Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/7/1995 12:00:00 AM

EL ESTRES EMPIEZA POR CASA

Según los terapistas, las relaciones de pareja se han convertido en una importante fuente de estrés.

EL ESTRES EMPIEZA POR CASA EL ESTRES EMPIEZA POR CASA
EN UN MUNDO EN el que gran número de matrimonios fracasa, tener una buen relación afectiva es un reto tan importante como hace unos años lo era el de obtener el éxito profesional. Mientras los separados acuden al sicoanalista para sobrellevar el sentimiento de fracaso, las parejas de casados asisten con asiduidad a seminarios y cursos para aprender los secretos de la convivencia y poder cumplir con el precepto de "hasta que la muerte los separe".
Pero esta parece ser una moderna prueba de fuego. Mientras cada vez se espera más de la pareja, no existen fórmulas universales que garanticen el éxito de una relación y, en opinión de los expertos, esto ha puesto una buena dosis de adrenalina en los matrimonios. Una revista estadounidense pidió a varios terapistas que determinaran las estrategias para bajar los niveles de estrés en la vida conyugal. Estos son, a grandes rasgos, sus consejos:
1. TRANQUILICESE ACERCA DEL SEXO
No haga del sexo un barómetro de su relación. En la cultura occidental la relación sexual es más estresante porque hoy la gente se enfoca más en el acto sexual que en la vida sexual. "En lugar de estar pendiente de su buen desempeño en la cama mire su vida sexual como parte de toda su vida. Si su pareja no quiere tener relaciones una noche, no significa que su deseo se ha apagado. Usted no se preocuparía si una noche no quiere ir a cine o no desea comer comida china. ¿O sí?", dice el sicólogo Hugn Prather, autor del libro I Will Never Leave You.
2. TOMESE SU TIEMPO
Según el sicólogo, el 60 por ciento de las peleas conyugales ocurren durante los momentos de transición. Y el momento más estresante del día es a menudo cuando la gente regresa de su trabajo en la noche, el consejo que da es: "Tómese el tiempo necesario para dejar que las tensiones del día se dispersen. Antes de iniciar una discusión recoja la correspondencia, dé una caminata por los alrededores de su casa o riegue el jardín. Entonces sí dispóngase a recibir al otro con un beso y préstele atención".
3. DIGA LA VERDAD
En opinión del sicólogo Gay Hendricks, autor del libro Conscious Loving, la verdad antes de ser devastadora o trivial es un factor importante en toda relación. "La gente no dice todo. Ellos piensan que si algo ha provocado su furia lo mejor es simplemente dejar que se desvanezca poco a poco. Pero no será así. Los secretos bloquean los sentimientos y también la satisfacción sexual". En su opinión, decir la verdad, sin sentimientos de culpa, es el mejor afrodisíaco.
4. SINCRONICE SU SEXUALIDAD
Uno de los problemas más frecuentes en las parejas de hoy es el de buscar tiempo para el amor. Y cuando se encuentra, las parejas se enfrentan al hecho de que los deseos de tener sexo no surgen al mismo tiempo. Esto puede convertirse en una estresante situación. Según la doctora Geraldine Piorkowski, autora de Exploring the Risks of Intimacy, el deseo sexual aumenta y disminuye en patrones de ondas, basado en ciclos biológicos que ocurren naturalmente. Para conseguir la misma longitud de onda con la pareja es indispensable recurrir al romanticismo y aprender a sondear cómo está la situación. "La calidez y el confort de una insinuación sensual aumentan la intimidad y reducen el estrés".
5. APRENDA A CONDUCIR LAS PELEAS
Es imposible eliminar las peleas conyugales, pero sí se puede cortar el estrés que éstas causan. Según Geraldine Piorkowski, los hombres sufren más estrés físico durante las riñas conyugales que las mujeres. "Su adrenalina fluye, su presión arterial aumenta, su corazón late más rápido y permanecen en este estado por más tiempo que sus esposas. Para evitar este incómodo torrente de sentimientos, deje a su cónyuge hablar primero, sin interrumpir ni hacer ataques personales". Cuando el otro se dé cuenta que su mensaje ha sido recibido y estén de acuerdo en cuál es el problema, el tiempo restante estará destinado a buscar una solución en conjunto. Por el contrario, si lo acosa hay sólo dos alternativas: que huya ofendido o que se ponga a la defensiva.
6. MIRE LO QUE ÉL HACE, MAS QUE LO QUE ÉL DICE
Si usted se siente como la protagonista de García Márquez en la Diatriba de amor a un hombre sentado porque su esposo nunca pronuncia la frase "Yo te amo", escuche lo que dicen los expertos. "Las mujeres están orientadas al lenguaje y los hombres están orientados hacia la acción", asegura el doctor Prather. Aunque usted se queje de indiferencia, su marido puede estar tratando de comunicar sus sentimientos de otra forma. "Los hombres a menudo muestran sus afectos trabajando más para conseguir dinero extra o incluso cortando el césped". Sus relaciones serán menos estresantes si recuerda aquello de que "obras son amores...".
7. NUNCA AMENACE CON IRSE
La amenaza de abandono genera una tensión intolerable entre las parejas. Por eso el consejo de Prather es: "No importa qué tan furioso esté, no amenace con irse a menos que realmente tenga intención es de hacerlo. Antes de pronunciar una frase de este tipo, piense un momento: '¿Estoy preparado para llamar a un abogado hoy?'. Si no es así, deseche este pensamiento y trate de dedicar tiempo a mejorar su relación".

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com