Tendencias
Uber no ha confirmado la cantidad y el tipo de datos comprometidos con la violación de seguridad. - Foto: getty images

plataformas-enter

Uber hackeado, piratas habrían robado datos

Al parecer, un pirata informático habría hackeado la cuenta de un empleado y dijo tener acceso a bases de datos internas.

Hasta ahora se conoce poco de lo que realmente está comprometido en las bases de datos de Uber. La empresa anunció que suspendió su mensajería interna de Slack luego de conocerse que habría ocurrido una violación de seguridad cibernética por parte de un pirata informático.

La empresa no ha confirmado la cantidad y el tipo de datos comprometidos con la violación de seguridad. Solo sucedió que los empleados recibieron un mensaje de una persona desconocida en la que se decía “Soy un hacker”. Al parecer, esta persona habría hackeado la cuenta de un empleado y dijo tener acceso a bases de datos internas. Lo que se sabe es que el pirata informático es un joven de 18 años que logró vulnerar la seguridad y acceder hasta una gran cantidad de servicios internos. Como pruebas, aportó pantallazos de correos electrónicos y de los repositorios de códigos.

Esto provocó que las acciones de la empresa que se cotizan en la bolsa de Nueva York cayeran 5,2%. Sam Curry, investigador de Yuga Labs, dijo que al parecer el pirata (o piratas) habría logrado tener acceso a la nube de Uber alojada en Amazon y Google. Además, el hacker habría ingresado al sistema “HackerOne”, con el que Uber hace recompensas por errores a los piratas informáticos por exponer e informar vulnerabilidades.

Al ser consultado sobre la cantidad de datos comprometidos, Curry señaló que lograron acceso a todos los informes de HackerOne. Aunque un representante de la empresa confirmó la filtración, no dio detalles al respecto. Uber utilizó su cuenta oficial en Twitter para detallar que se comunicó con la Policía y congeló sus comunicaciones por Slack. Pero además aseguró que los servicios de transporte y entrega de alimentos están operando en completa normalidad.

Esta no es la primera vez que le ocurre algo similar a Uber. Ya en el 2016 tuvo que pagar 148 millones de dólares por reclamos relacionados con una violación de datos a gran escala que afectó a más de 25 millones de usuarios estadounidenses.