Tendencias
Getty Creativo
Super Apps. - Foto: Getty Images

tecnología

Informe destaca las oportunidades y los retos de las Super Apps para las Instituciones Financieras

Sin embargo, el informe recalcó que a la hora de crear una Super App se deben incorporar funciones sofisticadas.

La firma BPC, la cual se encarga de enlazar las necesidades de las personas con soluciones inteligentes, junto a la consultora de estrategia Fincog, presentaron el lanzamiento de un nuevo informe sobre las Super Apps.

Cabe mencionar que la función de las Super Apps consiste en aprovechar la riqueza de sus datos para mejorar los servicios y procesos, al adquirir un conocimiento significativamente más amplio sobre sus usuarios, en comparación con las aplicaciones estándar. Es por eso que el informe afirma que “la amplia recopilación de datos, se pueden perfeccionar propuestas y ofrecer al usuario un nivel de experiencia superior”.

Asimismo, las entidades manifestaron que este reporte ofrecerá a los proveedores de servicios bancarios información relevante sobre esta tendencia en crecimiento, la cual se caracteriza por ofrecer una multitud de servicios, pero que según ellos esto se podría convertir en una futura amenaza para los proveedores de servicios financieros tradicionales.

Según Mauricio Fernández, director de Operaciones Américas de BPC manifestó que “las entidades financieras tradicionales pueden asociarse con las Super Apps, proporcionando el back-end para todos los servicios financieros integrados, o incluso pueden desarrollar las suyas propias, como una oportunidad para mejorar el ‘engagement’ y la fidelización de sus clientes, haciendo posible que el usuario permanezca dentro de la aplicación y creando conexiones adicionales entre compradores y vendedores”.

De igual manera, aseguró que Latinoamérica será una de las zonas donde la demanda de las Super Apps tendrán un mayor impacto. Por ejemplo, GSMA, afirmó que “el 64 % de su población cuenta con internet inalámbrico y esperan que para 2025, el mercado supere los 422 millones de usuarios, un escenario que motiva a las compañías a diversificar sus servicios de Apps para ampliar y unificar su base de usuarios”.

Además, el informe también destaca que las Super Apps podrán escalar durante los próximos años en regiones de Latinoamérica de forma similar a lo que se ha observado en el sudeste asiático, mientras que los factores de consumo y normativos podrían frenar el potencial de crecimiento en Europa y Norteamérica.

Del mismo modo, el número de plataformas fintech en la región alcanzó la cifra de 2.482 para el 2021, lo que representa un crecimiento del 112 %. Sin embargo, el informe recalcó que a la hora de crear una Super App se deben incorporar funciones sofisticadas.

Por ejemplo, en Latinoamérica el informe destacó a las aplicaciones que ofrecen la entrega rápida de artículos como alimentos, ropa o que permite reservar experiencias, viajes, conciertos y alojamiento en hoteles, y brinda un paquete de productos financieros.

“El efectivo es el método de pago que aún predomina en América Latina, pero es difícilmente compatible con el modelo de negocio digital de una Super App”, explicó Fernández.

Igualmente, las Super Apps están distanciando a los bancos de sus clientes. Las aplicaciones que ya ofrecen servicios financieros, como WeChat y Alipay en China, están empezando a ofrecer a los clientes una gama de productos básicos.

“Las Super Apps son una tendencia cada vez más atractiva para un amplio grupo del ecosistema financiero, que ahora cuenta con un mayor número de consumidores que comienzan a considerarlas como algo positivo y que están dispuestos a acoger la idea de una aplicación única para atender todas sus necesidades digitales”, puntualizó Mauricio Fernández.

Finalmente, el reporte presenta una visión del ecosistema, así como un análisis de los aspectos normativos pertinentes y su papel en la implantación.

“Las Super Apps actuales han logrado una amplia aceptación al combinar servicios en una interfaz digital única. Aunque se originaron en Asia, en los últimos años se han popularizado en los países occidentales, donde el 67 % de los consumidores de Estados Unidos manifestaron su interés por utilizarlas”, indica el informe.