Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/19/1987 12:00:00 AM

CHARLESTON EN CARTAGENA

Exitosa formula hotelera se ensaya ahora en la ciudad heroica

CHARLESTON EN CARTAGENA CHARLESTON EN CARTAGENA
La guía turistica francesa "Realis & Chateau" cataloga la calidad de los hoteles con base en una medida denominada las cinco "C": caracter, cortesía, calma, confort y cocina. En el pasado ningun hotel colombiano había figurado en esta guía, hasta su última edición cuando, por primera vez, aparece uno, el Charleston.
Y es que en los cinco años desde su creación, este pequeño hotel de solo 32 habitaciones y construído en un estilo arquitectónico "brown stone" (Nueva York años 40) en el norte de Bogotá, se ha convertido en el hotel de más "caché" de la capital. Originalmente ni siquiera se pensaba que iba a ser un hotel. Sus socios Mauricio Gómez, Luis Carlos Herrera y Juan Manuel Saiz, dos arquitectos y un corredor de bolsa que nada sabían del negocio hotelero, decidieron invertir 180 millones de pesos en la construcción de un conjunto de apartamentos para ejecutivos en tránsito. Gradualmente el proyecto paso a convertirse en un "hotelito tipo europeo" para prestar servicios a hombres de negocios. Se invirtieron 30 millones de pesos en la decoración, que corrio por cuenta de la firma Humberto Gómez y Cía.
El resultado de este experimento amateur ha sido una ocupación del 95% de las 20 suites y 12 habitaciones, durante todo el año, la más alta de hotel alguno en el país. Parte del exito ha obedecido a que la ubicación es la mejor de cualquier hotel bogotano. La 26, la zona del Hilton y el Tequendama, es hoy en día un area fría y desapacible con graves problemas de seguridad. La 100 donde están ubicados el Cosmos, el Bogotá Plaza y el Royal, es agradable y segura, pero está aun un poco más lejos de donde suceden las cosas. El Charleston mientras tanto, al lado de la 85 con 15, está en el eje de toda la vida nocturna y comercial del norte de Bogotá donde, además, se esta desplazando gran numero de oficinas.
Pero el gran gancho del Charleston, ademas de su acogedor restaurante "La Biblioteca" y de toda la "cositería" standard -mini bar, bata con gorro de baño, shampoo y chocolatico en la almohada- es el servicio. El hecho de no tener mas de 32 habitaciones hace que los 51 empleados del hotel puedan ofrecer un servicio "detallista" y personal que todo el mundo anhela. Por eso, desde el momento en que el viajero llega al hotel hay, alguien pendiente de si va a necesitar carro, telex, telefax, mensajero, secretaria, reservaciones... "Tal vez lo que nos diferencia de los demás es que aquí el huesped no es el señor del 302 sino el señor Helmut o el señor González" asegura el socio- gerente Mauricio Gómez. Todo esto no es barato en pesos, entre 13.800 y 20.000 pero por ese precio en dólares a nadie lo consienten tanto.
Los fans del hotel tienen ahora una buena noticia. Van a tener su Charleston en Cartagena. En reciente licitación, la sociedad fue escogida entre seis participantes por la Universidad de Cartagena, para reconstruír el antiguo claustro de Santa Clara en la ciudad amurallada. Sobre sus 15 mil metros cuadrados comenzarán a invertirse, desde febrero del año entrante, cerca de 1.800 millones de pesos. Se llamará el Santa Clara Charleston. En un ejemplo de Tatcherismo poco común en Colombia, la Universidad de Cartagena, que era la dueña del convento, dicidió que este quedaría mejor administrado en manos del sector privado y resolvió en consecuencia que el ganador de la licitación tendría derecho a comprar el local.
El good will del Hotel Charleston fue uno de los factores claves en la adjudicación, pero ahora Gómez, Saiz y Herrera tendrán que enfrentarse a un gran reto, ver si son capaces de repetir, en otra ciudad y en una dimensión mucho más grande, el minifenómeno que lograron crear en Bogotá.

VIDEOS MÁS VISTOS

  • Tejedora de la memoria

    Tejedora de la memoria

    close
  • Aumento del salario mínimo: tire y afloje entre el 4 y el 12%

    Aumento del salario mínimo: tire y afloje entre el 4 y el 12%

    close
  • El joven de Buenaventura que cena con la reina Isabel II

    El joven de Buenaventura que cena con la reina Isabel II

    close
  •  Las lecciones de mis 50 años

    Las lecciones de mis 50 años

    close
  • Una utopía para la paz

    Una utopía para la paz

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1910

PORTADA

Duque: ¿Llegó el momento de dar un timonazo?

¿Es hora de que el presidente Duque introduzca ajustes en su gobierno? Análisis de SEMANA.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1910

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.