.
Mantener el peso dentro de los rangos recomendados es fundamental para el cuidado de la salud. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

¿Cuánto debe pesar una mujer que mide 1.55 metros de estatura?

Mantener el peso dentro de los rangos recomendados es fundamental para el cuidado de la salud.

Se habla sobre la importancia de tener un peso dentro de los rangos normales para el mantenimiento de la buena salud, siendo el sobrepeso y la obesidad uno de los principales factores considerados de riesgo para el desarrollo de diversas afecciones crónicas.

Como han explicado los profesionales en el tema, esos kilos de más pueden tener un mayor impacto de lo que se cree, especialmente si está seguido de hábitos que a la larga pueden ser dañinos para el organismo, tales como la mala alimentación, el consumo de alcohol y el tabaquismo.

De acuerdo con el Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales, una entidad anexa a los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos, esta condición puede favorecer la aparición de afecciones tales como la diabetes, las complicaciones renales y otros problemas cardíacos.

Por ello es fundamental prestar atención a las recomendaciones de los profesionales respecto al peso adecuado. Lo primero que hay que decir es que no hay una norma única para todas las personas, debido a que también se deben tener en consideración otros factores, generalmente relacionados con el estado físico de las personas.

Criterios como la edad, la altura, el sexo y el estilo de vida son aspectos que se deben evaluar a la hora de determinar cuál es el peso ideal para cada paciente. Una vez se tenga ese dato, dictaminado por los médicos de cabecera, lo primordial es que las personas adapten sus hábitos a los requerimientos de su cuerpo para mantenerse dentro de los rangos recomendados.

El peso ideal se calcula mediante la fórmula que provee el Índice de Masa Corporal (IMC), el cual tiene en cuenta la edad, el peso y la altura. Se trata de una fórmula universal que ayuda a determinar cuál es el peso ideal según la estatura del individuo, como ya fue mencionado; sin embargo, no es precisa para las personas que tienen mucha masa muscular o retención de líquidos, debido a que no tiene en cuenta la cantidad de grasa, de músculo o de agua que la persona presenta.

El Ministerio de Salud y Protección Social de Colombia anota que para calcular el IMC se necesita conocer el peso en kilogramos y la estatura en metros de una persona. De este modo, se aplica una fórmula matemática que consiste en dividir el peso entre la estatura al cuadrado: IMC = Peso (kilogramos) / Estatura al cuadrado (metros).

El ejemplo que cita la autoridad sanitaria es: “Una persona pesa 64 Kg y mide 1.5 metros: 64 / 1.5 x 1.5 = 28.44. Este dato indica el IMC de la persona (28.44) se encuentra en los valores correspondientes a sobrepeso”. Aclara que la fórmula en mención no aplica a mujeres en estado de embarazo.

La cartera de Salud reseña que estos son los criterios de evaluación del IMC:

  • Si el IMC es inferior a 18.5, está dentro de los valores correspondientes a “delgadez o bajo peso”.
  • Si el IMC es entre 18.5 y 24.9, está dentro de los valores “normales” o de peso saludable.
  • Si el IMC es entre 25.0 y 29.9, está dentro de los valores correspondientes a “sobrepeso”.
  • Si el IMC es 30.0 o superior, está dentro de los valores de “obesidad”.

“Bajo peso”, “normal”, “sobrepeso” y “obesidad” son términos para referirse a los distintos rangos de peso corporal. La obesidad y el sobrepeso caracterizan a los rangos de peso que exceden lo que se considera saludable para una determinada estatura, el bajo peso describe al peso corporal inferior a lo que se considera saludable”, indica el ministerio.

Explicación que complementa el Instituto Químico Biológico (IQB), al destacar que el Índice de Masa Corporal también es empleado por las distintas instituciones sanitarias como la Organización Mundial de la Salud (OMS) para llevar a cabo sus estadísticas sobre la obesidad y para definir ciertos tipos de enfermedades y/o desórdenes alimenticios, como es el caso de la anorexia nerviosa o la bulimia.