vida moderna

Cómo reducir el exceso de azúcar en el organismo naturalmente

Esta afección puede causar graves dificultades en la salud.


Una alimentación saludable es fundamental para mantener un buen estado de salud. Según indica la Organización Mundial de la Salud “Una dieta saludable ayuda a protegernos de la malnutrición en todas sus formas, así como de las enfermedades no transmisibles, entre ellas la diabetes, las cardiopatías, los accidentes cerebrovasculares y el cáncer”.

La diabetes no controlada puede causar ceguera, amputación de miembros y otras complicaciones de salud. Las cifras de esta enfermedad cada vez son más preocupantes, indica la OMS. “Entre 2000 y 2016, las tasas de mortalidad prematura (esto es, antes de los 70 años de edad) por diabetes aumentaron en un 5 %. En los países de renta alta, esta tasa de mortalidad disminuyó entre 2000 y 2010, pero luego repuntó entre ese año y 2016. En los países de renta baja o medianas, dicha tasa aumentó en ambos períodos”.

Esta enfermedad crónica ocurre cuando el páncreas no produce la suficiente cantidad de insulina o el cuerpo no la utiliza óptimamente. Esta hormona es la encargada de regular los niveles de glucosa en la sangre. Por eso, una de las características principales de la diabetes son los niveles altos de azúcar en el torrente sanguíneo. “A veces las personas cuando tiene diabetes dicen que tienen “un poquito alto el azúcar” o que tienen “prediabetes”. Estos términos nos hacen pensar que la persona realmente no tiene diabetes o que su caso es menos grave. Sin embargo, todos los casos de diabetes son graves”, explican los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés).

En algunas personas la diabetes no suele presentar síntomas. Por eso, es importante realizar exámenes médicos regularmente. Los niveles altos de glucosa pueden causar los siguientes problemas de salud:

  • Enfermedades del corazón.
  • Accidentes cerebrovasculares.
  • Enfermedades de los riñones.
  • Problemas de los ojos
  • Enfermedades dentales.
  • Lesiones en los nervios.
  • Problemas de los pies.

¿Cómo combatir la glucosa alta?

En primer lugar es importante seguir las recomendaciones del médico. Esto puede incluir cambios en la alimentación y modificaciones en el estilo de vida.

Sobre esa misma línea, Healthline, portal web especializado en salud señala varios consejos para disminuir los niveles altos de azúcar en la sangre:

  1. Ejercitarse regularmente.
  2. Regular la ingesta de carbohidratos.
  3. Aumentar la ingesta de fibra.
  4. Mantenerse hidratado (beber mucha agua).
  5. Comer alimentos con un índice glucémico bajo.
  6. Regular los niveles de estrés.
  7. Dormir las horas suficientes.

Tipos de diabetes

  • Diabetes tipo 1: este tipo de diabetes es la menos común. Se puede presentar en cualquier edad, pero la suelen padecer, por lo general, niños, adolescentes o adultos jóvenes. Se caracteriza por una producción deficiente de insulina, el cuerpo no produce o produce en cantidades mínimas. Para esta diabetes se requiere de inyecciones diarias de insulina (la hormona que transporta la glucosa). Aún no se conoce la causa médica de esta enfermedad y tampoco se puede prevenir, debido al poco conocimiento que se tiene sobre ella. Algunos de los síntomas de este tipo de diabetes es hambre constante, pérdida de peso, trastornos de la visión , excreción excesiva de la orina y fatiga.
  • Diabetes tipo 2: este tipo de diabetes es el más común. Por lo general se presenta en la edad adulta (sobrepeso), sin embargo, en la actualidad se presenta cada vez más en los niños. En esta enfermedad el cuerpo es resistente a la insulina y no usa como debería. Aunque se diagnostica en adultos con obesidad, no todas las personas con diabetes tipo 2 son obesas. Esta enfermedad tiene síntomas similares a los de la diabetes tipo 1, pero se presentan de forma silenciosa. En algunos casos, las personas no saben que tienen diabetes de este tipo y se les diagnostica mucho tiempo después, lo que aumenta los riesgos y las complicaciones en el organismo.
  • Diabetes gestacional: este tipo de diabetes aparece en el embarazo. Esta enfermedad aumenta el riesgo de que se presenten complicaciones en parto. Al mismo tiempo de que la madre y el hijo presenten diabetes de tipo 2 en un futuro.