salud

El listado de alimentos que podrían causar daños en las encías

Las encías sanas normalmente son rosadas, duras y tienen una sensibilidad limitada al dolor.


La sonrisa es una de las mejores cartas de presentación de las personas, por ello el cuidado con la higiene bucal es determinante para lograr este objetivo.

Las encías son fundamentales de la boca y así como los dientes, es determinante cuidarlas. Se trata del tejido mucoso que rodea los dientes, formando una barrera entre el hueso y el resto de la boca.

Su función principal es la de soportar y mantener los dientes en su sitio. Las encías sanas normalmente son rosadas, punteadas, duras y tienen una sensibilidad limitada al dolor, la temperatura y la presión. Por esta razón, los cambios en el color, la pérdida de punteado o la sensibilidad anormal son signos tempranos de inflamación o sangrado de las encías, según indica información de las clínicas Adeslas Dental, de España.

Mantener unos buenos hábitos de higiene oral, consistentes en cepillarse los dientes tres veces al día y usar hilo dental o cepillos interproximales, puede ayudar a prevenir enfermedades en las encías y la consiguiente pérdida de los dientes, dicen los expertos.

La enfermedad de las encías, dependiendo de su avance y gravedad, se divide en gingivitis y periodontitis. La primera es un estadio reversible de la enfermedad; en cambio, la periodontitis no lo es, y por esto es importante acudir a un especialista en periodoncia.

Según el Instituto Nacional de Investigación dental y Craneofacial, de Estados Unidos, en etapas avanzadas la enfermedad periodontal puede causar dolor y sangrado de las encías, dolor al masticar e, incluso, la caída de los dientes.

La crema dental ayuda a la prevención de caries.
Una adecuada higiene bucal es la mejor forma de prevenir enfermedades en las encías. (Photo by Universal Images Group via Getty Images) - Foto: Universal Images Group via Getty

Existen algunos alimentos que pueden causar afectaciones en las encías, de acuerdo con información de Listerine, en su página web. Estos son algunos de ellos.

- Helados: dado que se trata de un producto con azúcares agregados puede ocasionar daños y molestias en las encías. En general, los azúcares añadidos de casi todos los dulces, desde las galletas hasta los refrescos, son perjudiciales para las encías porque se adhieren a éstas y provocan la liberación de ácidos que las deterioran.

En el caso particular de los helados, el frío puede irritarlas en los puntos donde ya han empezado a retraerse y las raíces quedan expuestas a las sensaciones de frío y calor. Si bien la idea no es dejar de consumirlos, sí es muy importante moderar su consumo.

- Tomates: si bien, en general, este alimento es muy favorable para la salud del organismo, al ser rico en licopeno (un antioxidante relacionado con la reducción del riesgo de infarto cerebral), esta fruta es muy ácida y los ácidos también afectan las encías porque las desgastan y favorecen la aparición de caries. Para disfrutar del tomate, una de las recomendaciones es combinarlos con otros alimentos que neutralizan los ácidos, como la mozzarella, el pollo o la ternera magra, frutos secos, lentejas o atún.

Dientes
Los cítricos y alimentos ácidos pueden generar malestar en las encías. - Foto: Getty Images

- Naranjas: los cítricos, como las naranjas, pomelos, limones y limas, son frutos ácidos y ricos en fructosa natural, lo que puede dañar y desgastar los dientes y las encías. Existen otras formas de tomar vitamina C que no son ácidas, como comer verduras, pero poco ácidas como los brócolis, espárragos y guisantes y frutas bajas en ácidos, como el melón y el kiwi, que también aportan importantes cantidades de vitamina C.

- Pan: el pan blanco, junto con otros alimentos ricos en almidones elaborados con harina blanca, no es favorable para las encías. Los almidones son carbohidratos simples que permanecen en la boca y se disuelven en el tipo de azúcar simple que favorece la proliferación de gérmenes.

-Bebidas deportivas: además de su alto contenido en azúcar, estas bebidas también desgastan las encías y favorecen las caries porque son muy ácidas. La recomendación es recurrir a productos naturales como el agua.

Para los especialistas es claro que más allá de privarse de algunos alimentos, lo ideal es tener hábitos indicados de higiene bucal pues esto ayuda a mantener las encías y dientes libres de productos que puedan causar afecciones.