Por primera vez Colombia Líder evaluó a todos los alcaldes y gobernadores del país, con el fin de exaltar los resultados de los gobernantes locales que se hayan distinguido por su gestión integral, replicabilidad de sus iniciativas, innovación, sostenibilidad, participación ciudadana e inclusión social.

 

Adicionalmente, en el marco de este premio se entrega un reconocimiento al alcalde y gobernador incluyente por tener en cuenta a la población con discapacidad en su agenda pública en temas como: accesibilidad física en sus ciudades, oferta educativa inclusiva en todos los niveles, y promoción del empleo y la productividad. (Cómo fue la elección)

Inicio

EL HISTORIADOR

Alcides Tobón Echeverri

Alcalde de Rionegro (Antioquia)

Como el propio alcalde recuerda, Rionegro fue uno de los primeros lugares de Colombia donde se reconoció el derecho a la diferencia y donde se realizó un proceso de reparación integral a las víctimas. “En Rionegro se llevó a cabo la primera liberación voluntaria de esclavos en América, cuando Javiera Londoño liberó a 127 esclavos que tenían en su hacienda en El Retiro. Además, les concedió la mina de Cuarzo para que la explotaran por su cuenta”. Y así ha sido.

 

Abogado de la Universidad Autónoma Latinoamericana de Medellín, licenciado en Historia y Geografía de la Universidad de

Antioquia y especialista en Gobierno y Cultura Política de la Universidad de Antioquia y del Colegio de Altos Estudios de Quirama, Alcides Tobón Echeverri se ha desempeñado como diputado de la Asamblea Departamental de Antioquia, concejal de Rionegro y docente de la Universidad Católica de Oriente y de la Universidad Santo Tomás de Medellín.

 

Con el paso del tiempo y acorde a los cambios de paradigmas en el mundo y en Colombia, el municipio de Rionegro, transformó el aula especial en aula de apoyo, convirtió la institución creada única y exclusivamente para atender personas con discapacidad, en la primera Unidad de Atención Integral del departamento de Antioquia. Con ella se ha dado respuesta a un total de 1.031 personas que presentaron, según el censo realizado en el municipio, algún tipo de discapacidad cognitiva, sensorial o motora. Desde entonces, ésta ha sido una de las líneas de acción más importantes de Rionegro, lo cual se ratificó con la promulgación del acuerdo municipal 050 de 2010 de  la Política  pública municipal para las personas con discapacidad atendiendo a los ejes de la Política pública nacional: de promoción y prevención, habilitación, rehabilitación y equiparación de Oportunidades.

 

Esta política contempla desde su artículo primero “la garantía de los derechos de la población en condiciones de Discapacidad y a promover procesos orientados a la transformación de una cultura ciudadana que reconozca la discapacidad como una condición humana, fomente la inclusión, la participación, el ejercicio de los deberes y derechos y contribuya a la construcción de un municipio viable, incluyente y participativo”.

 

Al respecto, el Alcalde Alcides Tobón señala “hablar de Inclusión como tema transversal, no significa reducir el término a un campo específico, ni a un sector específico como se pensó inicialmente que competía sólo al sector educativo, ni a una mera cuestión de aprendizaje de técnicas o desarrollo de algunas habilidades en un sector de la población. Se trata de una transformación profunda de políticas, prácticas y cultura de una sociedad acostumbrada a lo Normal”.

 

De esta manera, el tema de la inclusión debe permear los distintos sectores de la sociedad: políticos, económicos, sociales, culturales, educativos y familiares; debe estar presente en los temas de la promoción y la prevención en el sector de la salud y educativo; debe trabajarse en la cultura, las artes, la recreación el deporte, la planeación, la infraestructura, en el tema de movilidad, tránsito y transporte, en los medios de comunicación, en el sector público y privado, así como en las ONG y todas las organizaciones que hacen parte de la sociedad, para así generar unas verdaderas políticas que propicien el desarrollo de unas prácticas y una cultura que permita la participación con equidad, de la población en condición de vulnerabilidad y en este caso de la población en condición de Discapacidad.

 

Una de las tareas que ha adelantado la alcaldía de Rionegro a través del  Plan de Desarrollo “Gobernar es Educar”, ha sido “educar en la diversidad”. Para ello se han transformado las Instituciones, los centros educativos rurales y las diferentes instancias municipales para favorecer la creación de cultura, desarrollo de prácticas y elaboración de políticas inclusivas. De este modo se ha permitido que se legitimen los principios constitucionales del Estado Social de Derecho y se garantice a la población vulnerable el acceso, la permanencia y la promoción dentro del sistema educativo regular.

