Tendencias

Home

Política

Artículo

La representante Carolina Arbeláez cuestionó la promesa de cambio del Pacto Histórico.
La representante Carolina Arbeláez cuestionó la promesa de cambio del Pacto Histórico. - Foto: SEMANA

política

“Se suponía que iban a ser el cambio, pero son más de lo mismo”: Carolina Arbeláez

La congresista le contestó al senador Gustavo Bolívar, luego de que dijera que va a explicar los costos de los televisores, las sábanas, entre otros elementos polémicos que adquirió la Presidencia.

La representante a la Cámara por Bogotá Carolina Arbeláez, de Cambio Radical, le contestó al senador Gustavo Bolívar tras decir que en las próximas horas publicará detalles de las cotizaciones y compras hechas por el Dapre.

Los contratos despertaron una profunda polémica por el elevado costo de televisores, duvets, plumones, licuadoras, entre otros elementos de alto valor y que van en contra del discurso del Gobierno.

“Se suponía que iban a ser el cambio, pero son más de lo mismo”, le dijo Arbeláez a Bolívar.

El senador del Pacto Histórico, a pesar de que había cuestionado inicialmente esos contratos, dijo que dará las correspondientes explicaciones. “Mañana (hoy) hilo con los detalles de las cotizaciones y las compras hechas por el Dapre para la dotación de la casa presidencial por 173 millones. También contaré, con detalles de compras, que en 2018 los gastos de dotación a la familia Duque ascendieron a 687 millones (cuatro veces más)”, aseguró Bolívar.

Esa posición ha sido cuestionada, precisamente, porque el Pacto Histórico prometió en campaña que serían el cambio y que no continuarían con prácticas de anteriores gobiernos. Le piden no mirar el espejo retrovisor y responder por el gobierno actual.

Los dos contratos, que suman en total 173 millones de pesos, han despertado una profunda polémica en diversos sectores que han cuestionado que esas compras no van con el discurso de austeridad y de cambio que prometieron desde el petrismo. El primero incluye televisores, licuadoras, entre otros elementos que sumaron 93.084.400 pesos; mientras que el segundo contrato fue de 79.999.800 pesos, con el que se compraron plumones de ganso, duvets, juegos de cama, y más polémicos y costosos artículos.

El senador Gustavo Bolívar fue uno de los que cuestionó inicialmente la compra. “Austeridad es la orden de Petro a sus funcionarios. No creo que él tenga tiempo de hacer compras. Sus reuniones van hasta media noche. Apenas tiene tiempo de dormir y lo comprado no se ajusta a su nivel de exigencia. Creo que algún funcionario se quiso lucir. No están cuidando al presidente”, afirmó Bolívar este lunes cuando estalló la polémica.

Desde el petrismo le han pedido al director del Dapre, Mauricio Lizcano, responder por estos contratos. Según explicó el director del Dapre, el proceso se hizo a través de Colombia Compra Eficiente y con previas solicitudes de los jefes administrativos de cada casa.

“Los productos adquiridos por el Departamento Administrativo de la Presidencia de la República (Dapre) obedecen a necesidades de las cuatro casas de Estado y huéspedes de Presidencia y Vicepresidencia, que, en total, suman 34 habitaciones”, explicó Lizcano. Además, dijo que supuestamente esas casas se habían recibido sin sábanas, cortinas y colchones.

Una de las mayores polémicas la ha causado el televisor de 85 pulgadas, que costó 27 millones de pesos. Sobre este elemento, Lizcano explicó que fue solicitado para “uso institucional”. “El equipo audiovisual fue solicitado para uso institucional en la sala de juntas de una de las casas de Estado, por lo tanto, requiere unas especificaciones técnicas especiales”, afirmó el director del Dapre.

Aseguró que a pesar de que el proceso se hizo de forma transparente, se hará la verificación del correcto funcionamiento del procedimiento y que si es necesario se acudirá a mecanismos de control y garantías.

“El Gobierno está comprometido con una política de austeridad y eficiencia de los recursos públicos. Seguiremos trabajando para garantizar estos valores y principios en toda nuestra actividad”, reiteró Lizcano.

Reiteró que estas casas son utilizadas por el presidente Petro y la vicepresidenta Francia Márquez, pero además, hospeda a sus familiares, a funcionarios, e invitados especiales nacionales e internacionales.

Desde todos los sectores, incluso desde el petrismo, reclamaron por estos contratos que dejan mal parado al Gobierno. Piden que los responsables aclaren lo sucedido, sin embargo, desde el Pacto Histórico han buscado sacar a Petro y a Francia Márquez de sus responsabilidades.

Noticias relacionadas