Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/8/1991 12:00:00 AM

CON VISTA AL MAR

El cultivo de las algas marinas empieza a conveltirse en una rentable industria alimentaria.

CON VISTA AL MAR, Sección Vida Moderna, edición 475, Jul  8 1991 CON VISTA AL MAR
ALGUNOS PREFIEren la porphyria por su sabor de mariscos. Otros, la palmaria, cuyo aroma recuerda a la avellana. Los conocedores optan por la undaria, que deja en la boca el gustillo de la alcachofa. Estas son sólo algunas de las algas comestibles cuyo cultivo empieza a extenderse en las costas europeas. Ricas en vitaminas y sales minerales y pobres en lípidos, las algas serían, según algunos expertos, la solución al problema del hambre en el mundo. Y sus aplicaciones ya se están viendo. Lo que empezó como una moda importada de Japón, donde se consumen anualmente 700 mil toneladas, se está convirtiendo en una costumbre occidental.
Sólo en Francia su consumo actual alcanza a 200 toneladas.
En consecuencia, la producción natural ya no basta. Esto ha generado una nueva industria y la creación de praderas marinas en las que se cosechan una docena de algas comestibles que sirven para preparar los sofisticados

EDICIÓN 1884

PORTADA

Duque versus Petro: La hora de la verdad

A una semana de las elecciones la diferencia entre encuestas genera tensión, incertidumbre y hasta pánico. Sin embargo, en la de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA, Iván Duque alcanza una amplia ventaja.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1885

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.