Tendencias
Sony
Los demandantes alegan que Sony está utilizando su posición para imponer una tajada del 30% sobre cualquier transacción que se realice en su tienda digital. - Foto: Getty Images

videojuegos - enter

¿De qué se trata la demanda contra Sony por 5.800 millones de dólares?

Lo demandantes alegan que la compañía tomó una comisión del 30% en cada juego digital o compra en la plataforma PlayStation Store.

Uno de los casos más recientes que ha conmocionado a la industria de la tecnología es la demanda en contra de Sony por 5.800 millones de dólares. Dicha acción legal se llevó a cabo en Reino Unido y está vinculada con un supuesto engañó a los usuarios. Lo demandantes alegan que la compañía tomó una comisión del 30% en cada juego digital o compra en la plataforma PlayStation Store. No es un monto menor, al menos si se considera el impacto a largo plazo que puede tener.

Lo primero a tener en cuenta es que se trata de una demanda colectiva, lo que significa que no proviene de una sola persona, sino por un grupo que es representado y que tiene una misma queja.

De manera resumida: todas las tiendas digitales cobran una porción del precio de lo que venden por el ‘derecho’ de ofrecer sus juegos en la plataforma. Google lo hace en su tienda de Android, Steam lo hace con los juegos para PC y Apple con las apps que usted descarga en la App Store. El problema está en que, de acuerdo con Alex Neill (activista y uno de los representantes del grupo detrás de la demanda), Sony utiliza su posición para imponer una tajada del 30% sobre cualquier transacción que se realice en su tienda.

Esto, de acuerdo con los demandantes, significa que los desarrolladores ganan menos dinero. Al mismo tiempo, implica que los jugadores tienen que pagar más por estos títulos. Lo que crea un escenario complicado porque los consumidores encuentran estos mismos juegos en otras plataformas más económicas, lo que implica menos ventas en las consolas de Sony.

“Los juegos son ahora la industria de entretenimiento más grande del Reino Unido, por delante de la televisión, el video y la música, y muchas personas vulnerables confían en los juegos para la comunidad y la conexión”, dijo Neill en un comunicado a Sky News.

“Las acciones de Sony le están costando a millones de personas que no pueden pagarlos, particularmente cuando estamos en medio de una crisis del costo de vida y el bolsillo del consumidor está siendo exprimido como nunca antes”, añadió Neill.

El tema de la comisión que las tiendas digitales cobran por los juegos y aplicaciones disponibles no es nuevo. Google y Apple han sufrido demandas similares. En ambos casos se sugirió que dichas compañías abusan de los monopolios que tienen para forzar a los desarrolladores y consumidores a posiciones de desventaja.

En lo que tiene que ver con la demanda de Sony, se argumenta que hay una mayor variedad para los juegos de consola (Steam, Epic Games, Game Pass, etc), pero es un debate no menos importante considerando la popularidad que hoy tienen los juegos digitales.