educación

El coursera colombiano: la estrategia para educar a personal de salud para enfrentar la pandemia

Una empresa nacional ha ayudado a capacitar a más de 3.000 profesionales de la salud para atender la emergencia de la Covid-19. Sus cursos son usados ya en otros países


La covid-19 es la enfermedad que manda la parada hoy en las clínicas y hospitales del mundo. Para nadie es un secreto que atender a estos pacientes ha resultado complejo, no solo porque son enfermos muy graves que requieren camas en unidades de cuidado intensivo, con todos los equipos y monitores que esto implica, sino también personal muy especializado para atenderlos. El país no estaba preparado para ese reto y por eso fue necesario ampliar la disponibilidad de camas en UCI. Pero también fue importante preparar al personal de la salud para poder atender adecuadamente a estos pacientes.

En este último objetivo, la ayuda de una compañía colombiana ha sido crucial. Se trata del Grupo Amarey, una empresa vinculada al sector salud, en especial al suministro de equipos e insumos para salas de cuidado crítico (UCI) que desde un comienzo ha ayudado en este frente.

Desde un principio, sus directivas hicieron una alianza con la Asociación Colombiana de Medicina Crítica para ofrecer asesoría en línea en el tema de cuidado crítico. La intención principal era que en poblaciones remotas del país que sufrían de falta de especialistas, los médicos pudieran preguntar cualquier duda a los intensivistas. De ahí salió un proyecto mayor que se llamó Salvando vidas, cuyo objetivo fue poner al día en el tema de covid a muchos trabajadores de la salud a través de estos cursos virtuales.

Esto se logró gracias a Insimed, una entidad que era antes de educación presencial, pero ante la cuarentena, el grupo decidió volverlo centro virtual. Hoy funciona como una fundación sin ánimo de lucro de educación no formal. Es un centro de simulación que hoy maneja el tema de educación virtual a través de tutoriales, educación asincrónica pero también con seminarios sincrónicos. De este esfuerzo resultaron más de 100 temas relacionados con covid-19 al que cualquiera puede acceder con solo registrarse. “Se tratan desde aspectos generales hasta temas muy específicos”, dice Esteban Lizarazo, gerente general del grupo de Amareys.

En el proyecto ayudaron muchos médicos, enfermeras y terapeutas. El resultado es que han logrado capacitar a más de 3.000 profesionales de la salud en Colombia. Gracias a que es virtual, los cursos han tomado fuerza en toda Latinoamérica porque la información le sirve a todo el mundo. Entes gubernamentales como la Alcaldía de Bogotá, a través de la secretaria de educación, lo tomaron como guía referente para que su personal asistencial se capacitara.

“Es un curso muy completo y el que no sea médico puede mirar la generalidad de los demás cursos, pero también hay cursos más especializados para los profesionales de la salud”, dice Lizarazo.

El grupo Amarey es una empresa colombiana que factura 270.000 millones de pesos, con filiales en Panamá y Costa Rica que funcionan bajo el mismo modelo. Son varias compañías que sirven a los hospitales, especialmente en la dotación de los quirófanos y cuidados intensivos. Uno de los productos que traen a Colombia es el robot quirúrgico, como el que tiene el Instituto de Cancerología. Pero también ofrecen pruebas genéticas para detección de cáncer de mama, insumos y medicamentos.

Enfermeros con pruebas
enfermeros, medicos caretas, docación sangre, implementos, clinica cardioinfantil - Foto: Semana

El grupo cuenta con dos fundaciones para educación que funcionan como organizaciones sin ánimo de lucro, una de las cuales es Insimed. “La idea es dar el mejor servicio en salud porque en esta área es prioritario: la salud no da espera” Ese espíritu lo llevan todos los empleados del grupo, desde el más alto ejecutivo hasta la persona que se encarga de los suministros. Estos últimos sabe que cuando mueven una caja “no llevan una caja sino una vida”.

Insimed es un centro de 2.000 metros cuadrados donde hay simulación. Se fundó con el concepto de la educación en aviación, una profesión en la cual los pilotos aprenden con simuladores. En medicina debe ser igual y hoy las universidades cada vez mas tienen una simulación para sus internos. El centro entonces fue hecho para que se entrenaran médicos, no solo de cuidado critico sino también cirujanos y de otras especialidades.

Con la pandemia nadie pudo volver a las clases presenciales. Viendo la necesidad de capacitar a estos profesionales en elementos de protección y en cómo intubar pacientes comenzaron a trabajar con hospitales para montar cursos desde generalidades de covid, temas de diagnóstico hasta cómo ponerse los elementos de protección personal. “El resultado es un coursera made in Colombia, donde hay 100 tutoriales hechos por gente con mucha reputación y credibilidad en el mundo médico y que va dirigido al mundo médico. Las personas pueden ver el video que quieran, lo que ha servido para que algunos organismos lo usen para capacitar a su personal”.

Entre las ventajas de la herramienta es que se puede consultar varias veces. “Ha sido una linda experiencia no solo porque logramos reinventarnos sino porque estamos ofreciendo un producto educativo de gran valor”. concluye Lizarazo.