Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/29/1990 12:00:00 AM

CLUB DE ESPOSAS ENGAÑADAS

Cansadas de aguantar la infidelidad de sus maridos, un grupo de mujeres decidió tomar el adulterio por los cuernos

CLUB DE ESPOSAS ENGAÑADAS CLUB DE ESPOSAS ENGAÑADAS

Dicen que "mal de muchos, consuelo de tontos", pero ellas aseguran que se trata de poner en práctica aquello de "la uniòn hace la fuerza". Miles de mujeres engañadas han decidido dejar de llorar en la almohada y de suspirar por los rincones de su casa para hacerles frente a sus adúlteros maridos. Se trata de una curiosa asociaciòn, cuyo único requisito de admisión es tener un marido infiel. Por consiguiente, recibe cada dìa más solicitudes de ingreso, Sus socias son mujeres que viven atormentadas por el fantasma de la infidelidad o que no saben qué camino tomar ante las abrumadoras evidencias sobre las aventuras amorosas de sus cònyuges.

Todo comenzò hace dos años en los Estados Unidos, cuando tres amigas de infancia, casadas con compañeros de universidad y con hijos pequeños, se dieron cuenta de que entre las muchas cosas que tenìan en común, compartSan el hecho de que sus esposos les ponìan los cuernos. A pesar de haber superado la crisis, de estar todavìa casadas y supuestamente reconciliadas con sus parejas, Charlene, María y Terry se dieron cuenta de que cada vez que se encontraban no podian parar de hablar sobre la infidelidad de sus maridos.
Entonces decidieron, con una terapista de pareja, organizar un grupo de apoyo mutuo para despejar fantasmas, compartir suspiros, despotricar contra sus traicioneros esposos pero también ayudarse a enfrentar y superar el problema.

Cuando la noticia sobre la insólita agremiaciòn saliò en un periòdico local de Kansas, el teléfono no parò de sonar en todo el día. Casi un centenar de mujeres manifestaron su deseo de vincularse a WATCH (Wives And Their Cheating Husbands). Una gran mayoría estaban casadas y necesitaban un consejo antes de tomar decisiones al respecto. Algunas estaban separadas y querían superar su decepciòn antes de entablar una nueva relaciòn afectiva.
Otras apenas tenran indicios de la infidelidad de sus esposos pero querìan confrontar informaciones para confirmar sus sospechas.

Poco tiempo después, varios grupos similares se habían formado en todo el paìs. Hoy el club posee una lìnea telefònica directa para atender llamados de urgencia y un apartado aéreo para recibir correspondencia. Además publica un periódico bimestral en el que trata temas relacionados con los problemas de pareja y dispone de tiempo en numerosos programas nacionales de radio y televisión.

Las cartas llegan de todos los rincones del mundo, desde Puerto Rico hasta las Filipinas. Una mujer de Florida escribe: "Tengo 22 años, estoy embarazada y he descubierto que mi esposo a quien no quiero dejarla sostenido 24 romances en los últimos dos años...
¿Qué puedo hacer?" Otra mujer de California cuenta: "Mi esposo es un miembro activo de organizaciones comunitarias y gasta mucho tiempo y dinero ayudando a la gente de la calle y prostitutas a organizar su vida. Ahora sé que él está aceptando algo más que un simple "gracias" por su labor".
Un grupo de esposas de una base militar, escribe: "Todas tenemos ese problema y queremos organizarnos para tomar cartas en el asunto; ¿cómo podemos hacerlo?"
El éxito del club ha asombrado hasta sus propias fundadoras . En un medio en el que abundan los terapistas y consejeros matrimoniales, ¿por qué estas efusivas manifestaciones de interés por parte de las mujeres que quieren ventilar sus experiencias? Lo cierto es que la infidelidad sigue siendo un tema espinoso, del que muy pocas mujeres encuentran con quién hablar abiertamente. "Ya se trate de simple sospechas o evidencias contundentes, no es fácil exhibir los cuernos entre las amistades y la familia, en especial cuando se quiere mantener la relación de pareja", dice una de sus fundadoras. Y explica que si bien el camino conduce a buscar un consejo profesional, la llegada ante el terapista exige generalmente la presencia del infiel.
Antes de pensar en una confrontaciòn con sus cònyuges, las mujeres quienen dar rienda suelta a su rabia, aclarar sus ideas y poner en orden sus sentimientos.

