Home

Política

Artículo

El senador Roy Barreras celebra su primer ciclo de quimios y radioterapias.
El senador Roy Barreras celebra su primer ciclo de quimios y radioterapias. - Foto: Autor anónimo

política

Roy Barreras celebró porque terminó su primera sesión de 30 quimios y radioterapias

El presidente del Senado avanza en su proceso de recuperación contra el cáncer. Hoy miércoles terminó su primera sesión del tratamiento. En un año, después de terminar sus metas legislativas del gobierno del cambio, renunciará para dedicarse a su familia y a la escritura.

El presidente del Senado Roy Barreras superó una gran prueba de fuego después de que le diagnosticaron cáncer: la primera fase de radioterapias y quimioterapias que le permitirán extinguir la enfermedad de su cuerpo.

Este miércoles, desde la Fundación Santa Fe en Bogotá, donde lo han atendido desde el primer momento en que se practicó los chequeos de rutina que lo llevaron a descubrir la patología, reportó el triunfo personal.

“Hoy terminé la primera fase de esta batalla ganadora. Terminamos la sesión N. 30 de la quimioterapia y radioterapia con éxito”, informó.

Agradeció al personal médico, paramédico y a su familia por madrugar y acompañarlo en cada una de las sesiones. “Iniciaré la segunda etapa de la quimio endovenosa por cuatro meses con la misma energía”, reportó.

Barreras es guerrero. Desde que le confirmaron el cáncer, no ha dejado de trabajar. Al contrario, le metió el acelerador a la agenda legislativa y no ha descansado hasta avanzar en las reformas más estructurales que impulsa el presidente Gustavo Petro.

Esas extensas jornadas le permiten a Barreras ocuparse, distraerse en otros asuntos y no dejarse afectar emocionalmente por la enfermedad.

Aunque trabaja más de diez horas diarias y no le baja el ritmo a la agenda legislativa, el médico tuvo cambiar su rutina alimentaria: suspendió la carne y la reemplazó por pollo y pescado, aunque no es de su agrado; eliminó los postres, los dulces, las harinas y los granos. No debería beber café, pero eliminarlo le ha costado.

Al contrario, repite diariamente dosis de Ensure y un jugo nutricional a base de uvas que le suministran constantemente sus asesores, quienes viven pendientes de su salud.

Barreras es fuerte, pero las radioterapias le pasan factura. El miércoles 16 de noviembre, después de asistir a la Fundación Santa Fe, sufrió un nuevo bajón de tensión, registró mareos, náuseas y, en ocasiones, le faltó la respiración.

Lo mismo sucedió durante la conferencia de prensa donde habló del área metropolitana de Bogotá y el Metro junto con la alcaldesa, Claudia López.

En diálogo con SEMANA, Barreras confirmó que espera en un año renunciar al Congreso y a su vida política para dedicarse a su familia.

“Tengo una responsabilidad con los colombianos y el Pacto Histórico para sacar adelante esta agenda. Tengo una condición de salud que espero me permita terminar mi responsabilidad en la presidencia del Senado. Si Dios quiere y me va bien, espero terminar mi tarea política no en cuatro años, sino en un año. Terminada la presidencia del Congreso, dependiendo de las condiciones de salud, esperaré a retirarme de la actividad política. Se ha hecho lo que se ha podido. Habrá un relevo generacional que asuma otras tareas. Tengo planes de disfrutar más de mi familia, escribir, pero no dejaré la responsabilidad con el presidente Petro de sacar adelante esta agenda. Mientras la salud me lo permita, estaré al frente de esta presidencia”, dijo.

“Espero terminar la presidencia del Congreso. Dependiendo de esas condiciones de salud, probablemente me retire del Congreso terminada la presidencia del Senado. Quiero escribir. Tengo pendiente esa vocación literaria, tengo varias novelas en camino”, añadió.