Piña
Llevar una dieta sana es el paso más importante para desintoxicar el hígado. | Foto: ullstein bild via Getty Images

Vida Moderna

Esto es lo que le hace la piña al hígado

Incluir piña en la dieta aporta a la limpieza del hígado y el buen funcionamiento del colon.

28 de enero de 2024

Es importante mantener un adecuado funcionamiento del colon tomando agua de manera regular y consumiendo fibra vegetal. Incluir en la dieta especias y alimentos que contribuyan a la limpieza del hígado es beneficioso para la salud. Algunos alimentos son la cúrcuma, el boldo, el romero, la salvia, entre otros.

La cúrcuma tiene efectos antioxidantes
La cúrcuma tiene efectos antioxidantes. | Foto: Getty Images

De igual forma, productos naturales como las frutas y las verduras aportan fibra que ayudan al hígado a sacar del cuerpo las toxinas. Estos alimentos, además de aportar nutrientes y antioxidantes, contienen vitaminas y minerales necesarios para el funcionamiento normal del cuerpo.

Lechuga.
La verduras de hoja verde tienen grandes beneficios para la salud. | Foto: Getty Images

Algunos vegetales de hoja verde como repollo, lechugas, brócoli, espinacas, apio, etc., y frutas como la toronja, el mango, limones, la papaya, la naranja, la manzana y la piña, entre otras, son recomendadas por los médicos.

Hígado graso
El hígado graso se puede presentar por la ingesta de una alimentación inadecuada. | Foto: Getty Images/iStockphoto

Cuando la persona tome la decisión de llevar una dieta sana en la que las frutas y verduras tengan un papel principal y en que los alimentos industrializados, harinas y azúcares sean eliminados, habrá dado el paso más importante para desintoxicar el hígado. Además de limpiar este órgano, ayuda a desintoxicar el cuerpo y a fortalecer el sistema linfático.

Víctima de los malos hábitos

El hígado es una de las víctimas de los malos hábitos y uno de los órganos más importantes del cuerpo. Situado en la parte superior derecha del abdomen, es el encargado de purificar la sangre, convertir los alimentos en energía y producir bilis para ayudar a desdoblar las grasas en el intestino. Es capaz de limpiarse a sí mismo enviando las toxinas al intestino para su excreción.

Creativo
El consumo excesivo de bebidas azucaradas es un mal hábito para la salud. | Foto: Getty Images

Es un sistema perfecto, realizador de múltiples procesos vitales para el funcionamiento del organismo. También es el centro de la química corporal y regulador, entre otras funciones, de la cantidad de sangre en el organismo.

Obesidad, ejercicio físico
El hígado es una de las víctimas de los malos hábitos alimenticios. | Foto: Getty Images

No obstante su poder y potencia, es vulnerable a los malos hábitos de vida como la ingesta de sustancias tóxicas, medicamentos y licor. Al ingerir mucho de las sustancias mencionadas, la persona puede presentar cirrosis, hepatitis o enfermedad de hígado graso.

El consumo exagerado de azúcar también es perjudicial para la salud.

El consumo excesivo de grasas también genera una sobreexigencia de este órgano, lo que puede desencadenar en una inflamación o la obstrucción de los canales biliares, por eso recomienda una alimentación sana, con buen consumo de frutas y agua, y evitar las bebidas alcohólicas.

Otras recomendaciones

El trabajo normal del hígado, procesando las sustancias de los alimentos que las personas comen y beben diariamente, ya supone acumulación de toxinas. Pero además tiene que vérselas con el consumo de alimentos grasosos, procesados y de sustancias químicas como fármacos, todo esto terminará por saturarlo.

Por esta razón, limpiar el hígado dos o tres veces al año es lo ideal, tanto para mejorar la salud general del cuerpo, la calidad de órganos como la piel y una sana pérdida de peso.

La dieta diaria puede ayudar al hígado a limpiarse a sí mismo. Al evitar alimentos que contengan substancias artificiales, le será más fácil eliminar los tóxicos propios del metabolismo.

Hígado graso
El trabajo normal del hígado, procesando las sustancias de los alimentos que las personas comen y beben diariamente, ya supone acumulación de toxinas. | Foto: Getty Images/iStockphoto

Lo primero que debe hacerse es evitar los alimentos artificiales que contienen substancias difíciles de eliminar como los alimentos grasos, bebidas azucaradas, dulces, mariscos, bebidas alcohólicas y alimentos procesados, como las carnes frías, salchichas, jamones, tocinos que tienen conservadores y aditivos tóxicos.

Foto de referencia de salchichas, hamburguesas, papas fritas y ensaladas
Se debe moderar el consumo de embutidos. | Foto: Getty Images

Cuando estas sustancias permanecen en el cuerpo, causan alergias, inflamación, problemas de la piel y muchas enfermedades más.

Piel sana
La piel puede verse afectada por estos malos hábitos. | Foto: Getty Images

Es aconsejable limitar la proteína animal a solo una o dos veces por semana. Preferible las carnes blancas como el pollo y el pescado. Además de reducir el consumo de huevos y lácteos. No debe olvidar consumir fríjoles, nueces y semillas de calabaza, ajonjolí y girasol. El agua que sea natural o preparada en infusión de hierbas.

Al cocinar, utilice hierbas para resaltar los sabores de los alimentos naturales y para ayudar a la digestión de los alimentos. Sazone con ajo, cebolla, pimienta, jengibre, cilantro y perejil.

Cocinar
Se recomienda utilizar hierbas naturales para sazonar y disminuir la ingesta de sal. | Foto: Getty Images