Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/12/1990 12:00:00 AM

¡CUIDADO CON LA ELECTROPOLUCION!

Ahora resulta que los electrodomésticos también son una amenaza para la salud.

¡CUIDADO CON LA ELECTROPOLUCION! ¡CUIDADO CON LA ELECTROPOLUCION!
Si el temor a las alzas en las cuentas de la energía lo ha llevado a apagar la mayoría de los electrodomésticos, ahora también deberá alejarse de ellos para protegerse de la electropolución.Según un informe publicado en el mes de mayo pasado por la agencia norteamericana para la Protección del Medio Ambiente, existe una posible relación entre las radiaciones electromagnéticas -ondas producidas por el magnetismo de cualquier corriente eléctrica - y el cáncer.Al Parecer, cada vez es más cierto aquello de que todo lo que gusta, o engorda o produce cáncer. Además de protegerse del sol, dejar de fumar, evitar los alimentos con preservativos, resguardarse de los exhostos de los carros y evitar los alimentos "a la parrilla", ahora deberá alejarse de la plancha, el microondas y hasta la inofensiva lavadora. Los investigadores han encontrado que existen serias razones para preocuparse. Los estudios de laboratorio muestran que los campos electromagnéticos aumentan las tasas de crecimiento de algunas células cancerosas.

Aunque la voz de alerta ha sido dada a nivel general, en realidad, el riesgo de perjuicios producidos por los campos electromagnéticos depende de varios factores, que incluyen la edad y la ocupación habitual, la distancia de la fuente de radiación, su fuerza radiactiva y la duración de la exposición a ella. Por ejemplo, los ayudantes de cocina, la tostadora y otros pequeños electrodomésticos crean fuertes campos electromagnéticos pero no constituyen un peligro real, pues la exposición total es mínima. Pero en el caso de las cobijas eléctricas, la situación es diferente, pues su utilización se prolonga por varias horas por noche~ durante largos períodos de tiempo. Además, éstas se encuentran en contacto directo con el cuerpo.

Según los investigadores, los niños son más vulnerables a la electropolución que los adultos. El profesor Robert 0. Becker, autor de una de las más completas investigaciones sobre las radiaciones electromagnéticas señala: "La explicación es sencilla: en la edad de crecimiento, las células se dividen rápidamente, haciéndolas más susceptibles de sufrir los estragos de los agentes nocivos" .
La idea es alejarse de los campos electrodomésticos señala el especialista Glen Rein, director de investigaciones de la Fundación para la Investigación de Terapias Naturales en California. "La fuerza del campo electromagnético decrece en proporción al cuadrado de la distancia, o sea que si se dobla la distancia que lo separa de una línea conductora o un electrodoméstico, su exposición será de una cuarta parte menos ". Pero en este sentido hay que tener en cuenta también que las radiaciones electromagnéticas pasan a través de los muros. Así que procure no poner su cama o la cuna de su bebé del otro lado de la pared contra la cual están los aparatos.

Aunque nadie discute la seriedad de las investigaciones sobre electropolución, no todos los expertos comparten las opiniones de estos estudiosos, y los riesgos de las radiaciones electromagnéticas siguen siendo aún muy discutidas. Sin embargo, mientras se esclarecen las dudas, lo más prudente será reducir su exposición aplicando soluciones sencillas (ver recuadro). Para establecer cuál es la distancia prudencial de televisiones, pantallas y luces fluorescentes, los expertos señalan que ésta puede ser estimada con la ayuda de un radio transistor AM de pilas:apague el electrodoméstico que desea probar, encienda el radio, sintonizándolo entre dos estaciones, hasta que oiga la estática. Sosteniendo el radio cerca del electrodoméstico, encienda este último.La estática debe oírse cada vez más fuerte. Luego, retroceda unos pasos hasta el punto en que oiga que la estática vuelve al volumen inicial, cuando el electrodoméstico estaba apagado. Esto le indica qué tan lejos se está proyectando el campo magnético, y cuál es el punto adecuado para establecer "una distancia prudencial".
Recientemente, una compañía ha sacado al mercado un aparato portátil -llamado Safe Meter-, que permite medir la radiación electromagnética producida por todos los enseres eléctricos.En este momento, alquilar un Safe Meter por tres días tiene un costo aproximado de 40.000 pesos.
Aunque ninguno de los investigadores llega al punto de sugerir que vivamos sin el confort de la electricidad, los nuevos hallazgos permiten pensar que hay razones para preocuparse. Por eso han dado algunas recomendaciones para que los consumidores tomen conciencia de los riesgos que implican los aparatos eléctricos y la forma de minimizarlos.

EDICIÓN 1894

PORTADA

Los secretos de la red de espionaje

SEMANA revela detalles y conversaciones desconocidas de la organización de chuzadas ilegales más grande descubierta en el país. Las víctimas eran empresas, funcionarios públicos, miembros de las Fuerzas Militares y particulares.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1894

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.