Tendencias
Logo de Instagram.
Logo de redes sociales. - Foto: Getty Images

redes sociales - enter

Estudio: 91% de los usuarios no leen los términos de servicios de las apps

Por: ENTER

En promedio, estos acuerdos son tan extensos que un usuario podría pasar, en promedio, 17:12 horas leyendo el contrato de Facebook, por ejemplo.

Un estudio realizado por la firma de consultoría Deloitte encontró que el 91% de los usuarios no leen los términos de servicios de las apps. Los sondeados aseguraron que no hacen la tarea por falta de tiempo.

Estos acuerdos son tan extensos que un usuario podría pasar, en promedio, 17:12 horas leyendo el contrato de Facebook, o unas 9:42 horas el de Instagram. Y en otras redes sociales la historia no mejora, en TikTok o Spotify el usuario requeriría unas 32 horas para leerlo completamente. Por ello, casi nadie lo hace. Se trata de textos muy extensos que además de tener una letra muy pequeña, tienen términos y redacciones que no son comprensibles para todos.

Lo importante de leer estos contratos es que en él las empresas tienden a desligarse de responsabilidades, así lo explicaron especialistas en servicios de internet al diario La Nación de Argentina. Otro aspecto que destacan es la ambigüedad en las cláusulas, sin mencionar que muchas remiten a otras URL donde se consiguen textos aún más extensos. El uso de términos jurídicos dificulta la comprensión total por parte de los usuarios, así que es muy difícil que sepan lo que están aceptando.

Por esta razón, ya comienzan a surgir movimientos en todo el mundo con el fin de quejarse frente a este tipo de contratos. Al mismo tiempo crece la discusión sobre la transparencia del internet. Aunque en Europa hay reglas más estrictas, lo cierto es que aún no existen regulaciones que obliguen a las compañías a ser más claras en estos acuerdos de uso.

Recomendaciones

El primer consejo es que, aunque sea difícil, es necesario leer los contratos que se aceptan. Pese a que esta tarea resultará extenuante, lo mejor es apoyarse en artículos y análisis hechos por otros en internet. De esta manera podrá ser más entendible el texto.

Se espera que, hacia el futuro, la evolución de la legislación permita tener acuerdos de uso que sean más favorables a los usuarios, con redacciones y condiciones que usen un lenguaje claro, concreto y fácil de entender para todos. Algo similar a lo que ocurre en países como Italia, Japón y Alemania.