El atractivo de la experiencia de grupo parece radicar en el anonimato.
En este club nadie tiene que identificarse para contar su experiencia. "Sabemos que hablar es una terapia", dice la sociòloga Annette Lawson, autora del libro "Adulterio: Un análisis de amor y engaño" y asesora del grupo.
"Pero los expertos a menudo somos muy distantes o nos hemos profesionalizado demasiado. Las mujeres pueden estar ansiosas de otra cosa. Para empezar cuando una mujer descubre el adulterio de su esposo, el primer sentimiento, ademas de la gran decepción de haber sido traicionada, es de una gran soledad. Pero pocas veces hay alguien que tienda la mano" .

Charlene, una de las fundadoras del club, señala que la humillaciòn que sintiò cuando acudiò con su esposo a un consejero privado, fue lo que la impulsò a crear una cadena de apoyo más personal. Luego de tres años de matrimonio, justo después del nacimiento de su primer hijo, Charlene recibió una llamada de una mujer: "Quiero que usted sepa que yo estuve en su cama cuando usted estaba en el hospital"...
Ante semejante noticia Charlene decidiò buscar ayuda profesional. Delante de su esposo, el consejero, un hombre, le preguntò: "¿Qué hizo usted para alejar a su marido? "
No en vano el lema del club es: "No es su culpa. Usted no es una fracasada". El grupo busca reforzar en las mujeres la idea de que no son totalmente responsables del adulterio de sus esposos. La terapista Pam Finley lo describe asì: "El pasto puede ser mìs verde en el prado del vecino, pero eso no significa que usted deba cortarlo". Por eso hay tres áreas claves en las cuales el club busca ayudar a las mujeres:

1. Reducciòn de la carga emocional.
Dos veces por semana, las esposas agraviadas se reúnen a tomar un café, en un lugar confiable y seguro, donde puedan desahogar libremente su ira y su frustraciòn. La terapista señala que el lenguaje de quienes cuentan su dolorosa experiencia podría hacer colorear a un camionero, "esto es parte del proceso de cicatrización" .

Pero la furia de las esposas no se debe solamente a la traiciòn amorosa. También se sienten humilladas y ofendidas de haber sido expuestas por sus disolutos maridos a la amenaza del sida y otras enfermedades de transmisiòn sexual. Linda, cuyo esposo de doce años continúa siendo un infiel, dice "Justo cuando dejé de preocuparme por el control natal, tuve que empeza a preocuparme por el sexo seguro" .

2. Mejorar la auto estima. En una crisis de frustraciòn una mujer puede insultar, quejarse o dejar por el suelo e buen nombre de su marido. Pero par la mayorìa de las participantes eso e solamente un desahogo. En el fondo existe una pregunta que todas se hacen "¿Por qué no fui capaz de retenerlo? Al parecer, el reflejo automático de toda mujer que descubre la infidelidad de su marido es culparse, explica la doctora Lawson, quien en la elaboraciòn de su libro estudiò 600 casos de adulterio. "Las mujeres hoy dìa todavia cargan sobre sus hombros todo el peso de sus relaciones". Por eso la mayor batalla que libran los asesores del grupo y que muchos profesionales confirmanes lograr que las mujeres entien dan que no son las culpables del fracaso de una relaciòn. "Una aventura ex tramatrimonial usualmente tiene màs que ver con las insatisfacciones del es poso infiel consigo mismo, que con la.
cualidades o defectos de las mujeres con las que están casados", señala la doctora Lawson.

3 . Ayuda para planear el futuro. La diversidad de mujeres que pertenecen a club provee abundante informaciòn modelos y patrones de comportamientc sobre las mil formas del adulterio y sus consecuencias. Pero de alguna forma estas experiencias compartidas son una esperanza. Siempre hay alguna que ha pasado por esto antes y puede contar còmo su matrimonio saliò bien librado Otras, parten de cero en busca de la fòrmula correcta para descubrir una infidelidad y enfrentar a sus maridos. Pero algunas, ante la posibilidad de un divorcio, prefieren hacerse las locas ante el temor de afrontar las consecuentes dificullades econòmicas. Por eso, algunos grupos invitan a sus reuniones a especialistas que las asesoren al respecto."La idea del club no es apoyar las separaciones sino forSalecer emocionalmenSe a las mujeres para que puedan encarar y manejar la situación en la mejor forma posible", dice la doctora Finley.

Lo cierto es que si el temor al sida no ha logrado la redenciòn de los infieles, es posible que la amenaza de una mujer enfurecida, apoyada por miles de sus congéneres, lleve a muchos maridos a pensarlo dos veces antes de lanzarse a una aventura amorosa.

EDICIÓN 1888

PORTADA

Petro vs. López Obrador, ¿cuál es la diferencia?

El recién elegido presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha tenido una carrera muy parecida a la de Gustavo Petro. ¿Por qué uno pudo llegar al poder y el otro no?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1889

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.