vida moderna

¿Cuál es el tratamiento para la baja densidad ósea?

Algunas alternativas para los trastornos óseos se enfocan en fortalecer los huesos y lentificar la pérdida ósea.


Como tal, la osteopenia es la afección por la que la masa ósea o la densidad mineral ósea es más baja de lo normal. Es de menor gravedad que la osteoporosis; sin embargo, hay que prestarle atención, ya que poco a poco puede ir degenerando los músculos y los huesos que componen al organismo.

De acuerdo con el portal de medicina y salud Medline Plus, las causas de la baja masa ósea incluyen la historia clínica familiar, no desarrollar una buena cantidad de masa ósea de niño y ciertas afecciones. Por lo general, la osteopenia se identifica con un examen de densitometría ósea, que demuestra los valores de T score entre -1 y -2,5, y además de esto, el especialista también puede solicitar exámenes de sangre para verificar los niveles de calcio, vitamina D, entre otros.

Para tratar la osteopenia, se aconseja incluir en la dieta, alimentos ricos en calcio y vitamina D, al igual que la exposición al sol dentro de los horarios seguros. Mayo Clinic indica que los hombres y mujeres de 18 a 50 años de edad necesitan 1000 miligramos de calcio diarios y esta cantidad diaria aumenta a 1200 miligramos en las mujeres de 50 años o más, y en los hombres a partir de 70 años.

Adicional a ello, el portal web Tua Saúde también explica algunas formas de tratar esta afección desde casa y con hábitos saludables:

Suplementos de calcio con vitamina D

Para evitar y a la vez tratar el debilitamiento de los huesos, uno de los síntomas de la osteopenia, es importante consumir calcio y vitamina D, porque son sustancias que ayudan a mejorar la fuerza y la densidad de los huesos y la masa ósea. En general, el consumo de alimentos ricos en calcio como la leche, yogur, queso, y tomar el sol durante 15 minutos al día ayuda a tratar de forma natural esta afección.

Practicar actividad física

Las personas que suelen pasar mucho tiempo en la cama o sin realizar algún esfuerzo físico, puede presentar debilitamiento de los huesos. Por esta razón, la actividad física regular y frecuente es importante para restaurar la fuerza ósea y también, para prevenir caídas y reducir el riesgo de fracturas. Como tal, el fortalecimiento muscular ayuda a reforzar los músculos y huesos de los brazos y columna dorsal. Los ejercicios que implican cargar el peso del propio cuerpo, como caminar, trotar, correr, subir escaleras, saltar soga o esquiar, benefician el esqueleto y los huesos de las piernas, caderas y columna lumbar.

Detallar los medicamentos usados

Una de las causas de la osteopenia, es el consumo de algunos medicamentos cuyos efectos secundarios podrían incidir en la salud ósea. . Tua Saúde señala que algunos de ellos son los corticosteroides, anticonvulsivos, litio y heparina. De ahí, la importancia de consultar con un médico especialista sobre las contraindicaciones de cualquier prescripción, sobre todo si ya la persona ha sido diagnosticada con osteopenia e incluso osteoporosis.

Evitar el consumo de alcohol y tabaco

El tabaco tiene un efecto tóxico sobre el tejido óseo, es por ello que se aconseja dejar a un lado el hábito de fumar para formar huesos saludables. Así mismo, el consumo de bebidas alcohólicas en exceso puede ocasionar problemas en la masa ósea y aumentar el riesgo de fracturas.