Repoblamiento de ciénagas
El repoblamiento de ciénagas con millones de alevinos es clave para evitar la reducción y posible extinción de especies. Foto: Aunap. - Foto: Aunap

actividad pesquera

Con la siembra de más de 7 millones de alevinos repoblarán ciénagas del Magdalena Medio

Se calcula que en las ciénagas y humedales de esta zona del país habitan 220 especies de peces, de las cuales 28 presentan algún grado de amenaza. El repoblamiento se realizará con bocachico, dorada y blanquillo.

Repoblar áreas estratégicas del país es clave en los procesos de conservación de diversos ecosistemas como ciénagas y humedales, pero también es fundamental para el fortalecimiento de iniciativas de desarrollo sostenible.

En este sentido, la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (Aunap), en convenio con la Piscícola San Silvestre dará inicio a un proyecto que busca contribuir de forma conjunta a sensibilizar a las comunidades e implementar jornadas de repoblamiento con diferentes especies de alevinos en algunas ciénagas y complejos hídricos del Magdalena Medio.

Según informó el director general de esta entidad, Nicolás del Castillo Piedrahita, la meta de esta estrategia es repoblar con 7.415.854 alevinos, ciénagas y complejos inundables del Magdalena Medio bolivarense, santandereano, antioqueño, la depresión Momposina y otras regiones del país. En estas zonas se sembrarán 7.275.854 alevinos de bocachico, 105.000 de dorada y 35.000 de blanquillo.

siembra de alevinos en ciénagas
En el Magdalena Medio sembrarán alevinos de bocachico, Dorada y blanquillo. - Foto: Aunap

Producción de especies nativas

De otra parte, la autoridad acuícola proyecta la producción de cerca de 25 millones de alevinos de especies nativas y domesticadas en sus estaciones Repelón (Atlántico) y Gigante (Huila).

Según dio a conocer el directivo, para el caso de especies nativas, éstas serán usadas en refuerzo a las acciones de repoblamiento en diferentes regiones del país y, en lo referente a las especies domesticadas, la entidad hará entrega a asociaciones de acuicultores que estén formalizadas para el fomento de su actividad, explicó el directivo.

Los trabajos de repoblamiento son clave pues las ciénagas son conjuntos de humedales de gran importancia ambiental por las funciones que cumplen. Controlan inundaciones, regulan los caudales de los ríos y, además, se constituyen en el hábitat de una amplia biodiversidad de flora y fauna de importante valor ecosistémico y económico para las comunidades.

“Aumentar las poblaciones de peces en dichas ciénagas, favorece la pesca comercial y de subsistencia, generando un incremento en los ingresos económicos obtenidos por la comercialización de productos pesqueros provenientes de ciénagas repobladas y al mejoramiento de la seguridad alimentaria”, agregó el directivo.

Las jornadas de repoblamiento beneficiarán aproximadamente a más de 90.000 pescadores artesanales, quienes viven de la actividad pesquera en 31 ciénagas ubicadas en los departamentos de Antioquia, Santander, Cesar, Sucre y Bolívar

siembra de alevinos en ciénagas
La siembra de alevinos les brinda sustento económico a los pescadores artesanales. - Foto: Aunap

Entre los ecosistemas escogidos para realizar esta actividad se encuentran la Ciénaga El Opón, La India, La Samaria, La Musanda, Paredes, Doña María, San Lorenzo, Tabacuru, La Caimanera, La Busaca, El Encanto, la Mejía y La Zapata, entre otras.

Visitas de monitoreo

En el marco de este proceso, de manera previa de prevé el desarrollo de visitas técnicas de monitoreo, localización y georreferenciación de los sitios donde se realizarán los repoblamientos, seguidas de un ciclo de capacitaciones o talleres dirigidos especialmente a la comunidad de pescadores artesanales que aborden temas de manejo responsable de los recursos pesqueros y el cumplimiento de la normatividad vigente en pro de la recuperación del recurso.

El repoblamiento es un instrumento de manejo de poblaciones de peces que consiste en la liberación de ejemplares producidos en granjas piscícolas. La piscicultura es la herramienta que se utiliza con el objetivo de contribuir a la conservación del potencial biológico de las poblaciones nativas de peces, cuyo hábitat ha sido alterado por múltiples factores y corre el riesgo de una reducción o extinción de las diferentes especies.