ÚLTIMA HORA flecha derecha

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 7/10/2020 2:31:00 PM

“Esto es una locura”, paciente que lucha contra la covid-19

El expolicía Yesid Molina cuenta cómo es la vida con covid -19 y cómo su hermano lleva 22 días dando la batalla en una UCI de la Clínica Santa María del Lago.

Coronavirus Colombia Esto es una locura, paciente que lucha contra la covid-19 “Esto es una locura”, paciente que lucha contra la covid-19 Foto: AP Newsroom

El drama de las familias es el panorama que va dejando a su paso el coronavirus. Así como se presentan casos en los que solo un integrante de la familia dio positivo por covid-19, hay otros en los que son varios los integrantes que libran un batalla en contra de esta enfermedad. El caso del intendente jefe en retiro Yesid Molina, es semejante al segundo. 

En entrevista con SEMANA Noticias el expolicía contó cómo es la vida con covid -19 y cómo su hermano lleva 22 días dando la batalla en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de la Clínica Santa María del Lago. Molina habló del drama que vive hoy su familia.  

Hace unos días se conoció un video grabado por Molina cuando estaba internado en el Hospital de la Policía. Él resultó internado ese recinto luego de haber contraído el virus en casa, cuando cuidaba de su hermano que ya padecía la enfermedad. "El video fue grabado el pasado 25 de junio, que fue mi primera noche en el hospital. Era un mensaje para mis amigos pero se difundió. Cuando llegué, mi primera impresión fuerte fue que las personas que estaban al lado mío, tanto a la derecha como a la izquierda, estaban intubadas", dijo. 

El mensaje que él transmitió en el video era el siguiente: "Hola, no hago este vídeo para dar pesar o algo así, sino porque quiero que sepan que estoy aquí en un hospital con ocho personas en este pedacito. Estando todos pelando contra el covid. No nos conocemos, pero tenemos la misma batalla que dar. Quiero que sepa que la mejor manera de vencer está batalla es huyendo. La mejor manera de ganar está batalla es huyendo de ella. La única manera de huir es protegerse. Yo me contaminé cuidando a mi hermano, creí que estaba cuidándome, realmente las medidas son pocas, así que por favor cuidence. Huyan de esta batalla, huyan, huyan de ella".

El oficial en retiro llevaba entre ocho y 10 días con fiebres muy altas que alcanzaban los 39,6 grados, "hasta que llegó el momento que no podía respirar bien. Los porcentajes que daba el oxímetro eran muy bajos, llamamos a la clínica y nos dijeron que debía irme de inmediato para urgencias", explicó. Entre la sintomatología que poco a poco fue haciéndose visible, explicó que le dio fiebre en gra medida. "La fiebre que empieza a generar alucinaciones, dolor de cabeza, empiezas a perder el sentido del gusto, y toda la sumatoria de esos síntomas que te llevan a un punto en el que claramente ya no eres capaz de más y ahí me fui para el hospital", lugar donde duró 11 días. 

A la par de su lucha, su hermano ya venía librándola, se trata de Edison Molina, que tiene 43 años de edad. "Mi hermano empezó a mostrar síntomas unos ocho días antes del 18 de junio y él vive con mi mamá que es una señora de 65 años. Ante esos primeros síntomas, el temor más grande era mi mamá y por eso decidimos que se viniera a vivir conmigo. Molina explicó que aún sin tener la certeza sobre si su hermano era o no portador del virus, "de entrada le dije que lo iba a tratar como si estuviera enfermo por covid-19. Y así fue, pero en algún momento tuve que haberme descuidado y me llegó la enfermedad a mí". 

