Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/2/2006 12:00:00 AM

El Colón oriental

Un antiguo mapa según el cual los chinos conocieron y documentaron el mundo antes que los europeos es objeto de una intensa controversia ?

El Colón oriental Décadas antes que los europeos, el almirante Zheng He comandó la expedición naval más grande de la edad media. Algunos historiadores sostienen que llegó hasta América y circunnavegó el mundo.
La hipótesis

es tentadora: un navegante chino de nombre Zheng He no sólo habría descubierto América 70 años antes que Cristóbal Colón, sino también hallado Australia y Nueva Zelanda con más de tres siglos de antelación a los ingleses, circunnavegado el mundo 100 años antes que Magallanes, y se habría adelantado en cuatro siglos a los europeos en llegar a la Antártica. En pocas palabras, si la hipótesis llegara a ser cierta, sería necesario reescribir buena parte de la historia occidental, según la cual la civilización europea fue la primera en navegar y describir la geografía mundial.

La supuesta evidencia es un antiguo mapamundi mostrado al público recientemente en Beijing. Se trata de una copia de 1763 de un supuesto mapa que habría sido dibujado hacia 1418, cuando el emperador Zhu Di, de la dinastía Ming, gobernaba China. En su esquina superior derecha está escrito que es "el mapa general del mundo integrado". Y en la inferior izquierda dice que fue dibujado por Mo Yi Tong, copiando el original de 1418.

La reproducción fue adquirida por el coleccionista Liu Gang, quien pagó 500 dólares a un vendedor de antigüedades y libros viejos de Shangai en 2001. Liu Gang sabía que tenía algo importante entre manos, pero pensó que se podía tratar de una farsa. Consultó a cinco expertos coleccionistas y todos estuvieron de acuerdo en que la despigmentación de las tintas y el estado del papel de bambú demostraban que tenía por lo menos 100 años de antigüedad. Sin embargo, sólo a finales de 2005, cuando leyó el libro 1421: el año en que China descubrió el mundo, se dio cuenta de que su adquisición podría ser un tesoro histórico. En éste, Gavin Menzies afirma que el oficial más importante del emperador, Zheng He, fue el primero en navegar los siete mares del mundo.

Zheng He es un nombre desconocido para los occidentales, pero toda una leyenda para la historia china. Era un eunuco de raíces musulmanas, quien durante toda su vida supo escalar posiciones en la corte, hasta hacerse con la confianza del emperador. En 1405 fue escogido para comandar la expedición naval más grande de aquel entonces. Su flota contaba con 317 naves que en promedio medían 90 metros de largo y 45 de ancho, según escribe Wang Xiaoqiu, profesor de historia china de la Universidad de Beijing en un artículo publicado en el Shenzhen Daily. La más grande tenía nueve mástiles, alcanzaba los 134 metros de largo y 56 de ancho, mientras las carabelas de Colón no pasaban de los 15 metros de largo. Bajo su mando tenía 28.000 hombres, entre los que se contaban marineros, intérpretes, soldados, artesanos, médicos y meteorólogos. A bordo llevaba enormes cantidades de sedas y porcelanas, joyas de oro y plata, utensilios de bronce y tejidos de algodón.

Desde 1405 hasta 1433, Zheng He dirigió siete viajes legendarios en los que visitó 37 países, con los que establecía contactos comerciales y políticos y a los que pedía tributo para el emperador. Atravesó el océano Índico, recorrió el Golfo Pérsico y exploró la costa oriental de África. Semejante travesía no era de extrañar, pues en el siglo XV la tecnología naval de China era de lejos la más avanzada del mundo. Las naves contaban con avances desconocidos en Occidente, como el timón fenestrado y los mamparos para impedir que se hundieran. Según las crónicas históricas chinas, se sabe que estuvo en las islas Maldivas, Sri Lanka, Calcuta y la costa africana hasta Somalia.

