Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/27/1995 12:00:00 AM

ESTRES E INFERTILIDAD

En muchos casos el éxito del tratamiento de fertilización para concebir un hijo depende más del sicólogo que del ginecólogo.

ESTRES E INFERTILIDAD ESTRES E INFERTILIDAD
QUIEN HAYA visitado el consultorio de un centro de fertilidad ha podido percibir el estrés que rodea a las parejas que están tratando de concebir un hijo. Eso fue lo que le sucedió al sicólogo Ron Drabman. Las enfermeras del centro vecino a su consultorio le comentaban sobre la cantidad de estrés que manejan los pacientes en tratamiento, un proceso que causa en muchas personas un sentimiento de fracaso. El especialista, conmovido, se ofreció a dictar dos cursos de manejo de estrés y relajación. "Sólo quería hacer algo amable para ayudarlos", dice. Sin embargo los cursos lograron mucho más de lo que él había imaginado: después del curso cuatro de las 14 parejas lograron concebir por medio de la fertilización in vitro. El resultado fue significativo. Se trataba de un 28 por ciento de las parejas, mientras que en el grupo de aquellas que no tomaron el curso el resultado de embarazos fue 6 por ciento.
En los últimos años los investigadores han gastado mucho tiempo tratando de comprobar algo que muchas parejas ya saben: que el sexo con horario, con tablas de temperatura y en medio de la angustia y la desilusión mensual de no obtener un embarazo causa altos niveles de estrés. Y lo que muchos han descubierto ahora es que ese estrés puede ser también una causa de infertilidad.
Según el biólogo Samuel Wasser, "el estado mental de la mujer juega un papel crucial en la fertilidad". El especialista de la Universidad de Washington realizó en 1993 un estudio que lo demostró. Sometió a un grupo de 40 mujeres con problemas de infertilidad a intensos exámenes para determinar sus niveles de estrés. El doctor Wasser comprobó la estrecha relación entre estos dos factores. Aquellas cuyo problema era puramente hormonal eran quienes reflejaban un más alto nivel de estrés. El resto de las causas se referían a problemas en los hombres o a anomalías anatómicas de la mujer.
La conclusión de Wasser es que el hipotálamo -que es la parte del cerebro que regula las hormonas que tienen que ver con la reproducción- es extremadamente sensible a cualquier tipo de tensión. El estrés, cualquiera que sea su razón, afecta la producción de hormonas. Sin la acción de una de ellas, el estrógeno, el óvulo no crece ni alcanza las trompas de Falopio. Y sin la acción de otra, la progesterona, el embrión no se implanta en el útero.
Pero esto no solo afecta a las mujeres. En los hombres también se da esta relación de estrés e infertilidad. La doctora Alice Domar, quien ha realizado en Boston estudios similares en hombres, ha observado que en algunos casos al iniciar el tratamiento el conteo de espermatozoides alcanza altos niveles (100 millones) y, al año y medio o dos años de tratamiento, la cantidad ha disminuido ostensiblemente (15 millones). Lo que esto significa es que por culpa del estrés el hombre pasa de una condición ideal a ser casi infértil.
Aunque los estudios muestran que los niveles de estrés pueden afectar negativamente a una pareja que se encuentra en tratamiento de infertilidad, la verdad es que poca importancia se le ha dado al problema. Los médicos están, al parecer, más preocupados de los adelantos de la biotecnología que del estado de ánimo de sus pacientes y de cómo una excesiva ansiedad por tener un hijo puede conducir al fracaso de los tratamientos para concebirlo.-

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com