medio ambiente

¿Cuántas especies hay en la Tierra?

Con la respuesta a esta pregunta los científicos esperan poder proteger a las que están en vías de extinción.


Conocer cuántas especies han vivido en la Tierra no es un dato que se investiga solo para darle gusto a la curiosidad. También es un asunto vital para preservar las especies que hoy están vivas y que podrían encontrarse en vías de extinción. Así lo hacen en las empresas cada año cuando realizan el inventario de los productos que tienen, los que se perdieron y los que se vendieron, para poder programar las compras de la siguiente temporada.

Siguiendo ese ejemplo, el investigador y profesor de la Universidad de Syracusa Bruce Wilkinson, junto con su colega Linda Ivany, ambos vinculados al Departamento de Ciencias Ambientales de la Tierra de esa alma mater, recientemente decidieron explorar ese interrogante de si la comunidad científica podría alguna vez determinar el número total de especies vertebradas que comparten la Tierra como su morada. Esto ayudará a preservar las especie, pues al saber lo que está allí ayudará a realizar estrategias para priorizar los lugares y grupos en los cuales deben concentrar los esfuerzos de conservación.

Los profesores de Syracusa recientemente publicaron un estudio en la revista Biological Journal of the Linnean Society, donde está plasmada su respuesta, o al menos el mecanismo por el cual podría llegarse a ese complejo número. Lo primero que ellos aclaran en su trabajo es que cuando se preguntan “cuántas especies” es importante anotar que solo una fracción de las que viven hoy han sido descubiertas y catalogadas. De modo que para hacer el cálculo de un número total, deben hacer una curva de proyección a partir de las especies que se descubren cada año y así hasta poder alcanzar un punto en el cual todas las especies puedan ser contabilizadas.

Para hacer esto, Wilkinson –cuya formación es la geología– tomó prestada la teoría de la explotación de recursos, muy usada en la industria petrolera para encontrar yacimientos de crudo. Esto fue así porque el experto notó paralelos entre las curvas de descubrimiento de nuevas especies y el tamaño total de los nuevos reservorios de recursos no renovables como el petróleo. La teoría de la explotación de recursos sugiere que el número de descubrimientos a lo largo del tiempo sigue una curva en forma de campana: la curva aumenta a medida que aumenta la tasa de producción debido a nuevos descubrimientos y luego disminuye a medida que disminuye la producción, a pesar de todo el esfuerzo que se sigue haciendo para encontrar el recurso. El momento del máximo descubrimiento se conoce como el pico de Hubbert, en honor a M. King Hubbert, quien lo predijo. Después de ese tiempo, el recurso se va agotando cada vez más hasta que se acaba.

Mamíferos en Colombia.
En Colombia han sido registradas cerca de 520 especies de mamíferos, cifra que no representa toda la riqueza de estos animales en el territorio nacional. - Foto: Diego Lizcano (The Nature Conservancy).

Al extender la curva de reserva del crudo los investigadores lograr calcular las reservas totales globales y cuánto tardarán en consumirse. Con base en este planteamiento, Wilkinson pensó que la teoría de la misma forma podría ayudar a calcular las curvas de las especies.

“El problema de usar esa curva para predecir cuánto queda es que hay que asumir que el esfuerzo invertido y el enfoque utilizado para descubrir nuevos yacimientos de petróleo, o en este caso de especies, son consistentes y conocidos”, dice Wilkinson. “Solíamos pensar que habíamos superado el pico de petróleo y gas alrededor de 1972, pero luego, hace unos 15 años, alguien descubrió cómo hacer perforaciones horizontales y, de repente, hubo un nuevo aumento en la cantidad que se estaba descubriendo”.

Wilkinson y Linda Ivany dicen que la curva de descubrimiento de nuevas especies de animales vertebrados muestra un bache similar. Al igual que el aumento en la curva de petróleo causado por la perforación horizontal a principios de la década de 2000, hubo un aumento en el descubrimiento de nuevas especies a partir de 1950, cuando se dedicaron nuevos fondos a la ciencia después de la Segunda Guerra Mundial, más científicos se dedicaron a la biología y las nuevas técnicas moleculares estaban conduciendo a un aumento de la capacidad para distinguir especies entre sí.

En ambos casos, cambios imprevistos en el esfuerzo y el método para descubrir nuevos hidrocarburos o especies alteraron la forma en que se desarrollaban las curvas de descubrimiento.

Así las cosas, si los investigadores hubieran estimado el número total de especies basándose en datos anteriores a 1950, sus estimaciones serían muy diferentes de cualquier estimación realizada hoy, y ambas probablemente estarían equivocadas porque esos nuevos advenimientos no se pueden predecir.

Día mundial de la vida silvestre.
Una iguana verde expande una bolsa de piel debajo de la mandíbula inferior, llamada papada, mientras se sienta al sol en Key Biscayne, Florida. Iguanas, pitones birmanas, lagartos monitores y muchos otros. Las especies invasoras de reptiles se han afianzado en Florida. La Comisión de Conservación de Pesca y Vida Silvestre de Florida votó el jueves 25 de febrero de 2021 para mover estos animales a una lista prohibida. Eso significa que solo se pueden traer a Florida para exhibirlos, como un zoológico, y en un centro de investigación. Foto: AP / J Pat Carter. - Foto: AP

De alguna manera, esto es un reflejo del método científico, en el que las hipótesis permanecen hasta que se descubren nuevos hechos, lo que conduce a cambios en la hipótesis.

Por mucho que nos gustaría saber ‘el número’, la riqueza total de especies del planeta seguirá siendo un objetivo difícil de alcanzar”, dice Ivany.

Por lo pronto, los investigadores siguen en su esfuerzo de hacer el cálculo. Pero ya con formularse la pregunta ganaron mucho.