Pero Menzies va mucho más allá. En su libro, que fue materia de debate cuando fue lanzado en 2003, asegura que en 1421 la flota llegó hasta las islas de Cabo Verde, entre África y Suramérica, y que allí se dividió en tres expediciones. Una recorrió Norteamérica, dio la vuelta por el océano Ártico y por el norte de Asia. Otra recorrió las costas de Suramérica, viró por el estrecho de Magallanes y remontó la corriente de Humboldt hasta llegar a Perú, después a Australia, de nuevo a América desde California hasta Ecuador, y de allí a través de las Filipinas regresó a China. La tercera habría descubierto la Antártica, navegado los mares del sur y recorrido las costas surorientales de Australia.

Para probar su teoría, Menzies muestra antiguos mapas chinos que trazarían los contornos de lugares como África, Puerto Rico o la costa occidental suramericana. Interpreta fragmentos de diarios de descubridores europeos según los cuales habrían utilizado mapas hechos por viajeros anteriores a ellos. Sostiene que trozos de buques preeuropeos encontrados en Australia y California corresponderían a los de la flota de Zheng He. Cree haber encontrado vocablos similares en pueblos del Pacífico oriental y occidental. Muestra similitudes entre artesanías de Centroamérica y de la dinastía Ming. Expone memorias orales de pueblos precolombinos que hablan de visitantes anteriores a los españoles. Y la lista de supuestas pruebas continúa.

Para muchos expertos, las evidencias de Menzies, que expuso ante la Real Sociedad Británica de Geografía, no son suficientes. Li Xiaocong, director del Centro de investigación de historia antigua de China, aseguró en rueda de prensa que China carecía de mapas dibujados en el siglo XV. "No puedo ofrecer evidencia relevante para apoyar su punto de vista", aseguró.

Llama la atención que no hay ninguna prueba escrita o gráfica de los indígenas de América acerca de la presencia de los chinos cuando, para Menzies, éstos habrían establecido colonias en el Nuevo mundo. Pero más sorprendente es que no haya registros cristianos o islámicos que den cuenta de un viaje de tales dimensiones, sobre todo porque eran civilizaciones con las que pudieron establecer intercambios comerciales y culturales. Además, según el historiador Isaac Bigio, hace seis siglos los chinos ya tenían imprentas y dejaban rastros escritos por donde pasaban. Y Menzies no muestra ningún vestigio de este tipo.

"Que los chinos hayan llegado a América antes que Colón es altamente improbable. Primero, porque su exploración marítima nunca se alejó de las costas. Segundo, porque no hay registros oficiales de la hazaña, y los chinos son muy rigurosos con su memoria escrita. La hipótesis es insostenible", dice el sinólogo Guillermo Puyana.

El mapa de Liu Gang sorprende por su precisión y sus descripciones. Dice, por ejemplo, de los habitantes de la costa oeste norteamericana: "La piel de la raza de esta área es negra-rojiza, y llevan plumas alrededor de sus cabezas y cinturas". Pero esta misma precisión es usadapor los críticos para cuestionar la existencia del mapamundi de 1418. Para muchos es imposible que los chinos circunnavegaran el mundo en aquel tiempo y, de ser auténtico el mapa de 1763, no habría manera de demostrar que no sea una copia de los mapas y datos de exploradores europeos.

En todo caso, aunque muchas de las afirmaciones de Menzies no cuentan con evidencia sólida, el mapa de Liu Gang ha reavivado el debate histórico de hasta dónde llegó realmente Zheng He en sus travesías. Y no hay duda de que su hipótesis, por arriesgada y provocativa, podría tener algo de cierto. n

VIDEOS MÁS VISTOS

  • Así se vivió el primer campeonato africano de 'Fútbol Freestyle'

    close
  • Se cumplen 30 años del Concierto de Conciertos

    close
  • La respuestas a la tala de árboles

    close
  • Rodrigo Pardo analiza la encuesta de Invamer

    close
  • "El mundo cambió. Hoy se requiere mayor flexibilidad en las normas laborales"

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1896

PORTADA

El dosier secreto de las Farc

SEMANA revela explosivos detalles del más completo informe realizado sobre la historia, finanzas y los crímenes de la desmovilizada organización guerrillera.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1898

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.