salud

Cinco jugos naturales para desinflamar el abdomen y eliminar gases

La hinchazón abdominal normalmente está relacionada con las comidas en exceso.


Sentir el abdomen inflamado o distensionado puede generar molestia momentánea, pero generalmente no es síntoma de una enfermedad grave. Con frecuencia esta situación se presenta cuando una persona come en exceso y como consecuencia se generan inconvenientes digestivos.

Esta afección también puede ser causada por deglución de aire, que es un hábito nervioso; acumulación de líquidos en el abdomen, gases en el intestino por comer alimentos ricos en fibra, síndrome del intestino irritable, intolerancia a la lactosa, quistes ováricos, síndrome premestrual, aumento de peso y miomas uterinos, asegura la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Son diversas las acciones tendientes a evitar este padecimiento. Por ejemplo, es importante no comer en cantidades abundantes e ingerir porciones más pequeñas. De igual forma, se deben evitar las bebidas carbonatadas, no masticar chicles, no consumir líquidos con pitillo y comer de manera lenta masticando bien el alimento.

Cuando el estómago se inflama uno de los efectos más frecuentes es la generación de gases y por ello es importante prestar especial atención a los alimentos que se consumen, pues hay varios de ellos que pueden ocasionar estas molestias. En la lista se incluyen los frijoles, guisantes, lentejas, repollo, cebollas, brócoli, coliflor, alimentos integrales y las bebidas con gas.

Para evitar tanto la inflamación como los gases también es clave decirle no a los alimentos ricos en grasa, pues esta retrasa la digestión y le da a la comida más tiempo para fermentar.

De acuerdo con información del instituto Mayo Clinic, si una persona sufre de inflamación es importante limitar temporalmente la ingesta de alimentos con alto contenido de fibra. Si bien este nutriente ofrece muchos beneficios, algunos alimentos con alto contenido del mismo también son grandes productores de gases. La idea es agregar la fibra a la dieta de forma moderada.

Adicional a los cuidados con la alimentación, hay algunos jugos que ayudan no solo a prevenir la inflamación, sino a aliviarla cuando ya se ha causado; sin embargo, siempre lo mejor es consultar primero con el médico para determinar el tratamiento a seguir. Estas son algunas de las opciones de estas bebidas.

Jugo de zanahoria

Esta bebida ayuda a aliviar molestias estomacales leves, gracias a que aporta una buena cantidad de fibra y estimula el movimiento intestinal, por lo que facilita la eliminación de desechos, según información del portal Mejor con Salud, escrita por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas. A esta bebida se le puede agregar un poco de apio o de jengibre para darle un toque diferente en sabor.

Se usan una o dos ramas de apio o un trozo de raíz de jengibre y un vaso de jugo de zanahoria. Se licúan todos los ingredientes y la idea es beberlo sin colar.

Jengibre, limón y manzana

El jengibre tiene propiedades antiinflamatorias que ayudan a quitar las molestias del estómado distensionado y a reducir los gases. El portal Salud 180 indica que esto se debe a sus componentes gingeroles y shogaoles, los cuales tienen propiedades antioxidantes y antiinflamatorias que se relacionan con un mejor funcionamiento del sistema digestivo.

Para preparar este jugo se utiliza una manzana verde, el jugo de un limón y un trozo de jengibre. Se pone en el extractor de jugos la manzana y el jengibre y luego se añade el limón, se mezcla y se sirve. Lo recomendable es beberlo en ayunas.

Aloe vera

El jugo de esta planta tiene propiedades calmantes y refrescantes, según Mejor con Salud. Para prepararlo se requiere media taza de gel de sábila, el jugo de un limón y medio vaso de agua. Se mezclan todos los ingredientes en la licuadora hasta obtener una bebida homogéna y se bebe. La recomendación es no exceder el consumo de sábila, pues tiene efectos laxantes.

Ciruela y manzana

Estas dos frutas son ricas ricas en fibra, un nutriente que ayuda a combatir el estreñimiento y las molestias estomacales. Se requieren cinco ciruelas frescas, media manzana con cáscara, una taza de agua y miel si se quiere endulzar. Se mezclan todos los ingredientes en una licuadora hasta obtener la textura deseada y se consume, indica Mejor con Salud.

Piña y nopal

La piña es rica en bromelina, un componente que favorece a la digestión y disminuye la inflamación, mientras que el nopal aporta fibra soluble e insolube. Para elaborar la bebida se necesita media taza de piña, media de nopal, una ramita de perejil y un vaso de agua. Se mezclan todos los ingredientes en la licuadora, se cuela y queda lista para consumir.