Por primera vez Colombia Líder evaluó a todos los alcaldes y gobernadores del país, con el fin de exaltar los resultados de los gobernantes locales que se hayan distinguido por su gestión integral, replicabilidad de sus iniciativas, innovación, sostenibilidad, participación ciudadana e inclusión social.

 

Adicionalmente, en el marco de este premio se entrega un reconocimiento al alcalde y gobernador incluyente por tener en cuenta a la población con discapacidad en su agenda pública en temas como: accesibilidad física en sus ciudades, oferta educativa inclusiva en todos los niveles, y promoción del empleo y la productividad. (Cómo fue la elección)

Inicio

EL CONSTITUYENTE

Horacio Serpa Uribe

Gobernador de Santander

Una anécdota pinta de cuerpo entero el talante de Horacio Serpa. Durante una campaña presidencial asistió a un congreso de la ANDI y un asistente al foro le señaló  que no tenía experiencia en el sector público. Serpa contestó que eso era falso, que él había trabajado en una multinacional porque había sido celador de los almacenes Sears.

 

Esta espontaneidad, barnizada con un buen sentido del humor, muestra que Serpa es el típico colombiano que se ha hecho a sí mismo y que no siente ninguna vergüenza de su origen humilde.

Aunque nació en Bucaramanga, vivió 30 años de su vida en Barrancabermeja, la ciudad que forjó su talante de socialdemócrata a pesar de estar sometido a las presiones extremistas de los actores armados tanto de la derecha como de la izquierda.

 

La mayor parte de su vida la ha dedicado al servicio público y en las tres ramas del poder. Ha ejercido diversos cargos en la rama judicial, entre ellos el de juez Promiscuo Municipal y Procurador. En la rama legislativa ha sido concejal, representante, senador y presidente de la Asamblea Nacional Constituyente de 1991. En el poder ejecutivo se ha desempeñado como alcalde, gobernador de su departamento,  ministro y ministro delegatario durante los gobiernos de Virgilio Barco Vargas y Ernesto Samper Pizano.

 

También ha desempeñado cargos diplomáticos, así como consejero presidencial para la Paz. El único cargo al que hasta ahora no ha podido acceder ha sido a la presidencia de la República a pesart de haber sido tres veces el candidato del Partido Liberal.

 

Ha alternado el ejercicio público con la cátedra universitaria y el periodismo en medios radiales y escritos.

 

De su gestión al frente de Santander, su departamento, Serpa destaca de su puño y letra los siguientes.

 

Por estar al frente de los destinos de un departamento tan plural como Santander, tuvo que enfrentar lo que él mismo denomina “tres escenarios distintos”.

 

Uno de ellos es la zona andina, agreste y dominada por altas y escarpadas montañas, donde predomina el minifundio, y que gracias a su historia, cultura y paisajes, se ha convertido en una verdadera meca para el turismo, sobre todo de aventura, y la generación de valor en emprendimientos productivos.

 

Totalmente distinta es el área plana que corresponde al valle del río Magdalena, que se destaca por las actividades agroindustriales, la ganadería, la extracción de minerales, asñi como la explotación y refinación de hidrocarburos.

 

La tercera zona es el área metropolitana de Bucaramanga, donde vive casi la mitad de la población del departamento y donde los índices de calidad de vida son los más altos, pero donde la informalidad y el desempleo comienzan a tomar un cariz preocupante.

 

Con base en ese diagnóstico geográfico, económico y cultural, la administración de Horacio Serpa diseñó sus estrategias con base en un acercamiento entre las distintas regiones, a través de la integración de los dos grandes polos de desarrollo que giran alrededor de Bucaramanga y Barrancabermeja.

 

Parte de esa tarea comenzó con la identificación de los municipios más pobres del departamento, así como de las comunidades más vulnerables, a los cuales se atendió con acciones en diversos frentes.

 

Con respecto a la salud, en desnutrición global en población de 5 a 17 años de edad bajó de 6.9% en 2007 a 4.6% en el 2010; en mortalidad Infantil, de 11,9 por cada mil nacidos vivos año 2007 a 9,9 en el año 2008; en mortalidad materna, de 35,8 en 2007 a 30,6 por cada 100.000 nacidos vivos, en el 2010.

 

En manejo de cuencas hídricas y suministro de agua potable, en Santander se reforestaron 1.447 hectáreas en zonas de protección de microcuencas abastecedoras de acueductos, inversión que demandó  $ 5.124 millones, que beneficiaron a 49 municipios. Además, la Gobernación de Santander cofinanció los proyectos de protección de áreas de especial importancia biológica, en asocio con las Corporaciones Autónomas Regionales y la Unidad de Parques Nacionales. Pero la intervención más importante en la Gestión Integral del agua, se refiere a la defensa del Páramo de San Turbán, ante la solicitud de Licencia Ambiental para el desarrollo de un Proyecto Minero a cielo abierto.

