Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/8/1991 12:00:00 AM

AMENAZA MORTAL

Una nueva fonma de controlar las infecciones podría evitar muchas muertes por septicemia.

AMENAZA MORTAL, Sección Vida Moderna, edición 475, Jul  8 1991 AMENAZA MORTAL
SESENTA AÑOS DESpués del descubrimiento de la penicilina, las infecciones siguen siendo una amenaza mortal. Dos modernas formas de terapia podrían constituirse en las mejores armas para combatirlas. Se trata de una nueva droga -Centoxiny una original forma de administrar los antibióticos. El medicamento fue utilizado por los norteamericanos en la pasada guerra del golfo Pérsico para contrarrestar la septicemia, o envenenamiento sanguíneo.
La septicemia generalmente ocurre cuando una bacteria, normalmente inofensiva, llega hasta la corriente sanguínea. El proceso puede desarrollarse a partir de cualquier lesión o enfermedad infecciosa. Una vez en la sangre, estas bacterias alcanzan órganos vitales y generan potentes toxinas. Esta condición, conocida como shock septicémico, puede ocasionar la muerte en cuestión de horas.
Un tratamiento agresivo y oportuno de antibióticos puede detener la bacteria, pero no tiene mayores efectos sobre sus toxinas. Ahí es donde la nueva droga actúa.
Creada por medio de ingeniería genética, su objetivo es neutralizar las toxinas bacteriales. Según un estudio clínico descrito en The New England Journal of Medicine, el 70 por ciento de los pacientes tratados con Centoxin sobrevivieron al shock septicémico.
Una segunda forma de tratamiento utiliza los antibióticos estándar pero administrados a través de una microcápsula colocada directamente sobre la herida. Esta se disuelve lentamente, liberando una dosis consistentemente fuerte de antibióticos.
Tradicionalmente, para prevenir infecciones se administran antibióticos orales o inyectados. Pero incluso con un tratamiento inmediato, el 30 por ciento de las heridas llegan a infectarse porque los niveles de antibióticos sobre la lesión son demasiado bajos. En el caso de los heridos de bala, por ejemplo, cerca del 60 por ciento implican un traumatismo en las piernas o los brazos que, en caso de infección severa, tienen que ser amputados. El uso de este tipo de tratamientos podría reducir considerablemente los casos de muerte o amputación.

EDICIÓN 1893

PORTADA

Gobierno de Duque: un despegue con ventarrón

El llamado de Duque por la unidad del país fue empañado por el beligerante discurso del presidente del Senado. ¿Puede esto afectar la gobernabilidad del nuevo mandatario? Análisis de SEMANA.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1893

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.