Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/18/2006 12:00:00 AM

En su cuarto de hora

El fenómeno de los videos en Internet ha provocado el surgimiento de cientos de estrellas que de otra forma habrían vivido en el anonimato. Ser una celebridad nunca fue tan fácil.

En su cuarto de hora, Sección Vida Moderna, edición 1281, Nov 18 2006 ÉDGAR SE CAE El día que Édgar cayó en un charco de lodo no se imaginó que eso lo volvería famoso. El video es uno de los más vistos en Internet
Ya pasaron? los días en los que las estrellas debían tener algún talento que las diferenciara de la gente común y corriente. Ese es el caso de Édgar, a quien la fama mundial le llegó casi tan aparatosamente como su caída. La historia de este mexicano regordete de 11 años es uno de los ejemplos más recientes de este fenómeno. Todo empezó en las vacaciones de Semana Santa mientras jugaba a los piratas. Fernando, su compañero de juego, terminó de cruzar un lodazal por dos troncos improvisados como puente y empezó a amenazar a Édgar, quien se encontraba a mitad de camino, con hacerlo caer. Este empezó a chillar con un marcado acento norteño y a gritarle a su amigo que no lo tirara. "No güey, ya güey... pinche pendejo güey, pinche bato, ya güey... por favor idiota", decía mientras su amigo soltaba uno de los troncos. Édgar fue a dar al agua estrepitosamente y salió atorado por el llanto y por el agua mientras Fernando se disculpaba y algún adulto que estaba presente lanzaba un tautológico "¡Te mojaste!".

La historia habría parado ahí de no haber sido porque todo quedó grabado en una cámara y alguien colocó el video en el famoso YouTube, un sitio de Internet en el que los usuarios pueden poner sus imágenes y compartirlas con usuarios de todo el mundo. Inexplicablemente, a las pocas semanas el video era uno de los más vistos de la página y empezó a ganar una notoriedad inusitada, al punto de que hoy Édgar cuenta con su propio sitio en Internet, www.edgarsecae.com, se le han hecho notas para la televisión y prensa en varias partes del mundo, hay ringtones para celulares con el sonoro Ya güey, que es como su marca registrada; se estampan camisetas, se hacen tributos y hasta le apareció un club de fans.

Para muchos, que un gordito sin más mérito que el de haberse ido a un charco se haya vuelto tan famoso es un síntoma de lo mal que se encuentra la sociedad moderna, y una verdadera tontería. Pero el caso de Édgar también es un reflejo de cómo Internet ha revolucionado el consumo de medios. Para Heather Polinsky, PhD y profesora de la School of Broadcast y Cinematic Arts de la Universidad Central de Michigan, fenómenos como estos muestran el deseo de la gente por acceder a más y diferentes contenidos. "En el caso de Édgar, la gente encontró un video, empezó a difundirlo y lo hizo parte de la conciencia colectiva. En un año la gente mirará hacia atrás y se reirá de Édgar, pero en cinco nadie se acordará de él. Estos son sus 15 minutos de fama gracias a YouTube", le comentó a SEMANA.

Édgar no es el único. Son muchas las personas que se han estrellado con la fama a través de Internet. Uno de los pioneros fue el canadiense Ghyslain Raza, un adolescente de 15 años, quien nunca se imaginó que grabarse blandiendo un palo de golf como si fuera una espada iba a causarle tantos dolores de cabeza. En 2003, un año después de haber hecho la grabación, tres compañeros de su colegio encontraron la cinta y les pareció buena idea ponerla en la red. Al poco tiempo, el video montado en el programa de archivos compartidos Kazaa con el nombre 'Jackass starwars funny.wmv', se convirtió en un clásico visto por millones de personas.

Dos semanas después aparecieron videos editados en donde el palo se convertía en un sable luminoso idéntico a los que se ven La Guerra de las Galaxias y de fondo se escuchaba la marcha típica de la saga. El colmo fue cuando en un partido de béisbol de los Gigantes de San Francisco apareció el video del niño en la pantalla del estadio.

Ghyslain se convirtió en una especie de jedi fofo al que bautizaron: 'The Star Wars kid'. El niño se sumió en tal grado de depresión por las burlas, que decidió retirarse de la escuela. El caso tuvo seguimiento por parte de medios como The New York Times, CBS y BBC. Aprovechando que por esos días se estaba grabando el episodio III de la película, se inició una campaña que recogió cerca de 180.000 firmas para que George Lucas le concediera una actuación especial a Raza, lo que finalmente nunca se concretó. En julio de 2003, los padres del jedi empezaron un proceso legal contra las familias de los niños que filtraron el video, y en abril de este año se llegó a un acuerdo entre las partes para indemnizar al muchacho por los perjuicios.

