Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/13/2001 12:00:00 AM

El oído biónico

Un nuevo implante permite a las personas sordas oir con mayor nitidez.

El oído biónico El oído biónico
Antes de 1980 los sordos no tenían otra opción para comunicarse con el mundo que los audífonos, la lectura de los labios y el lenguaje de señales. Hace 20 años, sin embargo, los implantes cocleares revolucionaron el tratamiento para la sordera al introducir un aparato que consiste en un electrodo que se coloca dentro del oído mediante cirugía. Este, a su vez, se conecta a un auricular externo y a un procesador de sonido que se puede llevar detrás de la oreja, en el bolsillo o en un cinturón. Esta tecnología, hoy ampliamente reconocida, ayudó a muchas personas con sordera profunda a salir del mundo del silencio en el que vivían y pasar a una vida llena de sonidos naturales. Pero ahora una compañía norteamericana ha desarrollado un implante mucho más sofisticado y rápido que sus antecesores.

Se trata del oído biónico. Este aparato, a simple vista, consta de las mismas partes de un implante coclear convencional pero lo verdaderamente asombroso es que tiene un nuevo programa cuyo procesamiento de sonido es 10 veces más rápido que los corrientes. Además cuenta con un chip dentro del implante que está programado para decodificar la información. Esta moderna tecnología se traduce en un sonido con más detalles debido a que se recibe más información en forma simultánea y con mucha mejor resolución. También ayuda a una mejor comprensión. Cassie Bunker, una mujer de Los Angeles que perdió la capacidad de audición, afirma que los sonidos que antes se oían como sintéticos y digitales con los implantes convencionales se aprecian ahora mucho más naturales con el nuevo sistema.

El aparato está indicado para personas que sufren de sordera profunda. Aunque no cura el problema es de gran ayuda en la rehabilitación de niños sordos para que su proceso de desarrollo de lenguaje sea similar al de una persona oyente. Se ha demostrado que con este aparato los adultos pueden conversar por teléfono, escuchar música y comprender más lo que les hablan sin necesidad de hacer lectura de labios.

El aparato ya ha sido aprobado por la FDA (Food and Drug Administration) para funcionar como implante coclear convencional. El nuevo programa de alta resolución no obstante, hasta ahora se encuentra en la fase de estudios clínicos en el mundo. En Colombia tres pacientes harán parte de estos estudios, cuyos resultados preliminares han permitido establecer que los personas mejoran su comprensión del lenguaje en un 20 por ciento frente a los aparatos convencionales. El sonido es claro aun en ambiente ruidoso.

El oído biónico se considera la antesala de los implantes del futuro. En menos de cinco años, cuando se desarrollen baterías minúsculas, se espera que estos aparatos no tengan partes externas sino que todas sean colocadas dentro del oído mediante cirugía gracias a su diminuto tamaño. Los programas para el procesamiento de sonido también serán más sofisticados y se espera que algún día estos enfermos puedan oir como las personas normales.

EDICIÓN 1888

PORTADA

Petro vs. López Obrador, ¿cuál es la diferencia?

El recién elegido presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha tenido una carrera muy parecida a la de Gustavo Petro. ¿Por qué uno pudo llegar al poder y el otro no?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1890

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.