Explicó que cuando empezó a presentar la sintomatología característica de la covid-19, su hermano ya estaba en la UCI. "Él entró a la UCI el 18 de junio. Yo lo llevé al hospital porque ya le estaba faltando mucho el oxígeno. A él no le dio tanta fiebre pero sí le dio mucha tos. Le teníamos oxígeno en la casa pero ni siquiera saturaba bien". Una vez llegó con su hermano a la UCI, le practicaron los respectivos exámenes médicos y "de una vez se fue para cuidados intensivos esa misma noche. Obvio la angustia fue muy fuerte, uno empieza a revisar cifras y es peor. Yo le pedía a mi Dios que yo no estuviera contaminado, que ni mi esposa ni mi mamá lo estuvieran. Yo salí positivo y pensamos que esto no iba a ser tan duro pero esto es una locura". 

"Mi mamá es una mujer de fe, que cree mucho en Dios y ella se aferró mucho a eso, a la oración", dijo Molina, quien agregó que si bien no se lo dijo a nadie, él tenía claro que no que no podía llegar a la UCI. "No podía dejar que mi mamá tuviera dos hijos en la UCI porque obviamente uno estando en el hospital, viendo cómo es el proceso de intubación, viendo las implicaciones, tenía que ahorrarle ese dolor a mi mamá y enfocarnos solo en mi hermano".

Recordó que él decía "no puedo llegar allá, no puedo llegar allá" y que en ese periodo que estuvo internado en la Unidad de Cuidados Intermedios se le aparecieron unos ángeles en el Hospital de la Policía. "Unos enfermeros, unas enfermeras y unos médicos que siempres estvieron pendientes. Y hubo un médico que me dio un consejo, me dijo "si usted no quiere estar intubado, duerma boca abajo". Yo le hice caso y empecé a dormir boca abajo, obvio no se duerme bien, pero las 12 mediciones de saturación después de ese gesto, todas mejoraron".

Frente a la recomendación que le dijo el médico en mención, explicó que luego de investigar el tema, encontró que "cuando se cambia la posición del cuerpo hay una modificación en el diafragma y se estimulan ciertas partes de los pulmones que de otra forma no se estimulan. Se mejoran los niveles de saturación de oxígeno y ese es el indicador que más tienen en cuenta los médicos a la hora de trasladar a un paciente a la UCI". Aprovechó también para agradecerle al personal de la salud que atiende hoy por hoy a su hermano en la Clínica Santa María del Lago. "Han sido unas personas de una vocación y un profesionalismo tremendo. Estamos muy agradecidos con ellos por lo que han hecho por mantener con vida a mi hermano", dijo. 

Señaló que su hermano lleva 22 días intubado, "hace una semana despertó, lo desintubaron, estábamos muy contentos todos pero desafortunadamente esa mejoría solo duró un día y tuvieron que volverlo a intubar. En este momento está sedado, intubado y hay otras complejidades que se dan en el marco de esta enfermedad, empiezan a molestar los riñones y a mi hermano ya le quitaron el cateter para no hacerle diálisis y eso es muy bueno para nosotros. Solamente estamos aferrados a Dios y que esta enfermedad pase por su cuerpo con el menor impacto". Molina reveló que en el caso de él, luego de su paso por el hospital, sus pulmones "quedaron muy afectados".  

"Él (su hermano) es un ejemplo para nosotros, es el que la vida le ha pegado duro pero que siempre se ha levantado. Si Dios lo escogió para esta batalla es porque es el más fuerte de nosotros. Que sepa que afuera están sus dos hijas, sus hermanos y su mamá orando por él", explicó. 

Aprovechó para hacer un llamado a las personas que aún no creen en esta realidad que trae el mundo actual. "Me da miedo la gente que cree que esto no les va a pasar a ellos. Que no entienden que la protección debe ser entre todos". Frente a las palabras de incredulidad en torno a este tema, dijo que "no solo son injustas sino que son desobligantes con el dolor de todas las familias", recalcó. 

EDICIÓN 1997

PORTADA

Terremoto político: el proceso contra Álvaro Uribe sacude al país

¿Qué sigue para Álvaro Uribe, para el Gobierno y para el país después de la medida de aseguramiento dictada por la Corte Suprema de Justicia? Esa decisión marca un antes y un después en la historia de Colombia.

03

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1997

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.
paywall