Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/5/1998 12:00:00 AM

EN LIBRE COMPETENCIA

Después de siglos de monopolio la Iglesia Católica dejó de ser la única que puede celebrar matrimonios con efectos civiles.

EN LIBRE COMPETENCIA EN LIBRE COMPETENCIA
En libre competenciala semana pasada quedó demostrado que Colombia está dejando de ser el país del Sagrado Corazón. Al menos en lo que a legislación matrimonial se refiere. La firma del convenio de reconocimiento civil entre el gobierno y las iglesias cristianas constituye para éstas el logro más grande de los últimos años luego de que la Constitución Nacional de 1991 determinara los principios de liberta de igualdad de cultos. Con esta decisión 19 iglesias cristianas compartirán con la Iglesia Católica el beneficio de celebrar matrimonios religiosos con efectos civiles.
De ahora en adelante los miembros de estos grupos no tendrán que realizar primero la ceremonia civil sino que al final del acto religioso firmarán junto al pastor una constancia que con sólo ser registrada en una notaría tendrá validez ante la ley. En cuanto a las nulidades y separaciones, éstas seguirán siendo competencia del Estado pues, como explica Alvaro Pinilla, abogado de familia, la Constitución de 1991 lo dispuso así para evitar que se siguieran presentando problemas a la hora de las separaciones.
Antes, cuando dependían de la Iglesia, no se podían romper ni los vínculos religiosos ni los civiles, lo cual ponía en aprietos a todas las personas que querían poner fin a su antigua relación y contraer segundas nupcias. Esta situación llevó a que mucha gente viajara al exterior y se casara por lo civil a sabiendas de que su unión tenía un vicio de nulidad y que podían ser acusados de bigamia.
Aunque para muchos la gran noticia se centró en la celebración de matrimonios, éste no fue el único aspecto relevante. El convenio firmado por el presidente Ernesto Samper estableció también que los pastores cristianos podrán prestar asistencia espiritual en las cárceles, los hospitales y los colegios oficiales y desempeñarse como capellanes en las instalaciones de las Fuerzas Militares y la Policía. Como es de suponer, el hecho de que miembros de otras religiones puedan ocupar posiciones que hasta ahora estaban reservadas a los católicos contribuirá a que estas iglesias cristianas continúen aumentando su aceptación en el país.
Pero eso no es todo. Circula por el Congreso de la República un proyecto de ley avalado por el Ministerio de Hacienda que propone la igualdad de las iglesias en otro campo bastante más terrenal: el de los beneficios tributarios. Si su articulado es aprobado todos los inmuebles que estas organizaciones cristianas utilicen para sus actividades religiosas quedarán también exentos de impuestos. Con igualdad ante Dios, ante la ley y ante la Administración de Impuestos, indudablemente se abre aún más el camino para que la Iglesia Católica pierda definitivamente el monopolio de la fe de los colombianos.

EDICIÓN 1874

PORTADA

La orquesta del Titanic

Para tomar decisiones en el Consejo Nacional Electoral son necesarios 6 de los 9 votos. Cinco de esos votos ya están listos contra la posibilidad de que exista una candidatura viable de centro. La determinación del Consejo Nacional Electoral no será jurídica, sino exclusivamente política.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com