Home

Política

Artículo

Presidente Gustavo Petro
Presidente Gustavo Petro. - Foto: Presidencia

política

El presidente Gustavo Petro se despachó y pidió perdón por masacres de El Aro y La Granja: “funcionarios públicos, pagados con los impuestos, ordenaron matar”

El jefe de Estado pidió perdón a las víctimas y prometió que su Gobierno “no descansará hasta indemnizar” a los afectados por los hechos violentos.

Una despachada monumental realizó el presidente de la República, Gustavo Petro, en la ceremonia de acto de perdón por parte del Estado a las víctimas de las masacres de El Aro y La Granja, donde señaló, de manera directa, que las personas que murieron no eran enemigos de nadie, al recalcar que eran personas humildes.

De la misma manera, el mandatario colombiano realizó una delicada denuncia sobre los hechos violentos que enlutaron a las familias en esas regiones del país, y no dudó en señalar que “funcionarios públicos, pagados con los impuestos pagados por la sociedad colombiana, ordenaron matar”.

En nombre del Estado colombiano les pido a las víctimas perdón; el Estado colombiano reconoce que los muertos no eran enemigos de nadie, era gente humilde y trabajadora, que los mataron porque sí, por designio del poder, y que en sus muertes en La Granja y en El Aro estuvo el Estado presente y fue cómplice del asesinato”, sostuvo Petro en su intervención, en el evento en el que hicieron presencia los familiares de las víctimas de las masacres.

Presidente Gustavo Petro en el acto de perdón por las masacre de El Aro y La Granja
Presidente Gustavo Petro en el acto de perdón por las masacre de El Aro y La Granja - Foto: Presidencia

De acuerdo con información de las autoridades, las masacres fueron perpetradas en los corregimientos de El Aro y La Granja, en el municipio de Ituango (Antioquia), en los años 1996 y 1997, respectivamente, a manos de grupos paramilitares.

El Estado, a través de funcionarios públicos, pagados con los impuestos de la sociedad colombiana, ordenó matar y quiso ocultar a los autores dentro del Estado y fuera del Estado”, sentenció el mandatario colombiano.

El Gobierno nacional en cabeza del presidente Petro dio cumplimiento este 30 de noviembre a la sentencia dictada el 1.º de julio de 2006 por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que declaró la responsabilidad del Estado por los actos de tortura y asesinato de pobladores en los corregimientos de La Granja y el Aro, y, además, por la falta de investigación para esclarecer estos hechos y sancionar a los responsables.

Imágenes de familiares de víctimas de la masacre de El Aro y La Granja
Imágenes de familiares de víctimas de la masacre de El Aro y La Granja - Foto: Presidencia

“A pesar de esa demora, el Estado colombiano hoy cumple, y espero que cumpla todas las sentencias de la CIDH sin excepción”, subrayó Petro.

En el tema puntual del proceso de indemnización, el jefe de Estado prometió que su Gobierno del Pacto Histórico cumplirá con esa responsabilidad.

“Y haré todo lo posible para que, como representante, hoy, del Estado colombiano, para que las acciones de reparación, de justicia, de verdad se encaminen al gran propósito de la paz y de la reconciliación de toda la sociedad colombiana”, anotó Gustavo Petro.

Y destacó: “Que la sociedad colombiana será mejor si no repite lo que ha hecho, y no repetirlo implica verdad, justicia y la reparación. Esto es parte de la reparación. En esos lugares mi Gobierno debe crear sitios hermosos y esa es una orden, aquí, para los funcionarios de mi Gobierno”.

También dejó claro en sus declaraciones: “Lugares hermosos para reflexionar, pensar, saber que no se puede repetir. El arte y la belleza van de la mano de la luz y de la paz, nunca han ido de la mano de la oscuridad. Parte de la indemnización a las víctimas es que los lugares donde vieron morir a sus seres queridos, en donde se produjo tanto dolor, se vuelva hoy arte, belleza y cultura”.