tendencia

La empresa del billón de dólares

Por: Álvaro Montes

Apple está por convertirse en la primera compañía en romper la barrera de ‘one trillion dollars’. Silicon Valley vive días de gloria.


Entre enero y marzo del presente año fueron despachados 16 millones de teléfonos iPhone X, lo que convierte a este dispositivo en el smartphone más vendido en el mundo. Por su precio al público, alrededor de 1.000 dólares, muchos estimaban que el éxito de Apple tocaría finalmente su techo. Pero el iPhone X ajusta ya dos semestres consecutivos con esos registros de ventas, según el reciente reporte de Strategy Analytics. Los otros tres que le siguen son también de Apple: iPhone 8 vendió 12,5 millones de unidades en el primer trimestre de 2018; iPhone 8 Plus vendió 8,3 millones; y iPhone 7 vendió 5,6 millones de unidades. Y hay más. Apple está por convertirse en la primera empresa del mundo en alcanzar un valor de un billón de dólares (un millón de millones). Por estos días ronda los 931.000 millones de dólares de valor en bolsa y, según creen los analistas, en cuestión de meses podría romper la mágica barrera del trillion dollars, como se llama esa cifra en inglés.

Bloomberg recordó hace poco que, en realidad, Apple no sería la primera en lograrlo. PetroChina lo hizo en 2007, pero el milagro duró menos de 24 horas. Warren Buffett, el inversionista más famoso del mundo, animado por el desempeño financiero de Apple, compró 75 millones de acciones más y aumentó su participación accionaria del 5 al 9 por ciento. El flujo de caja es envidiable. Apple dispone de 267.000 millones de dólares en efectivo para invertir en lo que quiera. Le alcanzaría para comprar de contado Netflix, que vale 140.000 millones, y Tesla, que vale 50.000, y todavía le quedaría algo de efectivo en los bolsillos. Es tan saludable la situación financiera, que sus directivos tomaron la decisión de recomprar acciones en lugar de, por ejemplo, adquirir otras compañías para fortalecer el negocio. La recompra de acciones se hace cuando es claro que la mejor inversión es ella misma porque ninguna otra empresa vale tanto.

Puede leer: Cómo la guerra de los emojis se convirtió en la nueva disputa entre Samsung y Apple

Saltan preguntas evidentes: ¿hasta cuándo durará semejante éxito? Y, sobre todo, ¿cómo se explica? Todos sus productos están en la gama alta, y asimismo sus precios. No producen nada para la base de la pirámide, ni gamas de entrada como hacen sus rivales, pero Apple triunfa en casi todas las líneas en las que compite: teléfonos, venta de música, tabletas, relojes inteligentes, entre otras.

Tim Cook, el CEO de la empresa, cree que la receta del éxito es la capacidad innovadora. Se ha cuestionado que Apple a veces llega después que sus competidores a las tendencias de moda, pero él asegura que en realidad toman más tiempo en salir al mercado porque les gusta llegar con productos maduros y realmente novedosos. “‘iPod, iPhone, iPad, Apple Watch; no fueron los primeros, pero fueron los primeros modernos, ¿verdad?” dijo hace poco en una entrevista con Fast Company.

Curiosamente, el precio reciente de las acciones se debe en algún nivel a Donald Trump. El mismo presidente, impopular entre las tecnológicas, estableció una reforma fiscal para estimular la repatriación de capitales con alivios tributarios del 55 por ciento. Pues Apple repatrió 100.000 millones y los destinará a recomprar acciones. En estas operaciones, los accionistas más fuertes compran a los minoritarios, la cantidad de acciones disminuye y, por tanto, aumenta su valor.

Consulte: ¿Hechos para no durar?

Es cierto que romper la barrera del billón de dólares no significa nada en términos prácticos, pero tiene un efecto simbólico enorme y reconfirma la preponderancia de Silicon Valley en la economía norteamericana. Entre las compañías de mayor valor se encuentran Amazon (764.000 millones de dólares), Alphabet, casa matriz de Google (729.000 millones), y Facebook (518.000 millones).