Tendencias
- Foto: getty images

mascotas

Fascinante hallazgo: el mejor amigo del hombre llora de felicidad

Un estudio realizado en Japón comprueba que los perros lloran de felicidad

Los perros son animales extraordinarios y eso lo sabe cualquiera que tenga uno en casa. Su inteligencia y fidelidad están más que demostradas. Sin embargo, esta semana sorprendió otro hallazgo fascinante sobre ellos. Investigadores japoneses de la Universidad de Azabu analizaron ampliamente cómo funcionan sus emociones. “Los perros derraman lágrimas asociadas a las emociones positivas”, explicó el médico Takefumi Kikusui. “También descubrimos que la oxitocina es el posible componente que lo ocasiona”, agregó. La oxitocina también es conocida como la hormona materna o del amor, ya que actúa sobre los sistemas del cerebro relacionados con el refuerzo positivo, es decir, con el placer. Se sabe que incrementan la complicidad, el afecto y la confianza, como entre los seres humanos.

Cifra

44,41 % de los cánceres en el mundo se deben a un riesgo determinado.

- Foto: getty images

El tabaco y el alcohol son los primeros de la lista, según un estudio del Global Burden of Disease.

Salud

La Covid-19 y el cerebro

Un estudio realizado por The Lancet Psychiatry a 1,28 millones de personas mostró que quienes sufrieron covid-19 tenían más probabilidades de experimentar ansiedad. - Foto: getty images

Las investigaciones han demostrado las repercusiones de la covid en el sistema respiratorio. Pero poco se sabe de la injerencia de esta enfermedad en el cerebro. Un estudio realizado por The Lancet Psychiatry a 1,28 millones de personas mostró que quienes sufrieron covid-19 tenían más probabilidades de experimentar ansiedad y depresión que las personas que contrajeron un tipo diferente de infección respiratoria.

Hasta dos años después, las personas seguían teniendo un mayor riesgo de sufrir enfermedades como confusión mental, psicosis, convulsiones y demencia. Las personas infectadas con las variantes delta y ómicron tenían una probabilidad más alta de sufrir complicaciones neurológicas o psiquiátricas que quienes se habían infectado con otros tipos. Además, si bien entre los adultos hay más riesgo de padecer demencia, los niños tienen el doble de probabilidades de desarrollar epilepsia o convulsiones dentro de los dos años posteriores a la infección.

Ciencia

¡Pilas con ver mucha TV!

Felicidad
Durante una década se estudió a cerca de 150.000 personas de 65 años y se encontró que mientras más tiempo pasaban los adultos mayores frente al televisor, mayor era la probabilidad de padecer demencia. - Foto: Getty Images

El vínculo entre la salud mental y la actividad física es innegable. Sin embargo, el sedentarismo no es el problema de base. El problema es la actividad que usted realice mientras está sentado o recostado. Así concluyó un estudio realizado por varios investigadores de universidades de Estados Unidos y publicado en la revista científica PNAS.

Durante una década se estudió a cerca de 150.000 personas de 65 años y se encontró que mientras más tiempo pasaban los adultos mayores frente al televisor, mayor era la probabilidad de padecer demencia. Estar muchas horas viendo televisión aumentaba las posibilidades hasta en 40 por ciento. Según argumentan los científicos, esta actividad no involucra un reto cognitivo alto, en comparación con el computador, que implica exigencia mental. Además, el estudio mostró que hacer actividad física podría implicar menor riesgo de padecer alzhéimer.

Universo

Júpiter impresionante

El telescopio espacial James Webb, de la Nasa, sigue sorprendiendo al mundo. - Foto: AP

El telescopio espacial James Webb, de la Nasa, sigue sorprendiendo al mundo. Ahora generó fascinación al descubrir imágenes de Júpiter, el planeta más grande del sistema solar. “Es realmente notable que podamos ver detalles sobre Júpiter junto con sus anillos, sus diminutos satélites, e incluso galaxias, en una sola imagen”, afirmó Imke de Pater, una de las astrónomas del proyecto.

Incluso, se puede detallar uno de los enigmas de ese planeta: la Gran Mancha Roja, una tormenta más grande que la Tierra. Al lado de sus anillos se ven perfectas sus lunas, Amaltea y Adrastea. El telescopio lleva en órbita desde diciembre de 2021. El trayecto hasta Júpiter tardó más de un mes. Gracias al trabajo de más de 10.000 personas, la humanidad ha podido ver el cosmos como nunca antes.