A quien indudablemente no le molestó la fama fue a David Bernal, conocido como 'David Elsewhere', quien hoy en día es una verdadera estrella. Su talento habría quedado en el anonimato si alguien no hubiera subido a la red un video realizado en 2001 en el que aparecía en un encuentro de talentos de su universidad. Allí, David aparecía bailando y mientras ejecutaba movimientos imposibles, la gente simplemente deliraba.

El joven, hoy de 27 años, es un experto en moverse como un robot y parece como si estuviera hecho de agua y no de huesos. El video empezó a ser reproducido en Internet a tal punto,å que los cazadores de talento pusieron los ojos sobre el bailarín. De este modo, David pasó de ser un talento desconocido a protagonizar varios comerciales de marcas tan reconocidas como Pepsi, iPod, Volkswagen y Heineken, entre otras.

Pero no hay que moverse bien, hacer el ridículo, tener un accidente o tener algún talento específico para convertirse en un fenómeno de Internet. En agosto, un anciano británico de 79 años que se hace llamar 'Geriatric 1927' se convirtió en la estrella de YouTube. Peter, como asegura llamarse, sólo necesitó de una computadora, una conexión a Internet y un micrófono para convertirse en estrella. En sus videos, llamados 'contándolo todo', él les habla a los internautas, en su mayoría jóvenes, de lo que fue su adolescencia o su experiencia en la Segunda Guerra Mundial. 'Geriatric 1927' se convirtió en uno de los miembros de YouTube con más usuarios suscritos. Va por su video número 32, en donde, a petición de sus suscriptores, compara los viejos tiempos con los actuales.

La única que hasta el momento supera al anciano en popularidad es 'Lonelygirl15', que es a Internet lo que Angelina Jolie sería al cine y que ha sido la persona más popular de YouTube en sus menos de dos años de historia. Bree, como también se le conoce, un día empezó a contar su vida y sus problemas amorosos a través de MySpace y YouTube, y fue vista más de 15 millones de veces. Después se supo que no se trataba de una espontánea internauta, sino de una actriz neozelandesa que hacía parte de una campaña de expectativa para el lanzamiento de una película.

Y estos son sólo algunos de los casos más representativos, pero los nuevos famosos se cuentan por cientos. Esto habla del poder que han adquirido los videos divulgados por Internet. Para Roberth Smith, experto en marketing y posicionamiento de marcas, "el éxito de los sitios de videos compartidos radica en que son comunidades antiestablecimiento. Como Napster en su época, le permiten a la gente comunicar y compartir contenidos con sus propias condiciones. Sin grandes negociantes detrás diciéndoles qué quieren ver y oír", dijo a SEMANA.

A esto ha contribuido el crecimiento de la oferta de la banda ancha alrededor del mundo, con lo cual descargar videos ha dejado de ser una actividad tortuosa. Portales como YouTube, MySpace, Kazaa o Emule han capitalizado la rapidez en las conexiones y se han convertido en las páginas más visitadas de la red. Esto se suma al auge de las cámaras digitales y de los programas de fácil edición con los cuales los internautas no son simples consumidores de contenidos, sino que también los producen. Son lo que en inglés se conoce como prosumers.

Camilo Cogua, profesor de artes visuales de la Universidad Javeriana, le explicó a SEMANA que "la posibilidad de compartir video en Internet amplía los límites de la interactividad y la apropiación de contenidos de todo tipo, desde el discurso político hasta el 'gag' (situación cómica) audiovisual".

Por ahora, la única explicación posible para la fama de personajes como Édgar es que en Internet hay oferta para todos los gustos. Mientras la gente siga divirtiéndose con la caída de un niño y sus lloriqueos, con el ridículo ajeno o con las reflexiones de un anciano, muchas nuevas estrellas aparecerán en el firmamento de Internet.

VIDEOS MÁS VISTOS

  • "La creatividad no se puede comprar, se adquiere invirtiendo en educación"

    close
  • El abecé del duquismo

    close
  • "Creemos que incluso en los negocios, vivir feliz es muy importante'

    close
  • Colombianos en Harvard: "para llegar acá no hay que ser genio"

    close
  • "Los procesos judiciales no han refutado mis pruebas sino que las han enriquecido": Petro

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1896

PORTADA

El dosier secreto de las Farc

SEMANA revela explosivos detalles del más completo informe realizado sobre la historia, finanzas y los crímenes de la desmovilizada organización guerrillera.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1899

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.