 

En audiencia pública, después de evaluar detalladamente los aspectos técnicos económicos y sociales, el Gobierno de Santander conceptuó negativamente el proyecto y solicitó negar dicha licencia, lo cual efectivamente fue acogido por el Ministerio de Ambiente. En materia de vertimientos líquidos, se han apoyado varios proyectos de alcantarillados y tratamiento de aguas residuales, resaltándose la cofinanciación de la Planta de Santuario, en Piedecuesta.

 

Con respecto a la educación, se disminuyó la brecha de inequidad en el aprendizaje del idioma inglés entre los estudiantes de estratos 1, 2 y 3 de los colegios públicos respecto a los privados.  La cobertura en la educación media se incrementó en 13 por ciento.  Se pasó de 64 por ciento en 2007 a 77 por ciento en 2011. Este resultado se obtuvo gracias al fortalecimiento de la educación media, tanto técnica como académica, a través de la articulación e integración de 148 instituciones educativas con programas académicos de educación superior y el SENA. En zonas apartadas del departamento se abrió el programa de  Educación Media Rural.

 

En vivienda se han otorgado 7.782 subsidios por valor de $26.290.664.361 y se destaca el megaproyecto de interés social Pienta, en el municipio de Piedecuesta. El promotor de este megaproyecto es el departamento de Santander, que busca desarrollar una ciudadela integral, sostenible ambientalmente y que apoye la superación de los déficits de vivienda que hoy presenta el Área Metropolitana de Bucaramanga y que para el 2011 está calculada en más de 41.000 viviendas para Bucaramanga, Floridablanca, Piedecuesta y Girón.

 

Otro tema de gran relevancia fue mejorar la infraestructura vial del departamento, que como señala el gobernador Serpa, data de muchas décadas atrás. Además, la ola invernal de 2010-2011 provocó daños sin precedentes en las carreteras santandereanas, tanto las departamentales como las nacionales. El gobierno seccional le dio prioridad a las vías secundarias que unen los distintos municipios entre sí y con las carreteras troncales nacionales que cruzan el departamento.

 

El plan vial incrementó en 33 por ciento la red de carreteras secundarias pavimentadas, obras que tuvieron el gran obstáculo de la ola invernal. Para ello se invirtieron alrededor de  478 mil millones de pesos, que se destinaron para atender vías secundarias en un 72 por ciento, vías terciarias en un 19 por ciento, vías urbanas en un 8 por ciento y 1 por ciento en vías Nacionales. Con la puesta en marcha del Plan Vial Departamental se tienen en ejecución la pavimentación de 200 kilómetros y la construcción de tres puentes de gran importancia.

 

Para contrastarlo con anteriores administraciones, en Santander cada cuatro años se pavimentaban en promedio 32 kilómetros de vías secundarias. En estos últimos cuatro años se han pavimentado más de 225 kilómetros. Es decir, siete veces más.  Adicionalmente se intervinieron 214 sectores en zonas estratégicas de vías terciarias con cemento rígido.

 

Para Horacio Serpa la educación es el instrumento más eficaz para superar la desigualdad. Además, considera que una sociedad en guerra será siempre pobre e ignorante. Por ese motivo la inclusión de las poblaciones vulnerables y marginadas en las políticas públicas, así como la participación ciudadana, han sido estrategias transversales en sus programas de inversión en salud, educación, recreación y deporte, saneamiento básico, vivienda y conectividad digital.

 

La administración de Horacio Serpa trabajó por un departamento incluyente, y lo hizo con el apoyo del gobierno nacional, los académicos, las organizaciones ciudadanas, los partidos políticos y diversas organizaciones de la sociedad civil.

 

Santander sostuvo tasas de crecimiento económico más altas que el promedio nacional, aún por encima de Bogotá. Las cifras de crecimiento industrial de Santander también superaron el promedio nacional.

 

El gobernador Serpa también señala los grandes avances en materia de seguridad. Como él mismo expresa, “en los últimos tres años y medio no ha habido asaltos a ninguna población, ni emboscadas a la Policía o el Ejército, ni enfrentamientos abiertos con la subversión o paramilitares”.

 

Si le preguntan por su principal logró, el gobernador Serpa señala ha sido el reconocimiento a la Transparencia en la Contratación Pública y en la Gestión Institucional. Esto ha traído como consecuencia una mayor disponibilidad a pagar impuestos (porque hay tranquilidad en la inversión) y el buen ambiente que se vive en la región y el interés de trabajar colectivamente, sobre la base de una relación armoniosa y respetuosa con gremios, organizaciones profesionales, líderes sociales y sindicatos. “Los impactos agregados son enormes, pues el nivel de exigencia que pueden aplicar los interventores es mucho mayor y eso redunda en beneficios para la comunidad beneficiada, favorece la labor de las veedurías cívicas y compromete al contratista con la población directamente beneficiada de su trabajo”.

Otros ganadores