.

El Senado de la República aprobó este miércoles en primer debate el proyecto de la reforma tributaria del gobierno de Gustavo Petro, que busca recaudar cerca de 20 billones de pesos anuales, después de un candente y extenso debate, que terminó a las 11:55 p. m.

Sobre el tema, la senadora Clara López Obregón habló con Vicky en SEMANA. Lo hizo en el marco de la polémica nacional existente porque el Senado de la República aprobó la reforma tributaria propuesta por el gobierno del presidente Gustavo Petro.

La intensa jornada, que comenzó sobre la 10:00 a. m., se llevó a cabo en medio de una amplia discusión respecto a puntos neurálgicos del proyecto, como los denominados “impuestos saludables”, y el referente a la cárcel para los evasores de impuestos.

La coordinadora ponente de la reforma, senadora Clara López Obregón, del Pacto Histórico, declaró vehemente, al filo de la medianoche: “Acabamos de aprobar la reforma tributaria para arrancar el cambio social en Colombia; gracias a la coalición de Gobierno, hemos obtenido el primer logro fundamental para sacar adelante el programa de la vida de Gustavo Petro. Hoy fueron 12 horas de debate, pero han sido meses de arduo trabajo para socializar la reforma tributaria”.

Respecto al impuesto a alimentos ultraprocesados, la congresista afirmó: “Que sean reemplazados por la dieta que nosotros comíamos de antes. Yo de chiquita no comía un paquete, no me ponían papas fritas en la lonchera. Cuando me ponían una papa me la ponían cocida. Nosotros no comíamos todos los días cosas empacadas en talegos. Esas cosas, todas, tienen preservativos, tienen altísimas cantidades de sal y de grasa y ya el etiquetamiento aprobado en el Congreso anterior va a ayudarles a madres y padres a seleccionar mejor. No es cierto que sean los más baratos, son los más llamativos y podemos reemplazar esos talegos por un banano, por un huevo duro. Significa muy mala vida y por eso son unos impuestos necesarios”.

A las declaraciones de la senadora del Paco Histórico reaccionó la también congresista del Centro Democrático, María Fernanda Cabal, quien criticó: “Increíble, políticos queriendo decidir qué comen o no comen los ciudadanos, para justificar afectarles el bolsillo”.

Vale la pena recordar que tras este importante anuncio, el senador Alejandro Carlos Chacón, integrante del Partido Liberal, habló en exclusiva en Vicky en SEMANA y aseguró que no estuvo de acuerdo con algunos puntos, principalmente los que gravan varios alimentos que consumen frecuentemente los ciudadanos.

“Con respecto a los alimentos, yo me aparté porque uno no puede limitar y decir qué tiene que comer la gente. Ese no puede ser el discurso sobre un impuesto saludable”, indicó inicialmente.

El congresista, de igual manera, aprovechó el debate en este medio para señalar que muchos alimentos serán gravados, pese a que el Gobierno dice que no aparecen en la lista de la reforma.

“En esto entran preparaciones de productos de panadería, usted saca el pan, pero preparaciones de productos de panadería, pastelería y galletería quedaron gravados. Eso no se excluyó. Van a subir las tarifas de los alimentos porque todo se le va a gravar”, agregó.

Luego, Chacón precisó: “Es una realidad, no son solo 70 productos. Se gravarán todos los alimentos que tengan estos componentes [sal y sodio]. Yo me opuse a que gravaran esos alimentos porque van a perjudicar a la gente de a pie. Por eso no estuve de acuerdo”.

El senador del Partido Liberal también recordó en Vicky en SEMANA una frase de Humberto de la Calle y señaló que no es el momento para ponerles tantos impuestos a los alimentos.

“Muy bonito el título de impuestos saludables, pero recuerdo lo que dijo Humberto, quien estaba de acuerdo con el proyecto en otras circunstancias: ‘Lo que no aguanta es el hambre y vamos a gravar los alimentos’. Eso le hará mucho daño a la gente”, sentenció el congresista.