Plantas medicinales, plantas, hierbas
Las plantas medicinales tienen una variedad de beneficios para el organismo tanto interna, como externamente. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Esta hierba mejora la salud hepática y ayuda a cuidar los riñones

No se deben usar remedios herbales sin antes hablar primero con un experto de la salud.

Los riñones filtran los desechos y el exceso de agua de la sangre, lo que se vuelve orina, de acuerdo con MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados.

También eliminan el ácido que producen las células del cuerpo y mantienen un equilibrio saludable de agua, sales y minerales (como sodio, calcio, fósforo y potasio) en la sangre. Sin este equilibrio, es posible que los nervios, los músculos y otros tejidos en el cuerpo no funcionen normalmente, según el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y del Riñón (que hace parte de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos).

Además, los riñones producen hormonas que ayudan a controlar la presión arterial, producir glóbulos rojos y a mantener los huesos fuertes y saludables.

No obstante, de acuerdo con el Instituto las probabilidades de tener enfermedad de los riñones aumentan con la edad y, entre más tiempo se haya padecido diabetes, presión alta, enfermedad cardíaca o un familiar cercano con algún problema de los riñones, hay mayor probabilidad de sufrir de la enfermedad de los riñones.

Por ello, el portal Mejor con Salud reveló que el té de boldo es ideal para la salud hepática, pues según el portal portugués de salud, nutrición y bienestar ‘Tua Saúde’ “la boldina, un antioxidante presente especialmente en el boldo chileno, y la forskolina y la barbatusina, presentes en el boldo brasileño, estimulan la producción de bilis por parte del hígado, ayudando a su funcionamiento”.

Asimismo, agregó que “los antioxidantes de la planta actúan como protectores hepáticos en casos de esteatosis hepática, que es el exceso de grasa en el hígado, previniendo síntomas como dolor de cabeza, náuseas y malestar general”.

En consecuencia, para preparar el té hay que hervir una taza de agua y agregar una cucharada de hojas de boldo y consumir pasados diez minutos.

De todos modos, antes de consumir algún alimento lo primero que hay que hacer es consultar al médico tratante o a un nutricionista para que sea este quien guíe el proceso e indique qué es lo más adecuado para cada persona, pues las anteriores recomendaciones no son las indicadas para todas las personas, ya que la información antes dada de ninguna manera sustituye la asesoría médica.

Por su parte, otra recomendación para cuidar los riñones es tomar agua, aunque el consumo diario de este líquido es diferente para los hombres y para las mujeres, puesto que existen diferencias entre la ingesta, pero por lo general la mayoría de los hombres necesita aproximadamente 13 tazas de líquido al día y la mayoría de las mujeres necesita aproximadamente nueve.

Sobre la misma línea, otras medidas que ayudan a cuidar los riñones son:

  • Elegir alimentos saludables. Lo ideal es incluir al menos 400 g (o sea, cinco porciones) de frutas y hortalizas al día, menos del 10 % de la ingesta calórica total de azúcares libres, menos del 30 % de la ingesta calórica diaria procedente de grasas y menos de cinco gramos de sal (aproximadamente una cucharadita) al día y la sal debería ser yodada.
  • Realizar ejercicio la mayoría de los días de la semana durante, por lo menos, treinta minutos.
  • Dormir lo suficiente. La mayoría de los adultos necesita de siete a ocho horas de sueño por noche para una buena salud y funcionamiento mental.
  • Dejar de fumar. El humo del tabaco contiene más de 60 sustancias químicas conocidas que causan cáncer y miles de otras sustancias nocivas.