Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 10/17/2019 9:02:00 AM

Aprenda a tomar decisiones y las graves consecuencias por no tomarlas

Autores de Literatura Espiritual de la talla de Caroline Myss y Deepak Chopra, han dedicado varios escritos y conferencias al tema de la importancia que tiene la toma de decisiones en nuestra vida.

Aprenda a tomar decisiones y las graves consecuencias por no tomarlas Aprenda a tomar decisiones y las graves consecuencias por no tomarlas Foto: Google

¿Cómo debe usted tomarlas?, ¿cuándo tomarlas? Los médicos investigadores y científicos han llegado a demostrar cómo el cuerpo físico es su alarma interna y se manifiesta para indicarle el camino a seguir en esta difícil tarea existencial.

En mi práctica diaria como acompañante de almas, me estremece presenciar el atrapamiento emocional en el que viven las personas, presas del dolor y la angustia; que permanecen paralizadas e incapacitadas para lograr su evolución espiritual, por medio de la toma de decisiones cruciales en sus vidas.

¡Tomar decisiones no es una opción! esto es lo que intento explicarles a mis consultantes, pues si usted no se viste de coraje para tomarlas, la vida un día lo empuja y las toma por usted, desencadenando entonces situaciones indeseadas y en ocasiones catastróficas; que se hubieran podido evitar de haber actuado con sensatez, tomando decisiones oportunas y asertivas desde su autoestima por más dolorosas o difíciles que estas parezcan.

Observo diariamente conductas tóxicas en personas que finalmente terminan desarrollando patologías y enfermedades biológicas y psicológicas a causa del estancamiento evolutivo en el que ellos mismos se encierran.

Decidir significa desechar opciones, decidir es una de las tareas espirituales más trascendentes atribuidas exclusivamente a los seres humanos.

Desde que nace hasta que parte de este mundo, su existencia le arroja permanentemente preguntas para que usted elija la respuesta y el camino que decide tomar.

Casarse, divorciarse, tener hijos, cuántos tener,  honrar sus valores espirituales, caer ante las tentaciones del mundo como la infidelidad, la deshonestidad, la falta de ética en su comportamiento, la traición a sus propios valores y a sus compromisos, comprar una casa, elegir el nombre de sus hijos o de su mascota, su carrera profesional, como alimentarse, como cuidarse emocional y físicamente, hasta elegir si quiere que lo incineren o le den sagrada sepultura cuando termine su paso por este mundo terrenal y parta hacia el mundo en el que solo sobrevivirá su espíritu; son algunas de las decisiones que debe tomar en su vida.

Si usted se descubre asimismo expresando constantemente quejas como:

Estoy agotado, ya no aguanto el estrés de mi vida, esta relación en la que estoy no me llena y no me hace feliz, estoy atrapado en esta relación de infidelidad, pero no se como desencadenarme de ella, vivo enfermo, con migraña o gastritis, vivo en conflicto permanente con las personas de mi familia o trabajo,  estoy siempre irascible o de mal genio, siento que no me hallo y lo peor: busca entonces a alguna persona o situación para culpar de su insoportabilidad e infelicidad, creyendo que la causa está fuera de usted.

La única causa real para que usted viva atrapado en esta sensación de insatisfacción está en sus decisiones, las que ha tomado y las que ha dejado de tomar. 

 

La peor cárcel de su vida es aquella a la que usted se auto destierra por quedarse atrapado en la falta de toma de decisiones. 

Usted jamás será feliz si intenta dividir su alma en dos pedazos: uno que vive en integridad y otro que vive en antivalores.  Su alma grita, dando alaridos de desesperación cuando se siente rasgada en su núcleo sagrado por la incoherencia de sus decisiones y sus acciones, usted puede tratar de callarla o hacerse el sordo, hasta que caiga rostro en tierra desgarrado de dolor, pues cuando sus decisiones traicionan la ruta que le marca el GPS de su alma, las facturas emocionales y el costo a pagar es invaluable. 

La crisis de la sociedad actual es espiritual y moral, es la causa principal de la inestabilidad global política, humanitaria y emocional.

 ¡El mundo está lleno de personas que pretenden cosechar frutos de árboles que nunca regaron y que además piden amor con escopeta!

Lo invito a estar atento a 2 señales para confirmar si su decisión es acertada o equivocada, para discernir si construye vida o destruye, si le traerá paz desasosiego:

La primera: reconozca la sensación corporal que le produce esa decisión, aprenda a escuchar el lenguaje de sus cuerpo, cuando está viviendo esa decisión, ¿siente que su cuerpo está en equilibrio y en sensación de balance?

La segunda: reconozca y escuche la voz de su consciencia, la consciencia es el campo espiritual que usa Dios para comunicarse con usted, indiferentemente de que usted crea en su existencia o no, la presencia Divina habita en su interior y se comunica con usted a través de la voz interior que habita en su consciencia. 

La ley universal que usted debe seguir en su vida es entonces adoptar estos dos pasos y de este modo evitará causarse un montón de dolor y desgracia, también evitará causarle dolor a quienes lo rodean…

Mi píldora para usted esta semana es:

Evalúe cada decisión pausadamente, discierna si construye la vida ideal que desea vivir; visualice por un minuto las consecuencias de cada decisión, mírese  a usted mismo en esa situación futura creada por usted y por sus decisiones, así sabrá qué camino le llevará a su plenitud o a su desgracia. 

 

Sígueme en todas mis redes sociales como: @paulalopezescritora

Paula López Espinosa

Autora de literatura espiritual 

Penguin Random House

 

 

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1959

PORTADA

¿Qué hay detrás del paro nacional del 21 de noviembre?

Razones, realidades y mitos de la movilización social del 21 de noviembre.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1959

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.