 

Gracias al manejo de un índice de Inclusión, ha sido posible identificar las fortalezas y las oportunidades de mejoramiento en cada una de las gestiones del proyecto educativo institucional (PEI).

 

Otra preocupación ha sido encontrarles a los jóvenes en discapacidad un lugar en el mercado laboral del municipio. La Secretaría de Educación, a través de la Unidad de Atención Integral, ha desarrollado diversas estrategias. El programa: Educación para el trabajo y el desarrollo humano, establece metodologías de aprendizaje que ayudan a desarrollar habilidades y destrezas personales, sociales, prácticas y productivas, que orientan a los jóvenes y adolescentes con discapacidad.

 

El municipio de Rionegro a través de la Unidad de Atención Integral, inició en el año 2007 el proyecto de Bases Informáticas Tecnológicas, en convenio con la Universidad Carlos III y la Fundación Síndrome de Down de España, apuntando a dos objetivos básicos: acercar el uso de la tecnología a la población con discapacidad cognitiva y síndrome de Down, y favorecer sus procesos cognitivos.

 

En este contexto se han formado 17 jóvenes con discapacidad cognitiva en TICS homologando el título de Conocimientos Académicos en Sistemas,  con el programa de Educación para el Trabajo y el Desarrollo Humano de la Caja de Compensación Comfenalco. Así mismo, se hizo la Inclusión de 36 personas con limitación auditiva en la Institución Educativa Barro Blanco y la graduación de la primera promoción de jóvenes con discapacidad auditiva, será en diciembre de 2011.

 

Adicionalmente, entró en funcionamiento el programa de Comunicación aumentativa y alternativa, y ayudas técnicas para las personas del municipio de Rionegro que no se comunican a nivel verbal.

 

La aplicación del índice de inclusión se inició con la sensibilización a los diferentes estamentos educativos del municipio: Secretario de Educación, Jefe de Núcleo y directivos docentes. Luego se empoderó a los maestros de apoyo para iniciar el proceso en cada una de las instituciones educativas del sector oficial del municipio. Se estableció como meta a diciembre del 2009 la aplicación del índice en las 16 instituciones educativas y los 18 centros educativos rurales. Meta que se cumplió en 2011..

 

El Índice de Inclusión aportará al proceso inclusivo del municipio la identificación de las fortalezas y las oportunidades de mejoramiento, en cada una de las gestiones del proyecto educativo institucional (PEI), tomando la visión que cada uno de los agentes (directivos docentes, docentes, padres de familia, estudiantes y personal administrativo) concibe del desarrollo del programa de educación inclusiva dentro de las instituciones. Articulando los resultados a los Planes de Mejoramiento Institucional, al definir las acciones de mejora para las instituciones  que van camino a la transformación de las políticas, culturas y prácticas inclusivas.

 

Igualmente se dio aplicación a los Indicadores de Gestión, del Proceso de Inclusión con los equipos de calidad de las instituciones educativas. Los resultados obtenidos y analizados aportaron a la resignificación de la caracterización educativa municipal y al plan de formación docente territorial bajo la visión inclusiva, planteados desde la Secretaria de Educación y Derechos Culturales de la entidad.

 

Muestra del compromiso de Rionegro y de todos sus actores con el tema de la inclusión social,  es la asignación por acuerdo municipal del 28% de la Sobretasa de teléfono para el funcionamiento del programa de Educación Inclusiva con calidad, además de la celebración de convenios Interinstitucionales con Cajas de Compensación Familiar, el ICBF y empresas privadas,  para la prestación del servicio y atención a personas con discapacidad.

 

Bajo la Administración del Alcalde Alcides Tobón se han atendido a 791 personas con Discapacidad en las 16 Instituciones educativas del Municipio y 160 en programas de Educación para el Trabajo y el Desarrollo Humano. Para un total de  951 personas Incluidas y participando en diferentes contextos.

 

La propuesta de las acciones desarrolladas desde el programa socio ocupacional para las personas con discapacidad cognitiva ha sido acogida por los diferentes sectores (educativos, sociales, empresariales) en los que se ha presentado la propuesta.

 

Sin embargo, la Alcaldía señala que la mayoría recibe a la población con discapacidad sin saber cómo comportarse con ellos en las aulas regulares. Algunos los acogen, otros los rechazan, algunos más los sobreprotegen, de todas maneras, se han logrado avances. Gracias a la continua sensibilización desde el Comité de Discapacidad se han logrado acercamientos con los empresarios, quienes han permitido iniciar las prácticas laborales de personas en situación de discapacidad.

 

Por su parte, el municipio ha vinculado en procesos de práctica laboral en 6 empresas del municipio a personas con discapacidad Cognitiva.

