vida moderna

¿Cuáles son los beneficios de las mascarillas de bótox casero?

Antes de aplicar nuevos productos en la piel se debe consultar con un especialista para evitar irritaciones.


El envejecimiento de la piel es un proceso natural que todas las personas tendrán que enfrentar en algún momento de la vida. Desde hace muchos años, la toxina botulínica o bótox, como se le conoce comercialmente, es muy utilizada en la cosmética con el fin de eliminar dichas líneas de expresión.

El bótox, o toxina botulínica, produce relajación muscular. Esta molécula se encuentra en la naturaleza y es producida por la bacteria Clostridium botulinum. Una vez que esta se inyecta en la piel, paraliza el músculo e impide que este se contraiga, evitando de esta manera la formación de arrugas.

Información de la compañía de salud Sanitas, por su parte, indica que esta práctica es buena porque evita cirugías, se puede aplicar en cualquier época del año, es una técnica prácticamente indolora, sus efectos son inmediatos y se prolongan entre cinco y seis meses y raramente produce efectos adversos, como reacciones alérgicas, rigidez facial o náuseas.

Aunque normalmente el bótox se aplica en forma de inyección directamente sobre el área que desea, existe la posibilidad de lograr un efecto similar con productos naturales, sobre todo, en el rostro.

De hecho, el portal especializado en belleza Glamour, ha indicado que es posible hacer mascarillas con este efecto que mantengan el cutis hidratado y firme. Además, “que aumentarás la elasticidad de tu piel y la nutrirás (pues posee ingredientes como vitamina E, luteína y ácido lático)”.

Así mismo, el medio ha indicado como preparar una de estas cremas tópicas. Para ello se necesita: crema de leche, espinacas, col verde y aceite de oliva extra virgen.

Procedimiento:

1. En una olla con agua poner a hervir 200 gramos de espinacas y 200 gramos de col.

2. Una vez cocinadas las verduras, retirar del fuego.

3. Rociar un cuarto de crema de leche y un cuarto de aceite de oliva extra virgen sobre las espinacas y la col.

4. Llevar todo a la licuadora y procesar hasta obtener una mezcla homogénea.

5. Limpiar el rostro para que los nutrientes de los ingredientes penetren correctamente.

6. Aplicar la mascarilla con ayuda de una brocha.

7. Dejar actuar alrededor de 15 minutos.

8. Retirar con agua tibia o fría.

9. Repetir el procedimiento dos a tres veces por semana para notar los cambios.

El portal Hoy en belleza también explicó como realizar una mascarilla a base de café y yema de huevo que ayuda a borrar las arrugas, las manchas de acné y a tener una piel tersa y firme. Para realizarla se necesita: una cucharada de café molido, la yema de un huevo y una cucharada de limón.

Preparación y uso:

1. En una taza mezclar el café y la yema de huevo hasta que estén bien integrados.

2. Limpiar el rostro y el cuello para que los nutrientes se absorban correctamente.

3. Aplicar en las zonas y dejar actuar por 15 minutos.

4. Masajear la piel en círculos y con suavidad.

5. Enjuagar y utilizar la crema hidratante que se prefiera.

6. Usar esta mascarilla al menos una vez a la semana para notar los resultados.

Cabe destacar que si al final, una persona decide aplicar bótox a través de inyección, como cualquier otra sustancia biológica, pierde los efectos con el tiempo. En promedio, la parálisis muscular se crea al segundo o tercer día de la aplicación. Posteriormente, los efectos duran un periodo entre cuatro y seis meses.

Pasados esos meses, el músculo recupera su actividad normal, las expresiones restauran su intensidad y, por el movimiento repetitivo, las arrugas regresan. Es por esta razón que las personas repiten el tratamiento.