vida moderna

¿Cuál es el nutriente que es antioxidante y antiinflamatorio?

Esta sustancia no es tan conocida, pero se destaca entre muchas.


De acuerdo con un artículo publicado por Mejor con Salud, escrito por Francisco María, la quercetina pertenece a los flavonoides, que gracias a sus compuestos puede garantizar la salud del organismo porque sus antioxidantes actúan sobre él, mismos que se caracterizan por ser antiinflamatorios y antialergénicos.

Esta sustancia se encuentra presente en varios alimentos, entre ellos la cebolla, que no solo es usada para la preparación de comidas, sino también en remedios caseros que ayudan en la desinflamación y expectoración.

Asimismo, el brócoli, las espinacas, las manzanas, y los arándanos, por ejemplo, gozan de la quercetina, que tiene muchos beneficios que le aportan al cuerpo.

Antes de continuar, es importante explicar, ¿qué son los antioxidantes? Su función es proteger y reparar las células del cuerpo. De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, Medline Plus, “los antioxidantes son sustancias naturales o fabricadas por el hombre que pueden prevenir o retrasar algunos tipos de daños a las células”.

Entre tanto, nutrientes como la vitamina A, C, E, el selenio y los betacarotenos, son antioxidantes que se encuentran en diferentes frutas y verduras. La entidad americana señala en su sitio web que, los alimentos ricos en esta sustancia pueden reducir el riesgo de padecer enfermedades, tales como cualquier tipo de cáncer.

Pero, como dice el adagio, “todo en la vida en exceso es malo”, el alto consumo de antioxidantes puede tener un efecto contrario en el desarrollo de enfermedades terminales. Por esto, se recomienda siempre consultar con un nutricionista antes de iniciar una dieta.

El ajo tiene propiedades antibióticas que ayudan a prevenir diferentes enfermedades.
El ajo tiene propiedades antibióticas que ayudan a prevenir diferentes enfermedades. - Foto: Getty Images

Continuando, la quercetina tiene un efecto protector que no permite que los radicales libres dañen las células del cuerpo. Sin embargo, de acuerdo con la revista de salud, el organismo también los produce y los antioxidantes no los pueden combatir.

El ajo

El ajo es un alimento que tiene efectos antioxidantes que ayudan a combatir diferentes enfermedades del organismo y contribuyen en el fortalecimiento del sistema respiratorio, actuando como un expectorante para expulsar las flemas.

Medline Plus señala que el consumo de ajo crudo puede provocar la desintoxicación de los pulmones que se deterioran por las toxinas que hay en el medioambiente. Además, tras su ingesta, ayuda a eliminar todas las partículas generadas por el tabaco.

Entre tanto, la creencia popular asegura que los mejores remedios que hay para limpiar los pulmones, -órganos importantes para el sistema respiratorio- son los que contienen ajo.

La cebolla

Por su parte, Tua Saúde, explica que la cebolla es una alimento que tiene efectos antiinflamatorios y anticancerígenos gracias a los antioxidantes que lo componen.

Entre sus beneficios se encuentra reducir la tensión alta, por lo que ayuda en el flujo y riego sanguíneo contrarrestando problemas de salud, tales como un accidente cerebrovascular.

Además, es propia para la regulación del azúcar en la sangre, pues al tener altos niveles en el torrente sanguíneo, una persona puede padecer hiperglucemia, que en la mayoría de los casos se asocia con quienes tienen un diagnóstico de diabetes.

Como se mencionó anteriormente, la cebolla es usada para tratar la gripa porque es rica en vitamina B y C que actúan con efectos antimicrobianos, que combaten los virus y las bacterias que desarrollan infecciones.

Cebolla
Alimento que contiene la mayor composición de agua. Foto: Getty Images - Foto: Getty Images

Medline Plus precisa que la gripa es una infección que afecta la nariz, los pulmones y la garganta, asegurando que esta enfermedad es provocada por la influenza.

Los principales síntomas son: escalofríos, dolores de cabeza, falta de energía, náuseas, vómitos, y malestar general.

Por último, se aconseja consultar con un profesional previo a la preparación de cualquier remedio casero.