La despedida


Dejar un cargo que se ha ocupado durante cuatro años -como el de la Presidencia- genera mucha nostalgia. Por eso, en la noche del 7 de agosto, los amigos más cercanos de Andrés Pastrana quisieron acompañarlo y ofrecer para él una fiesta. Muy puntual a las 8 el ex presidente y Nohra Puyana de Pastrana llegaron caminando por la Zona T al restaurante Harry Sasson. Las personas que se encontraban allí aprovecharon la oportunidad para saludar. Una vez en el recinto se inició la fiesta. A pesar de la tristeza de abandonar sus respectivos cargos en el lugar se respiraba un ambiente de alegría y tranquilidad. Además de la comida y el trago hubo parranda vallenata hasta la una de la mañana.