vida moderna

Agua de berenjena: así se puede consumir para perder peso y quemar grasa abdominal

La berenjena tiene pocas calorías y genera sensación de saciedad.


Perder peso es el deseo de varias personas, pero hay varios factores que se deben tener en cuenta antes de iniciar con ese proceso, como constancia, cambios en la alimentación y una rutina de ejercicio.

Adicional, en las variaciones de alimentación se pueden agregar bebidas que ayuden a acelerar el proceso de pérdida de peso, como lo es el agua de berenjena, ya que este alimento tiene pocas calorías y genera sensación de saciedad.

Así las cosas, el portal Cocina Recetas Fáciles reveló que para preparar el agua se deben exprimir dos naranjas y licuar con una berenjena para después consumir en las mañanas, pero la bebida debe estar acompañada de una dieta saludable y balanceada que incluya todos los nutrientes que el cuerpo necesita como grasas, carbohidratos, proteínas, frutas y verduras.

De todos modos, antes de consumir alguna bebida, lo primero que hay que hacer es consultar al médico tratante o a un nutricionista para que sea este quien guíe el proceso e indique qué es lo más adecuado para cada persona, pues las anteriores recomendaciones no son las indicadas para todas las personas, pues la información antes dada de ninguna manera sustituye la asesoría médica.

De otro lado, Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, reveló algunos consejos para empezar a perder peso:

  • Comer al menos cuatro porciones de vegetales y tres porciones de frutas diariamente.
  • Reemplazar los granos refinados por cereales integrales.
  • Comer cantidades moderadas de grasas saludables, como el aceite de oliva, aceites vegetales, aguacates, nueces, mantequillas de nueces y aceites de frutos secos.
  • Reducir el consumo de azúcar tanto como sea posible, excepto el azúcar natural de la fruta.
  • Elegir productos lácteos bajos en grasa, carne magra y carne de ave de corral magra en cantidades limitadas.
  • Hacer ejercicio: Los ejercicios de cardio, también conocidos como ejercicios aeróbicos, son los más implementados cuando se busca quemar calorías y reducir el peso corporal. Sin embargo, los que involucren pesas ayudan al cuerpo a quemar grasa mientras se construye masa muscular, lo que también funciona para acelerar el metabolismo.

De todos modos, las personas se preguntan cuál es la mejor hora para hacer ejercicio y, por tal razón, los expertos aseguran que es una cuestión de preferencia, gusto y horarios.

Lo importante es cumplir con los objetivos diarios y las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que recomienda por lo menos de 150 a 300 minutos de actividad física aeróbica de intensidad moderada o vigorosa por semana, para todos los adultos, incluidas las personas que viven con afecciones crónicas o discapacidad, y un promedio de 60 minutos al día para los niños y adolescentes.

  • Tomar agua. Este líquido acelera el metabolismo, genera saciedad y adicional hidrata el cuerpo. No obstante, de acuerdo con Mayo Clinic, el consumo diario de agua es diferente para los hombres y para las mujeres, ya que existen diferencias entre la ingesta, pero por lo general los hombres deberían consumir 3,7 litros de agua al día y las mujeres deberían beber 2,7 litros.
  • Dormir bien: La mayoría de los adultos necesitan de siete a ocho horas de sueño por noche para una buena salud y funcionamiento mental.
  • Reducir el consumo de sal, porque esto ayuda a que se retengan líquidos.
  • Masticar bien. Es recomendable masticar los alimentos entre 30 y 50 veces por bocado.

Por su parte, de acuerdo con Medline Plus, web de la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, la pérdida rápida de peso puede ser útil para personas que tienen afecciones debidas a la obesidad y, para estas personas, perder mucho peso puede ayudar a combatir la diabetes, el colesterol alto y la presión arterial alta.