Getty Creativo
"Mujer joven y delgada midiendo su cintura. También te puede interesar:" - Foto: Getty Images

vida moderna

El desconocido truco japonés para bajar la barriga rápidamente sin hacer ejercicio

Tonificar el abdomen es uno de lo propósitos más complicados, pues por lo general la grasa se acumula en esta zona.

Para algunas personas, su peso y masa corporal representan un dolor de cabeza diario. Aunque no es una tarea fácil, muchas personas incluyen en su rutina diaria ejercicios y alimentos que les ayuden a conseguir un abdomen plano y marcado.

Otras personas buscan fórmulas mágicas y métodos rápidos para lograr disminuir tallas. Sin embargo, hay que tener cuidado con procedimientos que causen enfermedades en el organismo.

Llevar una alimentación saludable, baja en calorías y grasas, y la práctica de ejercicios específicos son la clave para alcanzar este propósito sin inconvenientes de salud, según lo consideran expertos de la Universidad de Harvard.

Además, con el paso de los años pareciera ser más difícil bajar de peso, pues el metabolismo del organismo se hace más lento y perder kilos es más complicado, pero la paciencia ayuda a tener cuidado con dichas fórmulas mágicas.

El peso ideal para cada persona depende de varios factores, como estatura, masa muscular y sexo. Son aspectos a tener en cuenta para que la acumulación anormal o excesiva de grasa no represente un gran riesgo para la salud del cuerpo humano.

De acuerdo con el portal web Mundo Deportivo, este método consiste en una respiración consciente y prolongada, que se suele utilizar en sesiones de yoga o al practicar meditación. Varias investigaciones han evidenciado que la respiración es un factor clave para llevar a cabo un entrenamiento saludable, así como para mejorar la condición física y mental.

Cabe mencionar que este método de entrenamiento se basa en controlar los músculos del abdomen mientras se trabaja la respiración. En ese sentido, la técnica consiste en colocarse en una posición determinada, respirar tres segundos y exhalar con fuerza durante siete segundos. Ryosuke explica que para aplicar esta técnica y que sea más efectiva, solamente es necesario de dos a diez minutos al día, aunque todo dependerá de las repeticiones que se hagan.

Como tal, el impacto de esta técnica se da porque el oxígeno que se respira llega a las moléculas de grasa, las descomponen en dióxido de carbono y agua. Luego, el reflujo sanguíneo se encarga de recoger el dióxido de carbono y lo devuelve a los pulmones para ser exhalados.

Por esta razón, Ryosuke asegura que los ejercicios de respiración prolongada son muy útiles para quemar la grasa abdominal, que en la mayoría de casos resulta ser antiestética, además de ser un riesgo para la salud cardiovascular.

No obstante, para que la técnica cumpla con los objetivos deseados, es importante ejecutarla de modo correcto, por lo que se deben seguir los siguientes pasos, según el portal Mundo Deportivo:

  • En primero lugar, es fundamental adoptar una postura correcta y para ello, solamente se debe colocar de pie, con un pie más adelante del otro y apretar los glúteos de tal manera que el cuerpo quede un poco inclinado hacia atrás.
  • El segundo paso consiste en la inhalación, en la que se debe levantar los brazos y, posterior a ello, inhalar por la nariz durante tres segundos, consiguiendo que el aire llegue hasta el final del tórax.
  • El tercer paso consiste en la exhalación, en que se debe soltar el aire por la boca durante siete segundos, apretando el abdomen y contrayendo todos los músculos del cuerpo. En este paso el aire no debe salir con la misma fuerza durante los siete segundos, sino que se debe exhalar vigorosamente durante los primeros tres segundos y utilizar los restantes para vaciar complemente el aire, de forma similar a un hipopresivo.