Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/7/1991 12:00:00 AM

DULCE ENTREGA

Al decir de los nutricionistas, la eliminación de las grasas en la dieta puede llevar a una compulsión por el azúcar.

DULCE ENTREGA DULCE ENTREGA
HACE 15 AÑOS el azúcar empezó a ser culpada de todo, desde la depresión crónica hasta los crímenes pasionales. Ahora, cuando la ofensiva mundial es contra las grasas, el azúcar ha dejado de ser el villano del paseo. Incluso muchos especialistas en nutrición señalan que su consumo -dentro de una dieta adecuada- no ha sido establecido como un factor de riesgo para ninguna enfermedad crónica diferente de las consabidas caries dentales.

Lo cierto es que desde que se inició la guerra contra las grasas, parece haberse disparado la compulsión por el dulce y actualmente se consume más azúcar que nunca antes. La mayoría de las veces en forma de edulcorantes o alimentos disfrazados de light, que digan lo que dijeren también contienen dulce. Incluso, aunque el consumo de calorías que usted consume diariamente permanezca igual, el azúcar extra se está robando una parte considerable de los alimentos ricos en fibra: 200 de cada 1.000 calorías. Al parecer, los sustitutos del azúcar han fallado al ponerle freno a los malos hábitos alimentarios. Según la especialista Cheryl Jennings- Sauer, autora del libro

EDICIÓN 1893

PORTADA

Gobierno de Duque: un despegue con ventarrón

El llamado de Duque por la unidad del país fue empañado por el beligerante discurso del presidente del Senado. ¿Puede esto afectar la gobernabilidad del nuevo mandatario? Análisis de SEMANA.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1893

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.