 

Otro tema muy importante es el de la arquitectura y el urbanismo. De poco sirve establecer políticas públicas para atender a las personas con discapacidad, si éstos encuentran obstáculos en andenes, calles y acceso a viviendas y edificios. El alcalde Tobón Echeverri señala que las empresas de servicios abusan del espacio público y crean barreras.

 

De todas maneras, la alcaldía de Rionegro les exige a los constructores que garanticen la accesibilidad para personas con discapacidad, mediante la construcción de rampas y la eliminación de barreras que impidan su desplazamiento y movilidad. La Secretaría de Planeación asesora a los arquitectos y constructores para que incluyan en sus proyectos accesos que permitan la movilidad de todas las personas sin importar su condición.

 

Otro frente que la Alcaldía de Rionegro ha atendido, es el acceso a la información tanto de personas con discapacidad visual y auditiva. El municipio ha recibido apoyo del Instituto Nacional Para Ciegos INCI y del Instituto Nacional para Sordos INSOR, Instituciones que han desarrollado, en alianza con el Ministerio de Educación Nacional y el de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TICS), distintos ciclos de capacitación a esta población. Por su parte, el municipio ha recibido equipos de ayuda a personas con discapacidad visual y auditiva que utilizan las diferentes instituciones educativas.

 

Un convenio con la fundación Discapacidad Colombia le permitió a Rionegro crear su propio sitio web de accesibilidad para todos.

 

Adicionalmente, se realizó la inclusión de 58 personas con discapacidad Cognitiva, síndrome de Down, Discapacidad Sensorial Auditiva y Visual, en los diferentes programas del Centro Cultural del municipio,  a través de procesos de sensibilización, capacitación y asesoría a los docentes de las diferentes áreas de música, artes plásticas, danza y pintura.

 

La participación activa de las personas con discapacidad también es una preocupación en Rionegro. El principal canal con que cuentan es el Comité municipal de discapacidad, que se reúne cada dos meses. Además tienen participación activa en el Comité de Política Social COMPOS, a través de  sus diferentes mesas de trabajo, donde se trabajan los temas de la  infancia y adolescencia, juventud, equidad de género, productividad, competitividad y políticas públicas.

 

En síntesis, puede afirmarse que en Rionegro la Política Pública de Discapacidad ha permitido promover la participación para el fortalecimiento de la autonomía, garantizando la capacidad para que lideres y organizaciones tomen decisiones informadas de manera proactiva tanto en los escenarios públicos, privados, como en los familiares e individuales.

 

Ha garantizado que las personas con discapacidad, sus familias y quienes los cuidan participen en definiciones sobre las condiciones sociales que quieren transformar, como en las maneras para hacerlo.

 

Ha desarrollado espacios de participación donde las personas con discapacidad establecen orientaciones sobre el tipo de desarrollo y cuidado que necesitan y requieren, sobre la base de las relaciones con su entorno familiar y comunitario, y con la ciudad en general.

 

Garantiza y promueve espacios de participación en los procesos de planeación, diseño, ejecución y control de las políticas públicas, así como en los niveles de control social de la gestión pública.

 

Diseña y desarrolla espacios de inclusión social para la población con discapacidad, que  inducen a las autoridades a  fortalecer, incentivar y garantizar la igualdad de oportunidades para la participación, y por lo tanto, a diseñar estrategias que disminuyan de manera decidida las barreras para el ejercicio pleno de la misma.

 

También ha fortalecido las bases legales para la creación y funcionamiento de espacios de participación en cada una de las instituciones públicas que hacen parte del Consejo municipal de discapacidad. De esta manera garantizar la vinculación de las personas en situación de discapacidad a los mismos, para que estos intervengan en la planificación, en la toma de decisiones y en el control.

 

La experiencia desarrollada en el municipio de Rionegro, a través de las acciones desarrolladas por el reconocimiento de las personas con discapacidad, y por sus procesos de inclusión ha permitido en el municipio visionar a las personas en situación de discapacidad, sus familias y a sus cuidadoras y cuidadores como personas autónomas con derechos políticos, civiles, económicos y sociales. Visibilizarlas como sujetos de derechos, igualmente considerar aspectos sociales, políticos y culturales de los ciudadanos y del entorno que influyen en su calidad de vida, consolidar la construcción colectiva y el aporte de los diferentes procesos municipales en torno a la movilización activa del sistema municipal de discapacidad, como parte de un ejercicio de participación, discusión, intercambio documental y retroalimentación propositiva; así mismo, dimensionar una política pública hoy acuerdo municipal basada en una concepción participativa, en un enfoque de derechos humanos y en una comprensión amplia de la discapacidad.

Otros ganadores