Home

Política

Artículo

El canciller Álvaro Leyva criticó las decisiones de los bancos centrales en la Celac.
Los reparos del Sindicato de Empleados del Ministerio de Relaciones Exteriores. - Foto: Cancillería

política

“Hay tendencia a nombrar a personas que no pertenecen a la carrera diplomática en destinos europeos y de Norteamérica”: sindicato de la Cancillería

Francisco Burchardt, presidente del Sindicato de Empleados del Ministerio de Relaciones Exteriores, habló con SEMANA sobre sus reparos frente al nombramiento de personas sin experiencia como diplomáticos.

SEMANA: ¿Cuál es la postura del Sindicato de Empleados del Ministerio de Relaciones Exteriores (Semrex) frente a lo que va del Gobierno?

Francisco Burchardt (F.B.): Nosotros como sindicato del sector público de Cancillería le apostamos a que al Gobierno le vaya muy bien. No solo entregó su plan y propuestas, sino que le ha presentado al país una agenda de cambio, de equidad y de oportunidades para quienes han estado excluidos, incluidos los sindicalistas. Queremos que le vaya bien, pero tenemos claro que el movimiento sindical debe ser independiente y autónomo a cualquier gobierno. La obligación es con nuestros afiliados y colaboradores. Tampoco estamos en contra del Gobierno, no somos oposición.

SEMANA: ¿Cuáles son los principales reparos del sindicato frente a la gestión en Cancillería?

F.B.: Hay un proceso de adaptación y lo comprendemos. Nos reunimos en agosto con el canciller Leyva y le dimos a conocer nuestras consideraciones sobre varios temas. Hablamos de cómo queremos un fortalecimiento de la carrera diplomática, es parte de nuestros compromisos y obligaciones como organización. Los cargos de mayor responsabilidad deben estar en manos de personas que se han preparado para ello. Queremos fortalecer el mérito en Cancillería, le dimos algunas pautas que consideramos que hoy no han sido tenidas en cuenta.

Consideramos que los procedimientos internos para seleccionar el mejor capital humano para ciertos destinos no se tuvieron en cuenta en el último proceso de alternación.

SEMANA: ¿Como qué destinos?

F.B.: Sinceramente, parece ser que hubo intención de presentar los destinos más apetecidos para personas ajenas a la carrera, más que a quienes pertenecen a la carrera. Destinos que son en ciudades mejor vistas. Uno podría decir que hay tendencia a nombrar a personas que no pertenecen a la carrera diplomática en destinos europeos y de Norteamérica. Obviamente, ha generado molestia al interior de la Cancillería, la carrera diplomática y los sindicatos.

SEMANA: ¿En qué proporción se nombran funcionaros de carrera diplomática?

F.B.: Depende de cómo se presente. Se puede decir hoy que existe un número mayor que en años anteriores. Sin embargo, si lo presentas con respecto a la expectativa de un cambio, uno esperaría que la mayoría pertenezca a la carrera diplomática. Se podrá decir desde la administración o Cancillería que se han hecho esfuerzos mayores que en otras épocas. Creo que aquí no es compararnos con lo que no se hace bien, sino con lo que debería ser.

SEMANA: ¿Cuántas personas con carrera diplomática han sido nombradas hasta ahora?

F.B.: Al parecer estamos cerca al 30 %. Hay que ver cuando se posesionen y cuando las personas están ejerciendo el cargo. Creemos que cerca del 30 % en cargos de embajador, aproximadamente. Al mismo tiempo, ese no es el lío. Hay personas que no son embajadoras, que no tienen ese rango, que pertenecen a la carrera y que son nombrados en ciertas misiones. Estas no siempre cumplen con las expectativas de la carrera y se guardan algunos nombramientos en destinos un poco más atractivos.

SEMANA: ¿Tanto el presidente como el canciller han incumplido su promesa de campaña de privilegiar a los funcionarios de carrera diplomática?

F.B.: Esperamos que se cumpla. Está por cumplir, hasta el momento puedo decir que esperamos que se cumpla.

SEMANA: ¿Cómo ha sido la comunicación con el canciller Leyva?

F.B.: Le hemos presentado respetuosas solicitudes de reunión, él no se ha reunido con nosotros. El lunes había reunión para hablar de puntos que nos tienen preocupados, pero lastimosamente la canceló sin decirnos cuándo quedaba reprogramada. Llevamos siete semanas solicitando la reunión, pero no ha sido posible el espacio.

SEMANA: ¿Qué otras preocupaciones tiene el sindicato?

F.B.: Nos preocupa que haya otros asuntos administrativos de atención al público que tampoco han sido resueltos. Hay un tema de pasaportes. Le presentamos un plan de mejoramiento en la atención a pasaportes que también fue desatendido. El día de hoy escuchamos en noticias y a la población diciendo que no hay citas, no atienden y al parecer existen unas mafias alrededor del servicio y agendamiento. Le planteamos una posible mejora, la cual fue desatendida.

También hay un problema en el servicio consular. Los migrantes se quejan de que no hay servicio, no hay agenda, hay lentitud y no hay equipos. Le dijimos al señor canciller y a sus colaboradores más cercanos que había que mejorar todo el equipamiento tecnológico y el soporte técnico del servicio consular. Tampoco ha sido posible y los afectados son 5 o 6 millones de colombianos en el exterior que esperan un mejor servicio.

SEMANA: ¿Estas fallas dentro del servicio diplomático tienen que ver con la poca experiencia que tienen algunos funcionarios?

F.B.: Efectivamente. ¿Por qué solicitamos que el servicio exterior sea profesional y especializado? Es porque atender al público sobre temas consulares no es algo que se pueda aprender de un día para otro. Menos en una inducción un mes.